viernes, 25 de noviembre de 2016

SKYDRIVE: ASÍ ES EL COCHE QUE SOBREVOLARÁ TOKIO DURANTE LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE 2020

Los Juegos Olímpicos de Tokio (JJOO) que se celebrarán en 2020 serán un gran acontecimiento mundial, pero no solo en lo deportivo sino también en el sector de la automoción. Para esta fecha y aprovechando la coyuntura, un equipo de ingenieros japoneses lanzará el que será uno de los primeros coches voladores del mundo, el 'SkyDrive'.



Sus creadores se agrupan bajo el nombre de una entidad bautizada como Cartivator y se autocalifican como un grupo de voluntarios dedicados al desarrollo del vehículo volador más pequeño del mundo, algo que están cerca de conseguir. 'SkyDrive' es un pequeño automóvil de 2,8 m de altura y 1,3 m de anchura que es capaz de volar a casi diez metros de altura y a una velocidad máxima de 100 km/h, y de despegar y aterrizar verticalmente sin necesidad de pista, aunque por el momento no se han concretado los detalles del motor. Dispone únicamente de una plaza y contará con tres ruedas para circular por carretera, además de tecnología adaptada a los vehículos no tripulados.


"Nuestra visión es la de iniciar una nueva era en la que todo el mundo pueda volar libremente (...). [SkyDrive] nos permite ir a lugares a los que ahora no tenemos la posibilidad de ir o vivir sobre el agua, liberándonos del transporte por carretera", asegura la propia firma en su página web.

Un objetivo que llevó a Tsubasa Nakamura, jefe del proyecto en el que participan otros 20 ingenieros, a crear en 2012 un primer prototipo a escala reducida dotado de un motor de juguete. Tras tres años y una campaña de crowdfunding exitosa - se recaudaron 16.000 euros - se llevó a cabo la primera reproducción a tamaño real.



Este año se han realizado las primeras pruebas de vuelo en la ciudad de Toyota (Aichi) -conocida así por ser la cuna de lo que hoy es uno de los mayores fabricantes de coches a nivel mundial-, en las que se consiguió sobrevolar el asfalto a tres metros de distancia. Nakamura aseguró entonces en declaraciones a The Japan Times que ya había comenzado la carrera para "completarlo y dejarlo listo tan pronto como sea posible".


En cualquier caso, parece que no será el primer coche volador que verá la luz. Uber quiere sortear los atascos empleando unos vehículos capaces de despegar y aterrizar en vertical cuyo prototipo está pensado que vea la luz en 2017, y una empresa holandesa llamada PAL-V ha anunciado que entregará su primer coche de estas características en 2018, dos años antes de la puesta de largo del 'Skydrive'. Sin embargo, a quien sí le ganará la partida es a otros proyectos similares como el Terrafugia TF-X -programado para dentro de ocho años- o el plan que sigue Zee.Aero, una compañía tras la que está el cofundador de Google, Larry Page.