miércoles, 14 de diciembre de 2016

EL FUNDADOR DE SKYPE INVIERTE EN UN 'COCHE VOLADOR' CON DESPEGUE VERTICAL Y UNA VELOCIDAD DE 300 KM/H

El fondo de capital riesgo Atómico, creado por el cofundador de Skype, Niklas Zennström, ha invertido 10,7 millones de dólares en la startup Lilium Aviation para apoyar su proyecto de coches voladores capaces de despegar y aterrizar verticalmente.



La inversión, anunciada en el 'TechCrunch Disrupt' de Londres, tiene como finalidad impulsar un proyecto con el que esta joven compañía pretende revolucionar el transporte. Para ello, su propuesta es un vehículo a medio camino entre el coche y el avión, uniendo el tamaño del primero y las ventajas del transporte del segundo, y 100% ecológico. Este contará con dos plazas para pasajeros y será capaz de viajar a una velocidad crucero de hasta 350 km/h gracias a sus 36 ventiladores eléctricos dirigibles, repartidos por las alas y el frontal del vehículo, y capaces de generar hasta 435 CV de potencia así como conceder una autonomía cercana a los 300 km. Asimismo estará fabricado con materiales ligeros, alcanzado un peso de 400 kg, y permitirá una carga máxima de 200 kg.

Este producto es el fruto de un trabajo que comenzó gestarse en febrero de 2015 por medio de cuatro estudiantes de ingeniería y diseño espacial de la Universidad Técnica de Múnich. Posteriormente, la Agencia Espacial Europea (ESA) apoyó económicamente su desarrollo y la empresa ha crecido desde entonces hasta contar en la actualidad con 35 ingenieros y diseñadores.



El objetivo de Lilium Aviation es relevar a los coches y autobuses actuales como el medio de transporte de la sociedad. Además, pretenden democratizarlo poniéndolo al alcance de todos los bolsillos, pues afirman que el precio de sus trayectos será similar al del coche compartido de hoy en día.

Las primeras pruebas reales se llevarán a cabo en 2017, no obstante, por el momento no tienen fecha fija ni sede para comenzar con la producción. En cuanto a la viabilidad de este medio de transporte, aseguran que "miraron que se podía certificar con la legislación vigente".


Por tanto, lo único que queda por conocer es la fecha exacta en la que se convertirá en una realidad y si conseguirá ganarle la partida a PAL-V Liberty, la empresa holandesa que promete coches voladores para 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario