domingo, 30 de julio de 2017

SÓLIDOS RESULTADOS FINANCIEROS DEL GRUPO AUDI EN LA PRIMERA MITAD DE 2017



Resultados del Grupo Audi en el primer semestre: facturación de 30.100 millones de euros, beneficio operativo de 2.700 millones de euros, retorno operativo sobre las ventas del 8,9 por ciento
 
CEO Rupert Stadler: “Tras el A8 renovaremos cuatro de nuestros modelos principales, y tenemos el Audi Q8 y el Audi e-tron en parrilla de salida”
CEO Axel Strotbek: “Las medidas de eficiencia adoptadas en todo el Grupo nos conducen al éxito”


 – El Grupo Audi cerró el primer semestre de 2017 con una facturación de 30.100 millones de euros y un beneficio operativo de 2.700 millones de euros, mejorando así las cifras en comparación con el mismo período del año anterior. El retorno operativo sobre las ventas aumentó hasta el 8,9 por ciento y se encuentra dentro del margen marcado como objetivo de entre el 8 y el 10 por ciento. Las ventas globales de Audi fueron inferiores a las de la primera mitad de 2016 debido al descenso experimentado por el mercado en China. En junio, las ventas en China aumentaron de nuevo alcanzando su cifra más alta para este mes. La compañía anticipa un fuerte aumento de las ventas en todo el mundo durante la segunda mitad del año, mientras que las inversiones anticipadas para nuevos modelos tendrán un impacto financiero mayor que en los primeros seis meses del año.

“El lanzamiento mundial del nuevo Audi A8 en el primer Audi Summit ha supuesto el inicio de un importante despliegue de nuevos modelos”, declara Rupert Stadler, Presidente del Consejo de Administración de AUDI AG. La nueva generación del buque insignia de Audi es el primer automóvil del mundo producido en serie preparado para una conducción altamente automatizada, y todas sus versiones mecánicas están electrificadas al contar bien con un sistema de hibridación ligera mild-hybrid, bien con un sistema híbrido enchufable, siempre con tecnología de alto voltaje. “A mediados de 2018 presentaremos la nueva generación de cuatro de nuestros modelos principales. Además, aumentaremos nuestra oferta en los segmentos superiores el próximo año con la llegada del Audi Q8 y del Audi e-tron cien por cien eléctrico”, confirma Stadler.

Desde enero hasta junio de 2017, la compañía con sede en Ingolstadt entregó a sus clientes 908.955 vehículos de la marca Audi (H1 2016: 953.293). La facturación del Grupo Audi para la primera mitad del año alcanza una cifra de 30.143 millones de euros (H1 2016: 30.134 millones). El beneficio operativo aumentó hasta los 2.680 millones de euros (H1 2016: 2.401 millones, 2.666 millones tras los ajustes debidos a partidas especiales), y el retorno operativo sobre las ventas se sitúa en el 8,9 por ciento (H1 2016: 8,0%, 8,8% teniendo en cuenta el ajuste por partidas especiales).

“Hemos logrado unos resultados sólidos en una primera mitad del año que ha supuesto un gran desafío”, declara Axel Strotbek, Director Financiero de AUDI AG. “Las medidas de eficiencia de nuestro programa Speed Up! nos conducen al éxito”. Por ejemplo, la compañía ha optimizado la eficiencia de sus procesos de investigación y desarrollo, reduciendo el ratio entre costes e ingresos en este apartado a un 6,9 % (H1 2016: 7,5%). A largo plazo, Audi planea reducir esta cifra hasta situarse entre el 6 y el 6,5%. Los efectos del programa Speed Up! también son evidentes en los costes de distribución, significativamente más bajos. “Continuaremos trabajando para mejorar nuestra eficiencia, porque nuestro objetivo de rentabilidad se aplica también en la era eléctrica”, comenta Strotbek.

El beneficio antes de impuestos del Grupo Audi durante el primer semestre de 2017 aumentó hasta alcanzar una cifra de 2.798 millones de euros (H1 2016: 2.190 millones), debido también al aumento significativo de los ingresos financieros. Entre otros motivos, la entrada de nuevos inversores en HERE durante el primer trimestre del año se ha traducido en un efecto positivo de 183 millones de euros sobre los ingresos debidos a inversiones basadas en el método contable de participación.

El cash flow neto descendió a 1.879 millones de euros (H1 2016: 2085 millones). Esto incluye los pagos anticipados en relación al asunto de los motores diésel.

Con vistas al resto del año, Axel Strotbek declara: “Estamos preparando el lanzamiento de nuevos modelos en paralelo, y las inversiones anticipadas tendrán reflejo en nuestras ganancias y en el cash flow, especialmente en el cuarto trimestre”. El gasto de capital en el primer semestre del año ascendió a 1.156 millones de euros (H1 2016: 1.238 millones), lo que equivale al 3,8 % de la facturación (H1 2016: 4,1%). Para el año completo, Audi también prevé un ratio de gastos de capital entre el 5 y el 5,5%.

Las previsiones de la compañía para todo el año 2017 contemplan un ligero aumento de las ventas globales en comparación con el año anterior. El Grupo Audi también anticipa un ligero crecimiento de la facturación respecto a 2016. El beneficio operativo sobre las ventas debería situarse dentro del margen estratégico establecido entre el 8 y el 10 por ciento.