Mostrando entradas con la etiqueta CEDA EL PASO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CEDA EL PASO. Mostrar todas las entradas

domingo, 28 de junio de 2020

CEDA EL PASO


ALARDEA, QUE ALGO QUEDA



No, no me he equivocado. Sé que la expresión conocida por todos, y recogida en los textos y en el refranero, dice otra cosa: “Calumnia, que algo queda” y precisamente por ahí vamos a comenzar. Ese dicho llegó a nosotros de la pluma del escritor y filósofo inglés Francis Bacon. En su obra “De la dignidad y el crecimiento de la ciencia”, publicada en el siglo XVII, aparece de la siguiente manera: “Calumniad con audacia; siempre quedará algo”. Y para concluir esta introducción, debemos decir que Bacón bebió en la fuente de un antiguo dicho latino.

domingo, 14 de junio de 2020

CEDA EL PASO


                                 REITERACIÓN DEL ERROR



Un buen amigo, paisano, algo pariente y compañero de trabajo durante unos quince años acostumbra a leer mis artículos quincenales. Siempre me envía por correo electrónico o por WhatsApp algunos comentarios en los que pone de manifiesto su erudición y vasto conocimiento de la lengua latina. Después de leer la columna “¿Rectificar no es de sabios?”, me remitió la siguiente expresión: “Cuiusvis hominis est errare: nullius, nisi insipientis, in errore perseverare”. Además, me lo tradujo para que no hubiese ninguna duda: “Es propio de todo hombre errar, de ninguno, a no ser de un estúpido, perseverar en el error”. Al parecer la frase se debe a Cicerón, siglo I a.C., que fue jurista, político, filósofo, escritor y orador romano… Casi nada.

domingo, 31 de mayo de 2020

CEDA EL PASO


                                  LA PROYECCIÓN PSICOLÓGICA




La proyección psicológica es ver en los demás nuestros propios defectos. Como se supone que, en términos generales, todos tenemos defectos y virtudes, es llamativo que, en este caso, nuestras virtudes no las vemos en los demás, solamente vemos los defectos. Por este motivo podemos considerar la proyección psicológica o simplemente proyección como una patología, un síntoma de baja autoestima. En realidad con esta actitud lo que pretendemos es desplazar nuestro sentimiento de culpa a una causa externa, trasladar a otros la responsabilidad de lo que ha salido mal por un fallo nuestro y proteger nuestro ego… Algunos estudiosos llaman a  esta patología “efecto espejo”.


domingo, 17 de mayo de 2020

CEDA EL PASO


¿RECTIFICAR NO ES DE SABIOS?



Alexander Pope, por su poesía satírica filosófica y moral fue uno de los poetas ingleses más reconocidos del siglo XVIII. Algunos lectores dirán que es la primera vez que tienen noticias de este autor, sin embargo yo me atrevería a asegurar que todos han escuchado o leído alguna vez una frase o parte de ella que se debe a este poeta: “Errar es de humanos, perdonar es divino, rectificar es de sabios”. A mí, personalmente, me parece una frase muy afortunada. Y pienso que no solamente no es malo equivocarse, sino que, a veces, resulta el mejor de los aprendizajes, aunque a algunos les provoque gran incomodidad admitir los errores y, más aún, rectificar.

domingo, 3 de mayo de 2020

CEDA EL PASO


                                             BULOS



El bulo, según el diccionario de la RAE, es “una noticia falsa propalada con algún fin”. Indudablemente, el fin que se persigue es que sea percibida como una noticia verdadera. Lo podemos encontrar en los medios de comunicación: audiovisuales o escritos, aunque es Internet el medio más popular, consiguiendo su mayor impacto en los foros, redes sociales y en las cadenas de mensajes. Comparte significado con los anglicismos hoax y fake. No está considerado como un fraude, pero su divulgación masiva puede convertirlo en un elemento enormemente destructivo que, en ciertas ocasiones, se propaga con la clara intención de beneficiar o perjudicar a alguna persona, institución o marca de automóviles; en este último caso, suele conllevar fines lucrativos y competencia desleal.

domingo, 19 de abril de 2020

CEDA EL PASO


                                               EL SEAT 600


El joven camina por la poblada acera en dirección al concesionario. Un hombre de unos cuarenta años con las sienes plateadas, traje impecable y corbata ancha con un grueso nudo ajustado al cuello de su blanca camisa, lo recibe en la amplia puerta acristalada. En el interior, los vehículos de ocasión están alineados en perfecto orden. Una mezcla de colores y modelos de distintos tamaños dan al recinto un pulcro y esmerado aspecto. El corpulento vendedor apoya la mano en el hombro del chico y lo dirige a un pequeño vehículo de color blanco. Es un utilitario muy sencillo que apenas supera los tres metros de largo y que pesa alrededor de 600 kilos; tiene una carrocería de chapa prensada, línea suave y excelente aerodinámica. El motor está situado tras el eje trasero, la caja de cambios dispone de cuatro velocidades y la marcha atrás, y la velocidad máxima que refleja el cuentakilómetros es de 110 km/h. Viene equipado con un espejo retrovisor en el interior y otro en el lado izquierdo del conductor… Es el Seat 600 que, aunque de reducido tamaño, se ha convertido en el coche familiar por excelencia de la época.


domingo, 5 de abril de 2020

CEDA EL PASO


FANES




El diccionario de la RAE define al fan como “admirador o seguidor de alguien” en su entrada 1 y “entusiasta de algo” en su entrada 2. Ciertos estudiosos amplían esa definición elevándola hasta la categoría de fanatismo fan es en realidad un anglicismo, acortamiento de fanatic (fanático). Los fanes según la Real Academia, aunque a determinadas personas les suene mal esta palabra de alguien o de algo constituyen el fandom (fanaticada o hinchada en castellano). Algunos ponen de manifiesto su afición o entusiasmo enrolándose en un club, una asociación, o un grupo de amigos de la persona o cosa que admiran. Aunque el término se utiliza con más frecuencia en el deporte o en la música, podemos hacerlo extensible a cualquier pasatiempo, a cualquier líder político e incluso a cualquier objeto… Termino el párrafo con un botón de muestra: “Amigos del 600”.

domingo, 22 de marzo de 2020

CEDA EL PASO


TIEMPOS DIFÍCILES



Me gustaría que las cosas fuesen de otra manera, que se tratase de un mal sueño de esos que terminan en un agitado despertar. Pero cuando salgo a la terraza que da a la carretera para levantar las persianas y escucho el sonido de las poleas que recogen las cintas, apenas interrumpido por el ruido de los motores de los pocos vehículos que transitan, alternando con largos silencios; cuando no veo un alma por la amplia acera o, si acaso, atisbo el caminar tranquilo de un una esbelta mujer que sigue a un lanudo perro al que lleva sujeto con una correa extensible; cuando sé que, un día más, tendré que permanecer en el dulce hogar que ya se está volviendo amargo, no tengo más remedio que escribir sobre el maldito coronavirus. Esa pandemia que se ha ensañado con la humanidad y que está vendiendo cara su derrota.

domingo, 8 de marzo de 2020

CEDA EL PASO


                              
                        POR TIERRAS ANDALUZAS



Una mujer de cuerpo menudo, tez morena y ojos vivarachos conduce el autobús que llega al punto de partida  diez minutos antes de la hora acordada. Con una leve sonrisa y voz aterciopelada nos invita a dejar el equipaje en el maletero y a ocupar nuestros asientos. Mientras nos afanamos en colocar las maletas, van llegando los demás viajeros y, cuando todos los que nos subimos en la primera parada estamos ubicados en nuestros correspondientes sitios, la conductora pone el vehículo en marcha para continuar su recorrido por los distintos puntos de recogida hasta completar el autocar. Antes del amanecer, vamos camino de la ciudad de Loja (20.000 habitantes) en la provincia de Granada. En el trayecto, la parada de rigor para el reparador desayuno y la necesaria visita a los servicios.

domingo, 23 de febrero de 2020

CEDA EL PASO


CONTROLES DE VELOCIDAD




Una carretera curvilínea separa las poblaciones onubenses de Hinojos y Almonte. El agradable olor de los pinos deja una fragancia que penetra por las ventanillas abiertas del Simca 1000 que se dirige a la playa de Matalascañas. El tórrido día de agosto obliga a bajar los cristales… Es el aire acondicionado de la década de los 70 en casi todos los vehículos. Después de la obligada travesía por la población almonteña, enfilo la carretera de la costa y veo una señal que me indica el final de la limitación a 60 km/h. Voy acelerando progresivamente, pero, ¡oh sorpresa!, de nuevo aparece la prohibición de 60, y aunque levanto el pie del acelerador y pico el freno, no sé si he sido respetuoso con la sorpresiva placa… De pronto, otra sorpresa, la Guardia Civil de Tráfico me hace las correspondientes indicaciones para que detenga el vehículo.

¿No ha visto usted la señal de limitación de velocidad?  dijo uno de los agentes.

Para no entrar en innecesarios detalles del diálogo mantenido con la Benemérita, les diré que me sancionaron con una cantidad que, francamente, no recuerdo.

domingo, 9 de febrero de 2020

CEDA EL PASO


EVOLUCIÓN



Verano de la década de los 50. A las ocho de la tarde el calor ha amainado y varios niños, de entre cinco y nueve años, juguetean alegres con su blanca pelota de goma en la plaza del pequeño pueblo habitado por unas dos mil personas. El improvisado campo de fútbol se asemeja a un cuadrilátero trapezoidal con solería de cuadritos blancos y anaranjados. Tres bancos de piedra, ubicados en cada uno de los lados más largos de la irregular figura geométrica, sirven de línea de banda, y en los lados más cortos, a los que se sube por dos escalones, están las porterías con sus postes de piedras. Los bancos están ocupados por hombre mayores que conversan y miran las carreras de los pequeños. A un lado de la plaza, una angosta calle no permite más que el paso tranquilo de los transeúntes. Al otro lado, está la calle Ancha por la que transitan los campesinos que vuelven de las tareas agrícolas con sus asnos, sus mulos y sus carros.

domingo, 26 de enero de 2020

CEDA EL PASO


                                           DESDE MI ATALAYA



Estoy sumido en una sensación extraña, como si me hubiera liberado de una atadura de la que no era totalmente consciente. No lo he hecho todo por obligación, pero durante más de tres años, el último con mayor intensidad, he estado envuelto en un compromiso que,  en algunas ocasiones, lo he puesto por encima de mis intereses personales, aunque yo también haya recibido mi cuota de beneficio. Nadie me lo ha exigido, lo he realizado con gusto y satisfacción, pero lo cierto es que, a causa de ese ajetreo, hoy y en este momento  he recordado que aún no he escrito el artículo que verá la luz el próximo domingo 26 de enero en la revista digital TODOMOTOR… No sé por dónde comenzar,  y como suelo entregarlo unos días antes de su publicación en las redes, compruebo que me queda poco tiempo para pergeñarlo y no perder la buena costumbre de ser puntual a mi cita quincenal.
-

domingo, 12 de enero de 2020

CEDA EL PASO


                               “NO DIGAS QUE FUE UN SUEÑO”


                               

Aunque su lema oficial fue “La Era de los Descubrimientos”,  el título de este artículo también se utilizó para referirse a la Exposición Universal de Sevilla de 1992, conocida como “Expo 92” o “la Expo”. Tuvo una duración cercana a los seis meses: comenzó el 20 de abril y finalizó el 12 de octubre, fecha del V Centenario del Descubrimiento de América, y el escenario del magno acontecimiento fue el recinto de la Isla de la Cartuja.

domingo, 29 de diciembre de 2019

CEDA EL PASO


DANDO EJEMPLO




El cielo gris de una mañana templada se oscurece y las gotas de lluvia comienzan a mojar el suelo, los cabellos, las cazadoras, los chaquetones, los jerséis, las camisas… Los cambios de temperatura propician un variopinto vestuario… “Con este tiempo no sabes qué te vas a poner”. Algunos corren a cobijarse de la lluvia que va aumentando su espesor, otros, más precavidos, abren sus paraguas casi al mismo tiempo ofreciendo una multicolor coreografía, todos aceleran el paso… “Qué engorro de lluvia, si no fuera por la falta que hace”. Una mole de color carmín se detiene en la parada. Los usuarios comienzan a subir la escalerilla y van cerrando el paraguas que deja caer un fino hilillo de agua. Los agudos pitidos de la máquina validadora, el chasquido de los zapatos mojados, el crujir de los asientos, el carraspeo de las secas gargantas, algún esporádico estornudo son los sonidos inevitables del interior del autobús en una jornada lluviosa.

domingo, 15 de diciembre de 2019

CEDA EL PASO


                              ESPECTÁCULO DIFUMINADO





Suelo mojado, temperatura fría, día de niebla… Visión algo difuminada de los altos edificios de viviendas, de los gruesos árboles de la acera, de los cuerpos que se cruzan en el camino, de los coches aparcados y de los que circulan por la calzada. Si la necesidad obliga a coger el vehículo para realizar una urgente gestión, la escasa nitidez aconseja ser previsores en aras de la seguridad. Hay que ser prudentes, más prudentes aún que un día despejado. La poca frecuencia de este meteoro en nuestra zona, no exime de conocer todas las precauciones  que se deben tomar cuando se presenta la ocasión. Es obligatorio conocer las normas y, naturalmente, cumplirlas.

domingo, 1 de diciembre de 2019

CEDA EL PASO


                                  VIEJAS COSTUMBRES



Fría mañana otoñal. Un tenue sol se asoma con timidez entre los multicolores bloques de pisos. Envueltos en los chaquetones, caminamos sin prisas…  las manos buscan el calor de los bolsillos. Una pelusilla blanca adorna las mustias hierbas, los coches se cubren con una capa de rocío, las hojas de los árboles, con su apagado color marrón, alfombran la solería de la amplia acera. El pequeño cuerpo de un bebé, que lleva la cabeza cubierta con un gorro de lana azul, se acurruca en los brazos de una joven mujer. Un hombre de elevada estatura expele una bocanada de vaho y se ajusta su cazadora de cuero. Entramos en el garaje por la pequeña puerta de los peatones. Sentados en nuestros asientos, nos ajustamos los cinturones de seguridad. Giro de la llave y el motor se pone en marcha con un ruido suave… Maniobra y salida por la rampa que nos lleva, después del semáforo, la rotonda y la ronda Supernorte, a la autovía A-49, camino de Chucena en la provincia de Huelva.

domingo, 17 de noviembre de 2019

CEDA EL PASO


                     JOYAS RECÓNDITAS




Cuando suena la alarma del teléfono móvil son la cinco de la mañana. Con presteza, pero sin precipitación, vamos completando el equipaje de las dos pequeñas maletas de mano. Utensilios de aseo, ropa necesaria para una breve ausencia del hogar, cargadores, algunos comprimidos… Al mismo tiempo, ingesta de frutos secos, pan tostado, aceite de oliva, café con leche… Barba rasurada, dientes cepillados. Cerramos la puerta, bajamos la escalera del primer piso, cada uno con su trolley cogido por el asa. Cuando llegamos a la acera, desplegamos el tirador y comenzamos la marcha hasta la parada del autobús que nos llevará a la provincia de Badajoz. Después de una breve espera, compartiendo los saludos matinales, asoma el autocar a las seis y media en punto… Hora acordada con la agencia de viajes.

domingo, 3 de noviembre de 2019

CEDA EL PASO


                                          “LA VIDA SIGUE IGUAL”




El hombre despierta, mira hacia la luz de la máquina de CPAP terapia de tratamiento más común para los pacientes diagnosticados con apnea del sueño, se incorpora para expeler el líquido acumulado en la vejiga, pulsa la luz del teléfono móvil que refleja las cuatro y media de la madrugada. Una bola de gases le aprieta la boca del estómago…

Carlos, Carlos… —Es la voz de su esposa: angustiada, temblorosa y entrecortada por los sollozos.

La mujer  se arrodilla en el suelo y acaricia la cara de su esposo, intenta reanimarlo y le pregunta con la incertidumbre de quien no sabe si habrá respuesta…

—Carlos, ¿qué te ha pasado?

Al cabo de unos segundos que se le antojan eternos, escucha con alivio una desorientada y débil voz…

—¿Qué pasa? ¿Por qué estoy en el suelo?

domingo, 20 de octubre de 2019

CEDA EL PASO


CRUCERO



Tarde calurosa, calles desiertas, pasos acelerados buscando la sombra de los desvaídos árboles, de las altas paredes de los edificios, del portal del bloque. No, no estamos en verano. Ya hace días que llegó el otoño, que pasó el Veranillo de San Miguel o Veranillo del Membrillo se recoge la fruta del membrillero, aprovechando su maduración por las altas temperaturas… Alivio térmico al entrar en la vivienda. Acerco a mis labios secos la pequeña botella de agua, descorro la cortina y me acomodo en la silla giratoria. Conecto el ordenador portátil y abro la carpeta de fotografías. De tarde en tarde, repaso acontecimientos familiares, reuniones de amigos, eventos culturales, o me veo inmerso en el recuerdo de algún  viaje…

domingo, 6 de octubre de 2019

CEDA EL PASO


                                 NIEGAN…, LUEGO AFIRMAN



                            

Las figuras retóricas o literarias son una serie de giros del lenguaje que se emplean para embellecer los discursos orales o escritos y, en este artículo, les voy a hablar de la atenuación o lítotes —recibe otros nombres, pero quiero ser conciso—. Esta figura retórica tiene mucho que ver con la ironía y el eufemismo, y consiste en afirmar algo negando lo contrario de lo que se afirma. Por ejemplo, si veo que alguien ha hecho una tontería, puedo decirle: “No has estado muy inteligente con tu actitud”… Si quiero afirmar a algún conocido que su hermana es fea, puedo atenuarlo con la expresión: “Tu hermana no es muy guapa”. Confieso que, en algunas ocasiones, he recurrido a esta figura retórica, porque lo he juzgado conveniente para limar asperezas.