viernes, 28 de julio de 2017

OPERACIÓN SALIDA: ¿QUÉ HA CAMBIADO LA TECNOLOGÍA?



En España, el 39% de conductores utilizan aplicaciones de navegación para evitar atascos e imprevistos en la carretera.

La aplicación Coyote, cuya plataforma intercambia ya información con la DGT, recomienda itinerarios alternativos en caso de incidencias de tráfico.


La DGT registró en julio de 2016 casi 42 millones de desplazamientos en las carreteras españolas hacia zonas del litoral y segundas residencias de interior. Con esta perspectiva y a punto de tomar las vacaciones de verano, millones de ciudadanos se plantean la seguridad y el tiempo que emplean en sus viajes en coche, debido al aumento en el volumen de circulación.
Para contrarrestar el efecto de la Operación Salida, mejorar nuestra seguridad al volante y ahorrar tiempo en desplazamientos, cada vez son más los conductores que optan por la utilización de aplicaciones de navegación para facilitar su trayecto. En concreto, en España según un informe realizado por Simon Kemp para We Are Social, un 39 % de la población utiliza estos servicios.
Aplicaciones como Coyote son capaces de proporcionar información sobre lo que está pasando en la carretera gracias a la colaboración de los conductores. Y es que, como en muchos otros campos, la tecnología también está revolucionando nuestra manera de viajar en coche. Donde hace tan solo una década no podíamos coger la carretera sin ir equipado de nuestra vieja “Guía Repsol”, sin embargo, ahora tenemos navegadores o aplicaciones, como la de Coyote, que no solamente están actualizadas en tiempo real, sino que también estiman la hora de llegada, te proporcionan visualización en 3D de las ciudades, te ayudan coger la salida correcta gracias a la tecnología “Lane Assist” o te ofrecen rutas alternativas según las circunstancias de la carretera.
Por otra parte, cambiar de emisora para sintonizar el típico programa que conectaba regularmente con la DGT para estar informado sobre el tráfico es también cosa del pasado. Los asistentes a la conducción aúnan en un solo dispositivo información en tiempo real del tráfico, incidencias y radares.
Si bien se apunta a la tecnología como un elemento de futuro clave para la seguridad vial (coche conectado, sistemas de asistencia a la conducción, coche autónomo…) no hay que olvidar que un mal uso de ésta puede tener consecuencias graves para la seguridad. Estar más pendiente de nuestro navegador o del teléfono móvil que de la carretera, así como avisar de la presencia de controles de alcoholemia puede tener consecuencias negativas y ser fuente de accidentes.
Por eso, desde Coyote apuestan por evitar la saturación de información, presentar los avisos de manera visual, clara y sencilla de interpretar, usar instrucciones vocales para mantener en todo momento la concentración sobre la carretera y sobre todo, eliminar cualquier alerta de control de alcoholemia o control policial de su servicio para que no circulen conductores o vehículos que puedan perjudicar la seguridad de todos.
El servicio Coyote asiste diariamente a 5 millones de conductores en Europa. La comunidad de usuarios recorre más de 870 millones de kilómetros todos los meses, con una media de reporte de 4 incidencias por segundo.
Coyote se mantiene en la vanguardia de la innovación para garantizar a los usuarios una experiencia de conducción de calidad en todos los países en los que está presente.