miércoles, 11 de enero de 2017

DINÁMICO Y EMOCIONAL: EL NUEVO AUDI SQ5 3.0 TFSI

Estreno mundial en Detroit: el nuevo tope de gama de la familia Q5
Motor 3.0 TFSI con 354 CV (260 kW) y 500 Nm
El SUV deportivo acelera de 0 a 100 km/n en 5,4 segundos
Madrid, 9 de enero de 2016 – Audi presenta el nuevo Audi SQ5 en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit. La versión más deportiva de la familia Q5 hace gala más que nunca de la practicidad de un SUV con lo último en tecnología. Su motor 3.0 TFSI con turbocompresor ofrece un poderoso rendimiento combinado con una destacada eficiencia.


El motor 3.0 TFSI
El Audi SQ5 equipa un motor V6 TFSI de 2.995 cc con una potencia de 354 CV (260 kW). Fabricado en aluminio, el motor turboalimentado entrega un par constante de 500 Nm entre 1.370 y 4.500 rpm. La aceleración de 0 a 100 km/h se completa en 5,4 segundos, mientras que la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h. En el ciclo NEDC, el nuevo Audi SQ5 3.0 TFSI consume sólo 8,3 litros de combustible cada 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 189 g/km. Comparado con su predecesor, esto supone una reducción de 13 g/km.

Nuevo proceso de combustión: mayor eficiencia
Un nuevo proceso de combustión desarrollado por Audi hace que el 3.0 TFSI resulte particularmente eficiente. Se basa en el llamado proceso de “ciclo B” combinado con inyectores de alta presión situados en el centro de las cámaras de combustión. Con una fase de compresión acortada artificialmente, el ciclo B permite utilizar relaciones de compresión significativamente mayores. Junto a una fase de explosión relativamente más larga que la de compresión, esto permite una mejor combustión y, por lo tanto, aumenta la eficiencia del motor.

Bajo carga parcial, el sistema Audi valvelift permite una duración muy corta de la apertura de las válvulas de admisión de 130 grados de ángulo para el árbol de levas, junto a un cierre anticipado de las válvulas de admisión, lo que acorta la fase de admisión del motor. Con cargas más altas, el sistema cambia a un contorno del árbol de levas que permite tiempos de apertura más largos y mayor carrera de las válvulas. El motor funciona con una relación de compresión normal y con un rendimiento máximo.

Turbocompresor: con tecnología twin-scroll
El turbocompresor, que sustituye al compresor mecánico utilizado en el motor anterior, funciona según el principio twin-scroll. Los gases de escape procedentes de las dos bancadas de cilindros fluyen de forma separada por el colector de escape y en la carcasa del turbocompresor, y sólo se unen al llegar a la turbina. Esta tecnología mejora el flujo de gases de escape de cara a conseguir una respuesta más instantánea de la turbina, y resulta un factor clave en la poderosa y rápida entrega del par motor.

El turbocompresor se ubica entre las dos bancadas de la V a 90 grados que forman los cilindros, por lo que el lado del escape está en la parte interior y la admisión en el exterior. Esta disposición permite una construcción compacta y recorridos de los gases muy cortos, con mínimas pérdidas de flujo, por lo que el 3.0 TFSI responde de manera extraordinariamente espontánea y directa.

Peso reducido: ahorro de 14 kg
El motor V6 TFSI pesa sólo 172 kilogramos, lo que supone una reducción de 14 kilogramos respecto al anterior motor con compresor. Fabricado con una aleación de aluminio mediante un complejo proceso de fundición en arena, el bloque cuenta con las camisas de los cilindros integradas, realizadas en fundición gris. En combinación con los segmentos de nuevo desarrollo para los pistones, se reduce la fricción.

Otro módulo de eficiencia: innovadora gestión térmica
El bloque y la culata cuentan con circuitos de refrigeración independientes. Tras un arranque en frío, la bomba de agua controla el flujo del refrigerante a través del motor de forma que el aceite alcance su temperatura óptima de funcionamiento lo antes posible. El colector de escape está integrado en la culata y bañado en refrigerante, otra medida que ayuda al motor a calentarse rápidamente. Cuando el motor está caliente, el sistema reduce la temperatura del escape. Como resultado se consigue un menor consumo de combustible, especialmente en conducción deportiva.

Dinámica de conducción
Un suave y rápido cambio tiptronic de ocho velocidades transmite la potencia en el nuevo Audi SQ5. Las marchas inferiores cuentan con relaciones cortas y deportivas, mientras que el desarrollo en las marchas superiores es largo para reducir el régimen de giro del motor y el consumo de combustible. Siempre que se active la función en el Audi drive select, la transmisión conecta de forma automática el modo de marcha por inercia tan pronto como el conductor levanta el pie del acelerador cuando se circula a velocidades entre 55 y 160 km/h, para una mayor eficiencia de combustible.

La tracción permanente quattro contribuye al comportamiento deportivo. Durante la conducción normal el sistema distribuye la potencia del motor con un reparto ligeramente favorable al eje trasero. Cuando es necesario, manda potencia al eje delantero para mejorar la tracción. El sistema de control selectivo de par está activo sobre cualquier superficie. Al abordar una curva en conducción deportiva esta función de software se encarga de aplicar ligeramente los frenos a las ruedas interiores para que el coche se inscriba en la curva de forma más precisa, haciendo que el comportamiento resulte neutral durante más tiempo, y que el manejo sea más ágil y estable.

El diferencial deportivo opcional optimiza aún más la respuesta al volante mediante la distribución activa del par en las ruedas traseras a través de dos etapas de superposición. Envía más par a la rueda exterior cuando se acelera en curvas de radio particularmente cerrado, haciendo que el SQ5 se muestre aún más ágil. El diferencial deportivo empuja literalmente al coche en la curva, eliminando el subviraje. Su gestión está integrada en el sistema Audi drive select, y se ejecuta a través de la unidad central de control, la plataforma de chasis electrónico.

La suspensión de cinco brazos en los ejes delantero y trasero establece las bases para el comportamiento deportivo del Audi SQ5. Su elaborado diseño proporciona mayor estabilidad al límite y combina agilidad con un gran confort. El sistema de amortiguación controlada electrónicamente ofrece una distribución particularmente amplia entre los tarados más confortable y más dinámico. La amortiguación adaptativa CDC (control continuo de la amortiguación) se integra en el sistema Audi drive select junto con el motor, la dirección, el cambio tiptronic y el diferencial deportivo opcional. Esto permite al conductor controlar las características del motor y de la suspensión en base a diferentes programas. La suspensión neumática S está disponible como opción. Permite al conductor adaptar no sólo la amortiguación, sino también la altura de la carrocería en función de cada situación de conducción.

La nueva dirección electromecánica con ajustes específicos S contribuye igualmente a la dinámica de conducción del SQ5. De forma opcional está disponible la dirección dinámica, que varía la desmultiplicación en función de la velocidad y del ángulo de giro del volante. Los neumáticos de serie en formato 255/45 están montados en llantas de fundición de aluminio de 20 pulgadas, y opcionalmente se pueden equipar llantas de 21 pulgadas. Audi Sport ofrece cinco exclusivos diseños de llantas de 21 pulgadas para una mayor personalización. En el eje delantero los frenos incluyen discos de 350 mm con pinzas fijas de seis pistones en color negro (opcionalmente en rojo) que incluyen el logo S.

Los sistemas de asistencia al conductor
El nuevo Audi SQ5 también incluye los sistemas de ayuda a la conducción de la amplia gama de sistemas de alta tecnología del Audi Q5.

El asistente predictivo de eficiencia proporciona consejos específicos para ayudar al conductor a ahorrar combustible. El control de crucero adaptativo (ACC) incluye el asistente de conducción en atascos Audi traffic jam assist, que puede tomar el control de la dirección en situaciones de tráfico denso. El Audi active lane assist hace que sea más fácil mantenerse en el carril. La alerta de colisión avisa al conductor cuando la distancia con el vehículo que circula delante desciende por debajo de un valor seguro.

El asistente de tráfico Audi cross traffic assist rear, el sistema de advertencia de salida Audi exit warning system, el asistente anti colisión y el asistente de giro Audi turn assist son otras de la nuevas características del Audi SQ5 para mejorar la seguridad en el tráfico cotidiano, algo que también puede decirse de los sistemas pre-sense. El Audi pre sense city de serie avisa al conductor sobre la presencia de peatones y otros vehículos, e inicia de forma automática una frenada de emergencia dentro de los límites del sistema. El Audi park assist, el sistema de reconocimiento de señales basado en una cámara de video y el control de descenso de pendientes son otros asistentes que completan la dotación de seguridad y ayudas a la conducción del Audi SQ5.

Infotainment y Audi connect
En lo más alto de la gama de sistemas de infotainment para el SQ5 se encuentra el Audi MMI Navegación plus con MMI all-in-touch y pantalla de 8,3 pulgadas, que está disponible en combinación con el cambio tiptronic. El sistema reconoce caracteres escritos, así como gestos propios de los dispositivos de electrónica de consumo, como el hacer zoom con los dedos. También proporciona confirmación táctil a cada orden. Con Audi connect, el SQ5 se conecta a Internet mediante conexión de alta velocidad 4G. Audi connect permite la itinerancia en Europa para muchos de los servicios de infotainment a través de la conexión con la tarjeta SIM instalada de forma permanente en el vehículo, la Audi connect SIM (eSIM), que incluye tarifa plana de datos. Los usuarios también pueden reservar paquetes de datos para el punto de acceso Wi-Fi, que incluye roaming en la UE.

Con el Audi connect safety & Service, que incluye la funcionalidad security & convenience, el SQ5 también ofrece servicios Car2X. En caso de accidente o avería, los clientes de un vehículo convenientemente equipado reciben ayuda de forma automática o con sólo pulsar un botón a través del sistema de llamada de emergencia y de los servicios online de asistencia en carretera.

Además, los servicios security & convenience permiten a los usuarios bloquear y desbloquear el SQ5 desde sus smartphones a través de la aplicación MMI connect, así como verificar el estado del vehículo y utilizar servicios adicionales como Car Finder para localizar la posición del mismo, recibir mensajes de alerta o consultar información sobre las próximas citas para el mantenimiento programado.

La lógica de operación del MMI se basa en el sistema de menús utilizado actualmente en los smartphones, y ofrece características como la búsqueda inteligente de texto libre. La función de control por voz también reconoce entradas del lenguaje cotidiano. Un tercer nivel de control en el Audi SQ5 es el volante multifunción forrado en piel. Audi también ofrece opcionalmente un sistema head up display de nuevo desarrollo, que proyecta la información relevante en el parabrisas –incluyendo la de los sistemas de ayuda al conductor– en forma de símbolos y números que pueden percibirse rápidamente.

Una característica destacada es el Audi virtual cockpit, que muestra toda la información a través de nítidos gráficos en la pantalla de 12,3 pulgadas. Los distintos modos de visualización para el conductor incluyen un modo deportivo específico S en el que cobra protagonismo el cuentarrevoluciones.

El Audi phone box opcional, conecta el smartphone a la antena de a bordo de forma inalámbrica, y al mismo tiempo proporciona recarga inductiva utilizando el estándar Qi. Para los aficionados a la alta fidelidad está disponible el sistema de audio Bang & Olufsen con sonido 3D. A través de la interfaz Audi smartphone interface, se integra Apple CarPlay y Android Auto en el vehículo.

Carrocería y diseño exterior
El nuevo Audi SQ5 mide 4.671 mm de longitud, 1.893 mm de acho y su altura es de 1.635 mm, con una distancia entre ejes de 2.824 mm. Su peso en vacío es de 1.995 kg, 35 kg menos que su antecesor. La carrocería está realizada con una combinación de aluminio y aceros de alta resistencia.

Incluso cuando está parado, una serie de detalles subrayan el dinamismo del nuevo Audi SQ5. Los llamativos paragolpes cuentan con entradas de aire S específicas con contornos más resaltados, y el difusor está acabado con una rejilla en nido de abeja. Otra característica específica S es la parrilla del radiador con dobles listones en aluminio y elementos de contraste en gris mate. El logo S con el rombo rojo se utiliza en numerosas ubicaciones de la carrocería.

La tecnología LED es de serie para todas las funciones de iluminación, y los intermitentes dinámicos aseguran una gran visibilidad para el resto de los conductores. En los laterales del vehículo, la carcasa de los espejos retrovisores en aluminio y las molduras en las puertas en el color de la carrocería acentúan el carácter deportivo. El paragolpes trasero integra la doble salida de escape S y una terminación en aluminio para el difusor. El color negro pantera se reserva en exclusiva para el nuevo Audi SQ5.

Interior
El acabado interior en tonos oscuros da la bienvenida al conductor y a los pasajeros con umbrales en las puertas iluminados con el logotipo S. Las costuras de contraste en el volante y en los asientos forrados en piel proporcionan un ambiente dinámico y elegante. Los asientos deportivos S en Alcantara y piel pueden ir también tapizados en cuero Nappa con patrón de diamantes y contar con función de masaje. Las inserciones decorativas de aluminio cepillado son de serie, con una gran variedad de opciones en madera o en carbono. Las levas del cambio con acabado en aluminio permiten al conductor el manejo manual de la caja tiptronic. Los pedales y el reposapiés cuentan con una terminación en acero inoxidable.

Los asientos traseros del nuevo Audi SQ5 están divididos en tres sectores, y opcionalmente pueden contar con ajuste longitudinal y de inclinación del respaldo. Dependiendo de su posición, el maletero tiene una capacidad que va desde los 500 a los 610 litros. Con los respaldos de los asientos traseros abatidos el volumen del maletero aumenta hasta los 1.550 litros.

Equipamiento
En Alemania, el Audi SQ5 incluye una amplia dotación de serie, con elementos cono las llantas de aleación de 20 pulgadas con diseño de cinco radios en estrella, faros LED y amortiguación adaptativa S. También son de serie la tracción quattro, el cambio tiptronic de ocho velocidades, los asientos deportivos tapizados en Alcantara y piel y el volante multifunción de tres radios forrado en piel. El nuevo Audi SQ5 3.0 TFSI, que se fabrica en la nueva factoría de Audi en México, estará disponible a partir de mediados de 2017.

Consumo de combustible de los modelos mencionados:

Audi SQ5 3.0 TFSI:
Consumo combinado en l/100 km: 8,5 – 8,3;

Emisiones combinadas de CO2 en g/km: 195 – 189

No hay comentarios:

Publicar un comentario