lunes, 9 de enero de 2017

TESLA SIGUE AVANZANDO EN EL CAMINO DEL COCHE AUTÓNOMO

La empresa consigue actualizar el software del Autopilot de Tesla, llegando a los primero mil conductores seleccionados para testearlo


Para todos los usuarios de Tesla (y ya puestos para todos los entusiastas del coche), es una de las actualizaciones más esperadas con la llegada del nuevo año y que puede determinar el devenir de este nuevo mercado del coche autónomo. El nuevo Autopilot de Tesla ya está llegando a los primeros 1000 conductores seleccionados para el programa de cara a que, una vez testeado, llegue a la totalidad de conductores de HW2 (la última versión de hardware) a lo largo de la semana.

Es cierto que el mercado de los coches autónomos, con las propuestas de los nuevos fabricantes y de los clásicos del sector, está llamado a revolucionar el sector de los automóviles en conjunción con el vehículo eléctrico, pero lo realmente interesante es cómo ha ido adaptándose una tecnología al cambio en las necesidades sin realizar saltos generacionales en la propia tecnología.

Y es que si echamos la vista atrás, la concepción inicial del Autopilot de Tesla, basada en servir de segundo ojos al conductor para avisar de peligros en la carreteras o, para algo tan simple como reconocer señales de la vía o marcas de carretera, ha ido evolucionando, gracias a una base tecnológica muy potente (e infrautilizada inicialmente), de ser un simple asistente en carretera, salvando las distancias, hasta alcanzar la máxima autonomía con la última actualización que llega esta semana.

Pero lo interesante del asunto, es que ha conseguido todo esto de forma transparente para el conductor: con una simple actualización de software. Esta vía ha servido para amortizar toda esa tecnología que inicialmente estaba infrautilizada y ha marcado el ritmo de un mercado que hasta ahora estaba dormido esperando dar el siguiente paso.

Esta actualización de Tesla, permite que los coches que llegaron al mercado sin algunas de las últimas de las características de piloto automático (los llamados HW2) alcanzar las posibilidades de piloto automático sin las que salieron de fábrica. Una actualización completa que antes de la llegada de Tesla era imposible aplicar a un coche (en realidad cualquier actualización) sin pasar por el taller, y que junto con la actualización de los Tesla S para aumentar su velocidad punta con un simple parche de software supone el cambio de paradigma que ha generado la irrupción de Tesla en el mercado.


Sea como sea, la nueva actualización de Tesla, que llegará esta semana, supone la confirmación que la compañía de Musk sigue llevando la delantera en el mercado, y que desde luego, las actualizaciones de software en los coches, a diferencias de otros dispositivo, suponen triplicar las características con que inicialmente salen de fábrica.