miércoles, 24 de mayo de 2017

EL TOYOTA RESEARCH INSTITUTE (TRI) EXPLORA NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA EL DESARROLLO DE LA CONDUCCIÓN AUTÓNOMA

Las tecnologías Blockchain (BC) y Distributed Ledger (DL) —cadena de bloques y contabilidad distribuida— se emplearán en el desarrollo de un nuevo ecosistema de movilidad.

TRI colabora con el MIT Media Lab (MIT ML) y otros socios para promover herramientas de software de código abierto.




El Toyota Research Institute (TRI) ha anunciado que está explorando dos nuevas tecnologías, Blockchain (BC) y Distributed Ledger (DL) —cadena de bloques y contabilidad distribuida—, para su uso en el desarrollo y puesta en marcha de un nuevo ecosistema de movilidad, lo que podría acelerar la llegada de la conducción autónoma.

El TRI colabora con el MIT Media Lab (MIT ML) y otros actores del sector para promover un entorno digital en que los usuarios, empresas y consumidores, puedan compartir de forma segura datos de pruebas de conducción y de vehículos autónomos, gestionar transacciones de trayectos compartidos y vehículos compartidos y almacenar información de uso de vehículos que podría utilizarse para establecer tarifas de seguros.

La tecnología Blockchain (BC), de cadena de bloques, envía información a través de una red de ordenadores independientes, conocida como Distributed Ledger (DL) o contabilidad distribuida, con el objetivo de garantizar que la transacción sea segura y que los derechos de propiedad respecto a los datos/bienes quedan protegidos. El TRI cree que la tecnología Blockchain (BC) puede dar lugar a una mayor transparencia y confianza entre los usuarios, un menor riesgo de fraude y una reducción o eliminación de los costes de las transacciones, como los gastos o recargos aplicados por terceras entidades.

“Pueden ser necesarios cientos de miles de millones de kilómetros de datos de conducción humana para desarrollar vehículos autónomos seguros y fiables”, explicó Chris Ballinger, Director de Servicios de Movilidad y Director Financiero del TRI, quien añadió: “Con las Blockchain y Distributed Ledger se pueden recopilar datos de propietarios de vehículos, gestores de flotas y fabricantes para recortar el tiempo necesario para alcanzar ese objetivo, y adelantar así las ventajas en cuanto a seguridad, eficiencia y funcionalidad de la tecnología de conducción autónoma”.

Partiendo de una filosofía de código abierto en las herramientas de software, el TRI creará un consorcio de usuarios, y espera estimular una adopción más rápida de las Blockchain por parte de otras empresas que desarrollen vehículos autónomos y presten servicios de movilidad. El TRI invita a socios actuales y futuros a colaborar para seguir desarrollando aplicaciones de las tecnologías BC/DL en los datos y servicios de vehículos.

Por otra parte, el TRI colabora con varios actores del sector además del MIT ML para desarrollar aplicaciones y pruebas de concepto en tres ámbitos del nuevo ecosistema de movilidad: datos de conducción y pruebas compartidos, transacciones de vehículos/trayectos compartidos y primas de seguro basadas en el uso.

Datos de conducción y pruebas compartidos

Gracias a la tecnología de Blockchain, tanto empresas como usuarios pueden compartir de forma segura y monetizar su información de conducción y  acceder a los datos aportados por otros en un mercado seguro. Este planteamiento se inspira en una iniciativa de Blockchain similar para crear derechos de la propiedad digital en la industria de la música, la denominada Open Music Initiative.

Los vehículos modernos tienen cada vez más en cuenta su entorno a través de sensores integrados, y cada vez están más conectados a la nube, la infraestructura viaria y otros vehículos, todos ellos fuente de generación de grandes cantidades de datos de valor. La tecnología BC/DL puede crear una oportunidad para compartir datos de pruebas de conducción y vehículos autónomos en un entorno que mantiene la propiedad de los datos por parte de su creador.

Transacciones de vehículos y trayectos compartidos

Las herramientas basadas en BC/DL tienen el potencial de que los propietarios puedan monetizar su vehículo poniendo a disposición de otros viajes, espacio de carga o incluso el uso del propio vehículo. La tecnología Blockchain puede almacenar datos sobre el uso del vehículo e información sobre propietarios, conductores y pasajeros. Esta información puede ayudar a realizar un “contrato inteligente” entre dos partes y gestionar el pago de servicios entre ellos sin necesidad de un intermediario financiero, ahorrando así recargos en las transacciones. El sistema también puede proporcionar conectividad a determinadas funciones del vehículo como el bloqueo y desbloqueo de puertas o el arranque y apagado del motor a distancia.

Primas de seguro basadas en el uso

La tecnología Blockchain también se puede utilizar para que los propietarios de vehículos ahorren en sus tarifas de seguros. Al permitir que los sensores del vehículo recojan datos de conducción y los almacene, los propietarios pueden reducir el coste de su seguro asociado a un mejor uso del vehículo. Además, las compañías de seguros podrán reducir el fraude al tener acceso a los datos de conducción de sus clientes.

“Me hace mucha ilusión que Toyota abandere esta iniciativa basada en la Blockchain para crear una plataforma abierta en que los usuarios puedan controlar sus datos de conducción”, declaró Neha Narula, Directora de la Iniciativa de Divisa Digital en el MIT ML. “Esperamos que otros actores del sector se sumen a esta iniciativa para que los vehículos autónomos seguros y fiables estén un paso más cerca de ser una realidad”, apostilló Narula.

Entre los colaboradores del TRI se encuentran BigchainDB, con sede en Berlín (Alemania), que trabaja en el intercambio de datos para compartir datos de pruebas de conducción y vehículos autónomos, y Oaken Innovations, con oficinas en Dallas (Estados Unidos) y Toronto (Canadá), que desarrolla una aplicación P2P para compartir vehículos, acceder a vehículos y realizar pagos con una moneda de movilidad de nueva creación.

El TRI también colabora con Commuterz, empresa de Israel con la que coopera en un sistema P2P de vehículos compartidos, Gem, de Los Ángeles (Estados Unidos), que trabaja con Toyota Insurance Management Solutions (TIMS) —empresa de seguros de automóvil por vía telemática participada por Toyota— y Aioi Nissay Dowa Insurance Services, en una plataforma de seguros basada en el uso.

El TRI también colabora con Toyota Financial Services (TFS) en Estados Unidos para el desarrollo de herramientas financieras relacionadas. Cada uno de los socios está especializado en su mercado o área de investigación específicos.

El TRI y sus colaboradores han anunciado la nueva línea de investigación en Consensus 2017, una de las principales cumbres sobre la tecnología Blockchain, que se celebra del 22 al 24 de mayo en Nueva York (Estados Unidos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario