viernes, 2 de diciembre de 2016

LOS VEHÍCULOS DE CONDUCCIÓN AUTÓNOMA APORTARÁN 17 BILLONES DE EUROS A LA ECONOMÍA EUROPEA EN 2050

El informe más exhaustivo en torno a la Conducción Autónoma realizado en Europa sobre las actitudes de los consumidores y las políticas gubernamentales revela las oportunidades sociales y económicas de la nueva tecnología automovilística


El informe de Policy Network demuestra que los gobiernos y los responsables de diseñar las políticas deben implicarse más, con mayor apoyo industrial y preparar las ciudades para incorporar la conducción autónoma




Los consumidores citan la movilidad y seguridad como los mayores beneficios de las nuevas tecnologías en los vehículos: uno de cada cuatro considerará comprar un coche autónomo en la próxima década.

  Se ha revelado por primera vez la repercusión económica y social real de los vehículos de conducción autónoma en las carreteras europeas con la presentación por parte de Nissan de uno de los estudios más exhaustivos jamás elaborados sobre el tema.

Liberar la carretera: modelar el futuro de los vehículos autónomos es un informe independiente elaborado por el grupo de reflexión Policy Network. Nissan Europa encargó el análisis tanto de las oportunidades sociales como económicas que ofrece la tecnología de conducción autónoma. El informe destaca asimismo los pasos clave que deben dar los gobiernos y órganos reguladores para superar los retos tecnológicos y sociales de la conducción autónoma. Centrado en Alemania, España y Reino Unido, el informe destaca características fundamentales del debate político en torno a los vehículos autónomos y evalúa la probable repercusión económica para la región en su conjunto.

El nuevo análisis económico independiente muestra que los vehículos autónomos supondrán, al principio, un incremento del 0,15 % de la tasa de crecimiento anual europea en las próximas décadas. Como resultado, el producto interior bruto europeo (la Europa de los 28) será, un 5,3 % más elevado en el año 2050 que en la actualidad. Los vehículos autónomos habrán aportado hasta dicha fecha un total de 17 billones de euros al PIB.

Paul Wilcox, presidente de Nissan en Europa, ha declarado: «Este informe independiente destaca que nos encontramos en plena revolución social y económica. Refleja que la tecnología autónoma tendrá una repercusión fundamental no solo en la industria automovilística sino también en las economías y las sociedades europeas, y apunta a que el liderazgo es necesario en todos los niveles de gobierno.

«En Nissan creemos que, para poder materializar al completo las ventajas que ofrece la conducción autónoma, los gobiernos y municipios de toda Europa deberían estudiar las conclusiones del informe, trabajar codo con codo con la industria automovilística y desempeñar un papel fundamental en el inicio de esta nueva era tecnológica».

Para apoyar este informe independiente se ha creado un exhaustivo estudio de los consumidores a nivel de toda Europa, que ha identificado lo que las personas consideran como principales beneficios de la conducción autónoma.

El Índice Social Nissan: actitudes de los consumidores respecto a la conducción autónomaencuestó a 6000 adultos de seis países europeos y descubrió lo siguiente:

Más de la mitad (52 %) de los encuestados consideran que la mayor repercusión positiva en la sociedad sería la reducción de los accidentes causados por errores humanos, seguida por la retirada de conductores no seguros / deficientes de la carretera (43 %).
Menos accidentes de coche y un menor nivel de estrés obtienen la misma puntuación como principales beneficios para la salud (56 %).
Cuatro de cada cinco encuestados (81 %) afirman haber hecho varias otras cosas mientras conducían. Por tanto, no es sorprendente que la principal ventaja de los coches autónomos en cuanto a estilo de vida sea la habilidad de hacer algo más aparte de conducir cuando se va en el coche (50 %).
Una de cada cuatro (23 por ciento) personas que tienen planeado comprar un coche dentro de cinco años o más se plantearía comprar un coche autónomo.
Willcox ha añadido: «Lo que se desprende de las investigaciones hechas públicas hoy es que los responsables de tomar decisiones políticas en Europa deben priorizar las políticas sobre vehículos autónomos para crear un ambiente favorable que permita florecer a esta tecnología. Los clientes la quieren y comienzan a ver las ventajas de un futuro autónomo, pero es necesario contar con el marco legislativo adecuado para que prospere esta nueva era de la movilidad.

«Alentamos encarecidamente a los responsables del diseño de las políticas a seguir colaborando con la industria de modo que juntos podamos garantizar que los múltiples beneficios económicos y sociales que hemos destacado hoy se conviertan en una realidad en Europa».

– APÉNDICE –

Sobre Policy Network y el informe: Liberar la carretera: modelar el futuro de los vehículos autónomos

Policy Network es un grupo de reflexión independiente y un instituto de investigación. Lleva a cabo análisis específicos y ofrece ideas y soluciones políticas para los principales retos económicos y sociales en las democracias avanzadas. Nissan Europa encargó a Policy Network la elaboración de un informe especial sobre los vehículos autónomos en Europa. En su análisis de las oportunidades sociales y económicas que ofrece el paso a la conducción autónoma en las carreteras de Europa, el informe se centra en tres países clave: Alemania, España y Reino Unido. Destaca características fundamentales del debate político en torno a los vehículos autónomos y evalúa su probable repercusión económica para el continente en su conjunto. El informe trata en profundidad el estado de actual y la trayectoria de algunos mercados clave. Su objetivo es instruir a los responsables de las políticas sobre los beneficios de la aplicación de la tecnología, los obstáculos que deben superarse y las acciones que deberán llevar a cabo para preparar Europa para la conducción autónoma, e influir en sus decisiones. Liberar la carretera: modelar el futuro de los vehículos autónomos es un informe totalmente independiente y Nissan Europa no tuvo ningún tipo de control editorial sobre el contenido.



Sobre la encuesta: El Índice Social Nissan: actitudes de los consumidores respecto a la conducción autónoma

Nissan Europa encargó una encuesta en octubre de 2016 para detectar la actitud de la gente respecto a las tecnologías de conducción autónoma y el futuro de la movilidad. En total, se entrevistó a más de 6000 personas de seis países europeos: Reino Unido, Francia, Alemania, España, Italia y Noruega.



Permitir una mayor libertad

El estudio reveló que los más vulnerables de la sociedad eran los principales beneficiados con las tecnologías de conducción autónoma. La mayoría de los europeos mencionaban a las personas con discapacidad (57 %), a las personas mayores (34 %) y a las personas con discapacidad visual (33 %). Con una población cada vez más envejecida, existe la preocupación de que la falta de acceso a las soluciones de movilidad pueda provocar aislamiento y una mayor dependencia de la buena voluntad de los demás, lo cual supondría enormes problemas al Estado. Los vehículos autónomos podrían ser una solución a este problema, puesto que ofrecerían una renovada sensación de libertad gracias a una mayor movilidad.

Protección de la salud y el bienestar

Los encuestados también consideraban que tendría múltiples beneficios para su salud y bienestar. El informe reveló que una menor cantidad de accidentes de coche y menores niveles de estrés obtenían buena puntuación por parte del 56 por ciento de los encuestados en el apartado de beneficios para la salud de los coches autónomos. Otros beneficios para la salud incluían menos accidentes causados por conductores que se dan a la fuga (39 por ciento) y más tiempo libre (30 por ciento), es decir, que la tecnología podría contribuir a reducir el aumento de trastornos relacionados con la ansiedad y el estrés, al devolver a las personas tiempo valioso y minimizar el tiempo que se pasan circulando por situaciones viarias estresantes.



Ofrecer mayor seguridad

Los encuestados tenían claro que los potenciales beneficios en temas de seguridad de los coches de conducción autónoma tendrían la mayor repercusión del mundo. Más de la mitad de los encuestados (52 por ciento) creían que los coches autónomos podían reducir la cantidad de accidentes causados por fallos humanos, un 43 por ciento pensaba que sacaría a los conductores poco seguros de las carreteras y el 34 por ciento pensaba que habría menos conductores ebrios.

Cuatro de cada cinco encuestados (81 por ciento) afirman haber hecho varias otras cosas mientras conducían. El 68 por ciento confesó que había cambiado de emisora de radio y el 42 por ciento reveló que había tomado alguna comida o tentempié mientras conducía. Por tanto, no es sorprendente que la principal ventaja de los coches autónomos en cuanto a estilo de vida sea la habilidad de hacer algo más aparte de conducir cuando se va en el coche (50 por ciento). La mayoría de los europeos reconoce que en su tiempo extra en el coche, sus actividades preferidas serían leer libros o ponerse al día de las noticias (37 por ciento), seguido de dormir (33 por ciento), avanzar trabajo (30 por ciento) y ver la televisión o películas (20 por ciento).


Pero, evidentemente, como con cualquier tecnología novedosa, también suscita preocupaciones. El 48 por ciento de los encuestados dijo que el principal inconveniente de los coches autónomos era la posibilidad de un mal funcionamiento, seguido de no tener pleno control del vehículo (39 por ciento) y dejar a personas como los taxistas sin trabajo (28 por ciento).