sábado, 5 de mayo de 2018

LA ROTONDA


¿ESTÁ SEGURO?


No me consta que en este país llamado España, un individuo puede conducir un vehículo sin SEGURO OBLIGATORIO.

Pero se asombrarían al conocer cuántas personas lo hacen hoy día sin ningún rubor.

En este caso, estamos hablando de una infracción grave administrativa, no estamos hablando de incumplir las normas, poniendo en peligro la seguridad propia y la de los demás. Me estoy refiriendo a las responsabilidades civiles, si están o no cubiertas en caso de tener que hacerse cargo de algún tipo de responsabilidad. Sí, amig@, RESPONSABILIDAD.


La cuantía de esta sanción oscila entre los 650 y los 2.800 euros, dependiendo del tipo de vehículo y del tipo de permiso exigido para conducirlo. Además, no hace falta que los agentes de tráfico te paren en carretera o en ciudad para pedirte los papeles del seguro. Tanto si circulas con tu coche como si no, el seguro para los vehículos a motor es obligatorio, así que no estás libre de que te pidan la documentación y que te pongan una multa.

No se olvide que, además de indicar que el responsable de la multa por conducir sin seguro será el propietario del vehículo, también se especifica que el conductor del vehículo será el responsable de los daños que se causen a otras personas o vehículos por conducir sin el seguro obligatorio, siempre que fuese culpa suya, por lo que tendrá que responder de sus actos tanto civil como penalmente. Además, esta ley recoge que el propietario del vehículo, que no tiene por qué ser el conductor, también responderá civilmente (no penalmente) de los daños que se causen a otras personas o vehículos por no tener su vehículo el seguro obligatorio, a excepción de que demuestre que el vehículo se lo habían robado.

Además, los agentes de tráfico pueden inmovilizar el vehículo que no tenga el seguro obligatorio en regla. Lo normal es que se requise el coche de un mes a tres meses, si se trata de una acción reiterada. Y, por si esto fuera poco, el propietario del vehículo deberá hacerse cargo de los gastos originados por ese depósito o precinto. Además, para poder proceder al levantamiento debe demostrar que dispone del seguro obligatorio correspondiente y abonar los gastos. Si el propietario no paga el depósito, se le puede requisar el vehículo hasta por un año y se le puede prohibir conducir por todo el territorio nacional durante todo ese tiempo.

Yo le aconsejaría que no conduzca ningún vehículo a motor sin seguro.
Pero antes de contratar un seguro para el coche, deberá comparar bien la oferta de las diferentes compañías, sus precios y sus coberturas.

Existen varios tipos de coberturas:

Terceros: El seguro obligatorio es el que cubre la responsabilidad civil del conductor frente a terceros, incluyendo defensa jurídica y reclamación de daños
Todo riesgo: Es el que mayor cobertura ofrece, si bien no en todas las aseguradoras son las mismas. Cada compañía ofrece sus propios paquetes, variando los servicios que incluye y las indemnizaciones.

Todo riesgo con franquicia: Reduce el precio del ‘todo riesgo’ a cambio de que el conductor asuma una parte del riesgo.

Igual que no puedo llegar a entender cómo un individuo se salta un semáforo en rojo, va a más velocidad de lo que indica las señales de la vía por la que circula, no lleva puesto el casco, ni el cinturón, no puedo ni imaginarme la catadura moral de este tipo de individuo que conduce un vehículo sin permiso de conducción o sin seguro.
Seguramente serán los mismos que viven la vida hoy día con total impunidad aprovechándose del beneplácito de los demás, que sí queremos vivir y morir en paz. Sí, entiendo que usted estará pensando también en aquellos que malversan, comenten prevaricación o cohecho aprovechándose de su condición de ladrones de cuello blanco. La ley debe ser igual para todos y las sanciones acorde a las infracciones o delitos que se cometen.
¿Saben lo que a mí me preocupa especialmente?, la Seguridad Vial, un sector donde cada año mueren miles de personas en el mundo, y la mayoría de las veces los propios conductores somos los que apretamos el gatillo de la imprudencia o la negligencia.

Hoy quiero dejarles con la frase del filósofo británico Allan Watts:

Para comprender la seguridad no hay que enfrentarse a ella, sino incorporarla a uno mismo.”

Que la semana les llene de grandeza.

PpBejarano

5 Mayo 2018


Cualquier comentario, opinión o vídeo que queráis enviarme lo podéis hacer a la siguiente cuenta de correo:

todomotorsevilla@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario