domingo, 12 de febrero de 2017

LAS MOTOCICLETAS FIRMAN EN 2016 EL MEJOR AÑO EN VENTAS DESDE 2008

Anesdor, la asociación nacional que engloba a más del 96% del sector de las dos ruedas, ha presentado su informe anual de 2016. La entidad que recoge a 83 marcas ha calificado de especialmente bueno el resultado del sector el pasado año, pero también ha señalado graves problemas como el envejecimiento del parque que, con 14,7 años de media, es de los más obsoletos de Europa.



En España, el pasado año se vendieron 154.074 motocicletas, un 17,1% más que en 2015 y la mejor marca desde 2008; en total, el sector matriculó 171.304 vehículos si se suman también los ciclomotores. Especialmente significativa fue la subida registrada durante los meses de noviembre y diciembre, subida atípica debida, según los responsables de Anesdor, al efecto del paso a la nueva normativa Euro 4 y la necesidad de liquidar los modelos homologados con la Euro 3.

La motocicleta es la que ha tirado del sector, constituyendo el 88% del mercado. Sobre todo el segmento de hasta 125 cc, un 59% de las ventas. Sin embargo, el segmento que mayor crecimiento ha experimentado respecto al año anterior ha sido el de las motos de gran cilindrada, cuyas ventas se han disparado un 21,6%.

Respecto al ciclomotor, su mercado también ha crecido un 7,7% gracias sobre todo al canal de alquiladores. Y especialmente reseñable es la subida de las motos eléctricas, nada menos que un 128%, aunque sigue siendo un mercado residual de tan solo el 0,8%. Triciclos, cuadriciclos ligeros y pesados también han registrado subidas de ventas, con lo que la progresión del sector puede calificarse de general.

Ante esta progresión, para el año 2017 Anesdor prevé una subida del 3% y estima alcanzar unas matriculaciones de 176.500 unidades, repartidas entre 158.700 motocicletas y 17.800 ciclomotores.

Motos viejas e impuestos elevados

Para la asociación representante del sector, el mayor problema al que se enfrenta el mercado es un parque que envejece progresivamente y en el que el 72% de las motos tienen más de siete años de antigüedad, excesivo para adaptarse a los nuevos estándares medioambientales y de seguridad.

Otro gran problema al que se enfrenta el sector es la gran carga fiscal de matriculación de la moto en España, la más alta de la Unión Europea, y que en algunos modelos puede gravar hasta el 40,7% sobre el precio neto. Anesdor aboga por una profunda reforma fiscal de la actual tasa de matriculación y propone a las administraciones que se reduzca un 50% la tarifa de la tasa de matriculación, se suprima el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte -IEDMT- trasladando su recaudación al impuesto de circulación y modificar los criterios de aplicación de la actual tarifa con una nueva escala basada en la potencia fiscal y no en la cilindrada de los vehículos.

Otro dato importante aportado por el informe anual de Anesdor es el significativo descenso de accidentes mortales en el ámbito de las dos ruedas, cuantificado en un 6 por ciento menos respecto a 2015. El dato toma aún más valor si se tiene en cuenta el importante incremento del parque experimentado a lo largo del año 2016 y a un aumento considerable de la circulación registrada.

Por otro lado Anesdor plantea ante los grandes ayuntamientos la necesidad de fomentar la moto como una solución viable para mejorar la movilidad y la calidad del aire. Si se sustituyera el 10% de los vehículos circulantes en una ciudad por motos, bajarían todas las emisiones, en unas proporciones de 5% de NOx, 7% de NO2 y 4% de partículas.


En este sentido, Anesdor aboga también por realizar en colaboración con la administración una clasificación de las motos según su grado de emisiones mediante cuatro pegatinas, a semejanza de la ya establecida por la DGT en los automóviles de cuatro ruedas.