sábado, 23 de marzo de 2019

LA ROTONDA


PEATONES TECNOLÓGICOS




Nuestra mente está a tope. Llevamos la agenda del día que tenemos por delante, las inquietudes del trabajo, la ansiedad que nos produce, si seremos capaces o no de alcanzar los objetivos que nos hemos o nos han propuesto, la intranquilidad de no haber terminado felizmente una conversación en casa, la turbación por los últimos acontecimientos que nos han contando en la TV, o hemos oído en la radio, desvelos, impaciencias, turbación, nerviosismos, todo eso y mucho más llevamos en nuestra mente cada día.


Como si de un interruptor se tratara, nos ponemos los auriculares, escuchamos música o el último podcast de nuestro programa favorito que no pudimos oír por falta de tiempo, o sencillamente decidimos llamar a alguien para olvidarnos de todo el embrollo que llevamos en nuestra cabeza. Así que manos a la obra, desde que salimos del portal de casa decidimos aparcar nuestras preocupaciones y nos sumergimos en el mundo mágico en la otra realidad, musical, temática o del entretenimiento, o de una llamada telefónica. Y todo eso, mientras nos dirigimos a pie a nuestro trabajo, a estudiar o vamos de compras.

Foto:crear-con-ciencia.blogspot.com
Vivimos en la otra realidad, dejando al margen todo aquello que nos rodea. Cruzamos por medio de la carretera sin tener en cuenta los vehículos que circulan por ella, invadimos, carriles bici, o incluso cosas o personas que nos encontramos en nuestro camino. Ahí es cuando nos convertimos en PEATONES TECNOLÓGICOS.

Los peatones tecnológicos son aquellas personas que caminan con la vista clavada en la pantalla del móvil. Y estos son simplemente un dispositivo de la amplia oferta que tienen hoy para distraerse. Correos electrónicos, chat, videojuegos y películas están al alcance de su mano para llevarlos a otra realidad. El peligro radica en que pierden la noción del riesgo cuando caminan utilizando alguno de estos dispositivos. En este sentido, la Federación Española para la Seguridad Vial calcula que un 20% de los transeúntes muertos estaban hablando con el móvil o iba escuchando música.

Un estudio publicado en el British Medical Journal y realizado por el Hospital Infantil de la Universidad de Maryland y la Oficina de Servicios de Salud de las Escuelas Públicas de Baltimore, en Maryland, Estados Unidos, contabilizó 116 casos de siniestros de peatones con evidencia del uso de auriculares en el momento del incidente. La edad promedia de las víctimas fue 21 años, el 68% eran varones y el 67%, menores de 30 años. La mayoría de los vehículos involucrados eran trenes (55%) y el 89% de los casos ocurrió en ambiente urbano. En el 74% se estableció que las víctimas estaban usando el auricular en el momento del siniestro. En 34 de los 116 casos (29%), los informes mencionan específicamente que hubo bocinas o sirenas sonando antes de que la víctima fuera golpeada

El peligro del uso de dispositivos tecnológicos en peatones se puede explicar por dos fenómenos: el aislamiento auditivo de los estímulos externos (aislamiento del medio ambiente) y la distracción (ceguera por falta de atención).

La distracción o ceguera por falta de atención, se produce por un desdoblamiento de la función cognitiva que reduce la asignación de recursos mentales o la atención a los estímulos externos. Este fenómeno que involucra la distracción cognitiva para interpretar los estímulos auditivos y la distracción táctil necesaria para manipular los dispositivos electrónicos expone a los peatones a mayores situaciones de riesgo.

Los estudios demostraron que existe una correlación débil entre la distracción (definida como el uso de auriculares, teléfono móvil, comer, beber, fumar o hablar) y la menor cautela para cruzar la calle. Además, se observó que los peatones que hablaban por teléfono celular cruzaban la calle con mayor lentitud, aumentando el tiempo de exposición al tránsito vehicular.

La privación sensorial denominada aislamiento del medio ambiente, es la incapacidad para escuchar sonidos que emanan del entorno local. En este sentido se infiere, aunque faltan estudios para demostrarlo, que los auriculares pueden haber jugado un papel importante en la mayoría de las lesiones y muertes en las series de casos analizados en la investigación.

Tradicionalmente los peatones han sido considerados víctimas ante los atropellos. Sin embargo, los que caminan por la calle también cometen muchas infracciones y adoptan conductas con riesgos. A la hora de circular, desconectémonos de la tecnología, levantemos la cabeza y conectémonos con la realidad vial. Evitemos sumar un peligro más a la jungla urbana.

En definitiva, empleemos una vez más el SENTIDO COMÚN, no podemos evadirnos de la realidad, ninguno de los personajes que formamos parte de la vida activa de la vía pública.

Si un conductor se abstrae de su realidad como conductor, puede poner en peligro por distracción e imprudencia la seguridad del tráfico, lo mismo ocurre con los peatones si no son conscientes de la realidad que les rodea.

Ya que ser peatones es toda una responsabilidad, apeemos el calificativo tecnológico, y caminaremos más seguros por la vida.

Con afecto y respeto.

Pepe Bejarano
todomotorsevilla@gmail.com






No hay comentarios:

Publicar un comentario