domingo, 12 de febrero de 2017

MEIJS MOTORMAN: VUELVE EL CICLOMOTOR, PERO ELÉCTRICO Y 'RETRO'

Esta novedad de dos ruedas llega desde Holanda, el paraíso de la bicicleta, donde está causando furor no solo por su diseño, sino también por su practicidad y ausencia de emisiones.




Ronald Meijs ha dado sin duda en el clavo con este modelo que por sus características se adapta muy bien al uso urbano. Muy ligero pues tan solo pesa 42 kg, el Motorman dispone de un pequeño motor de 2kW con 60 Nm de par, suficiente para tener una buena aceleración en los semáforos y alcanzar una velocidad de 45 km/h.

Su batería está integrada bajo el falso depósito de combustible y tiene una potencia de 1,5 kWh. Con una carga completa, que en una toma de electricidad doméstica tarda seis horas en completarse, puede recorrer más de 60 kilómetros.

El chasis tubular, los frenos de disco, el asiento amortiguado por muelles, el faro, y un sinfín de elementos más presentan un acabado muy cuidado y que pone de relieve un peculiar diseño que imita las primeras motos que se derivaron de las bicicletas hace ya más de un siglo. Además, para customizarla al gusto del cliente, Meijs ofrece varios colores en su decoración y accesorios como alforjas para llevar objetos.


Todavía no se vende en España, pero en otros países europeos como Holanda o Francia cuesta nada menos que 6.150 euros, un precio sin duda elevado para este elegante ciclomotor eléctrico, minimalista y de estilo retro.