viernes, 11 de mayo de 2018

10 VIAJES INCREÍBLES POR UN EURO… O MENOS


Descubrir algunos de los lugares más bonitos del mundo es posible a un precio muy asequible.

A través de la web y app de DriiveMe se puede alquilar un vehículo por solo un euro y recorrer toda Europa.

Pasar unas vacaciones de ensueño y recorrer algunos de los lugares más recónditos del planeta no tiene por qué ser misión imposible para nuestro bolsillo. En ocasiones, protagonizar una gran aventura es mucho más asequible de lo que imaginamos y se pueden vivir grandes experiencias por un euro… o menos.


Con DriiveMe puedes viajar por ese precio por toda la geografía española, incluso Portugal, Francia e Italia, alquilando un coche para realizar un trayecto determinado por solo un euro. Además, estos recorridos se pueden hacer sin coste alguno, pues invitamos a los usuarios a compartir el viaje en plataformas de movilidad como Blablacar o Amovens, para que se compartan los gastos de combustible y peajes entre varias personas.

Esta es una opción, pero no la única para vivir una experiencia inolvidable por el precio de un café. A continuación, una lista con las mejores que hemos encontrado.

1. Teleférico El Salto, Colombia (3.000 pesos: 0,70 euros).

Este increíble lugar se sitúa a las orillas del río Guadalupe, en la región de Antioquia. Es el teleférico más inclinado de Latinoamérica y su paisaje muestra grandes saltos de agua entre impresionantes paredes montañosas.



2. Viaje de tren en La India (80 rupias: 1 euro).

Un recorrido en tren en La India es inolvidable por los paisajes, las gentes y sus costumbres. Es un modo idóneo de sumergirse en las costumbres locales y vivir una experiencia inolvidable. Eso sí los trenes suelen ir atestados de personas, hasta el punto que muchos viajan en el techo de los vagones y en los lugares más insospechados.



3. Paseo en barca por el Lago Victoria, África (menos de 1 euro).

El segundo lago de agua dulce más grande de la Tierra baña las costas de Uganda, Tanzania y Kenia.  En sus costas hay muchos poblados de pescadores, que suelen estar encantados de dar paseos en barca a los turistas a cambio de una propina.



4. Trayecto en Jeepney por Manila (20 pesos: 0,3 euros).

Un Jeepney es un taxi colectivo  uno de los medios de transporte más populares de las Islas Filipinas e incluso un símbolo de su cultura y arte populares de ese país, por sus cuidadas y llamativas decoraciones. El precio depende del trayecto y puedes acceder a uno de ellos en cualquier lugar.



5. Un billete sencillo en el metro de Moscú (55 rublos: 0,80 euros).

El metro más bonito del mundo, también conocido como el “palacio subterráneo”, se creó en la época soviética y fue un símbolo del triunfo del proletariado. Es el primero del mundo por densidad de pasajeros y el medio más eficaz de recorrer Moscú, además de un atractivo turístico al alcance de todos los bolsillos.



6. Un viaje en autobús urbano por Beijing (2 yuanes: 0.26 euros).

El autobús es el medio de transporte más barato de la ciudad china y nos permite ver los diferentes barrios de la ciudad desde un punto de vista confortable y privilegiado. Eso sí, debes llevar un buen mapa a mano para decidir qué ruta escoger, porque cuenta con más de 800 líneas disponibles.



7. Un paseo por Kathmandu en un Auto Rickshaw (menos de un euro).

Aunque el precio es negociable, por aproximadamente un euro puedes vivir la experiencia de recorrer en un pequeño triciclo motorizado los alrededores de la mítica ciudad de Nepal, que está repleta de templos y palacios budistas e hinduistas.



8.  Alquilar una bici en Shanghái (0,20 € / hora).

Las bicis son muy populares en China y hay muchos servicios de alquiler que se gestionan a través de una app móvil, por lo que su uso es muy fácil para turistas. Además, el nuevo sistema permite dejar la bici en cualquier parte y desbloquear el candado con un solo clic. A golpe de pedal podremos visitar sus templos y el área de rascacielos del Pudong.



9. Bicitaxi en Vietnam (0,60 € la hora).

Si viajas al país asiático no puedes dejar pasar la oportunidad de recorrer las abarrotadas calles de Hanoi en uno de sus llamativos bicitaxis, que son la forma más rápida –y económica- de ir de un lugar a otro en una ciudad que destaca por su arquitectura centenaria y su rica cultura de influencia china, francesa y del sudeste asiático.



10. Madrid- París en coche (un euro).

Es uno de los recorridos que ofrece la plataforma DriiveMe para alquilar un coche. Los costes de gasolina y peajes se pueden compartir con otras personas que deseen realizar el mismo trayecto publicando el viaje en plataformas de carsharing como Blablacar o Amovens.





¿Cómo funciona DriiveMe?

DriiveMe es un punto de encuentro entre las agencias de alquiler, que necesitan mover sus vehículos para devolverlos a sus estaciones de origen; y los usuarios particulares que buscan alquilar un vehículo a un precio reducido. Los hermanos Alexandre y Geoffroy Lambert lanzaron DriiveMe en Francia en 2012; y el tercero de los hermanos, Constantin, llevó el servicio a España y Portugal en 2017.

La plataforma DriiveMe está disponible en Internet y vía App. El proceso de alquilar un coche es muy similar al de un alquiler normal: el conductor se da de alta en la plataforma, elige el vehículo, la fecha y la hora en la que va a recogerlo, entre las opciones disponibles. Una vez ha reservado la ruta, por el simbólico precio de 1 euro, lo único que tendrá que pagar son los peajes (si los hubiera) y el combustible.

Si ninguna oferta se corresponde con los deseos del usuario, éste tiene la opción de crear su propia alerta personalizada, y será avisado cuando el trayecto esté disponible en DriiveMe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario