domingo, 19 de febrero de 2017

LA OPINIÓN de José Luis Vilaplana

COCHES Y TECNOLOGIA Y (II)


                 
         Hacía tiempo que no nombraba  algún artículo en mis opiniones, pero ya iba tocando, (si en el fondo, muy en el fondo soy un abogado…), pero esta vez se me hace inevitable.

                 Pero lo haré sin nombrarlo, porque esta página no está para demostrar mis conocimientos, entre otras cosas porque cualquiera puede buscarlo en las 3www y para paginas sesudas tenemos muchas en la red.

                 En síntesis, dice lo siguiente:

                 El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros.

                Se considera incompatible con la obligatoria atención permanente a la conducción el uso por el conductor con el vehículo en movimiento de dispositivos tales como pantallas con acceso a internet, monitores de televisión y reproductores de vídeo o DVD.
             
               Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación.

         Las excepciones a las prohibiciones no las pongo porque son de la más pura de las lógicas, incluso reglamentarias.

         No soy de prohibir, no soy de sancionar, soy de enseñar y valorar lo aprendido, parece mentira que haya determinados comportamientos que sea necesario que exista una norma para que nos digan que no se “pueden hacer”.

            Me parece de Perogrullo que un artículo empiece por:

            “está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.” Y no soy capaz de “des destacar” algo del párrafo.

           Pero debe hacer falta no me cabe duda, pues los accidentes están ahí, no somos conscientes de que la tecnología nos ayuda, pero el uso indebido de la tecnología MATA.

          Cuánto cuesta un WhatsApp, cuánto cuesta un selfi, cuánto cuesta revisar el correo antes de llegar al trabajo, cuánto cuesta atender una llamada; pues si nos ponemos reglamentistas:

          Art 67, sanciones desde las mínimas de 100€ hasta máximos de más de 20.000€, dinero, ni más ni menos, poco y mucho, pero dinero, (y algunos puntitos) pero en realidad si nos ponemos serios; pueden costar una vida, y fíjate por donde puede que ni siquiera la tuya, ni la mía, también la de tu Hija o tu Madre. Y eso cuánto vale.



HISTORIA AL VOLANTE


Febrero 2017


Totalmente de acuerdo. Es mi opinión.


José Luis Sampedro (1917-2013) escritor y humanista.

"Cada cultura ha tenido su referente: los griegos, el hombre; La Edad Media, Dios; ahora, el dinero. Para mí, el referente es la vida. Hemos recibido una vida y vamos a vivirla hasta el final".


No hay comentarios:

Publicar un comentario