viernes, 13 de enero de 2017

LA EUROCÁMARA VOTARÁ EL INFORME PRELIMINAR SOBRE EL CASO VOLKSWAGEN EL 28 DE FEBRERO

La comisión del Parlamento Europeo que investiga el escándalo de los dispositivos manipulados de Volkswagen para falsear los registros de emisiones contaminantes en sus motores diesel someterá a votación el informe preliminar el próximo 28 de febrero, mientras que el pleno de la Eurocámara lo debatirá en la sesión de abril.


Así lo ha anunciado este jueves el vicepresidente de la comisión europarlamentaria, el belga Mark Demesmaeker, que ha detallado que el plazo para presentar las enmiendas al estudio finalizará el 18 de enero y que la comisión las examinará el 9 de febrero. Posteriormente, el voto en el seno de la comisión tendrá lugar el día 28 del mismo mes y el pleno de la Eurocámara debatirá el asunto en abril.

El informe preliminar de la comisión de investigación fue presentado en diciembre del pasado año y concluye que el engaño fue posible porque tanto la Comisión Europea como los Estados miembros "no cumplieron con sus obligaciones" para vigilar a los fabricantes.

En efecto, el eurodiputado del PPE Jens Gieseke, uno de los dos ponentes del informe, ha incidido durante el debate de este miércoles en que "no sólo se puede culpabilizar a la Comisión. "Es difícil entender por qué se ha tardado tanto en aplicar nuevos procedimientos de medición de emisiones en conducción real, y aquí la culpa no sólo es de la Comisión", ha insistido.

En su opinión, existe "un gran potencial de mejora" entre los países del bloque comunitario, que tienen que "optimizar" su trabajo, en especial aquellos Estados que son responsables de la homologación tipo.

El otro ponente del estudio, el liberal Gerben-Jan Gerbrandy, ha afirmado que las conclusiones del informe son "duras" en cuanto al Ejecutivo comunitario pero "sobre todo" en lo relativo a los socios comunitarios. "Si hay que sacar una conclusión general, es que el sistema que hemos creado para la aprobación de vehículos en Europa no ha funcionado", ha manifestado.

En este sentido, Gerbrandy ha señalado que "las responsabilidades a nivel europeo y a nivel nacional no se han asumido correctamente", por lo que ha abogado por "modificar el sistema actual".

Por su parte, el eurodiputado del PSOE José Blanco ha asegurado que el informe contiene un análisis "razonado y equilibrado", al mismo tiempo que ha asegurado que, aunque las responsabilidades quedan repartidas "de manera razonada" entre los países y Bruselas, "de poco o nada sirve a los ciudadanos el reparto institucional de la responsabilidad".

A su juicio, es necesario avanzar hacia una legislación "más homogeneizada" y hacia una ejecución "más rigurosa" de esta normativa "conforme a un sistema de sanciones eficaz". "El hecho demostrado de que países como el mío, España, actuara para retrasar los ensayos en condiciones reales de conducción debe combatirse mediante una normativa más rigurosa en este ámbito, también por lo que se refiere a los dispositivos de desactivación", ha añadido.

Según el informe preliminar, varios Estados miembros, entre ellos España, Francia e Italia, intercedieron en distintos momentos para retrasar dicha revisión y permitir así que se siguieran aplicando controles más laxos.


Precisamente a principios de diciembre, la Comisión Europea anunció la apertura de un expediente sancionador contra España y otros seis países de la UE, al considerar que no tomaron las medidas adecuadas para detectar y sancionar las irregularidades del fabricante alemán en su territorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario