martes, 20 de junio de 2017

DEKRA ROAD SAFETY REPORT 2017: LAS MEJORES PRÁCTICAS PARA LOGRAR EL OBJETIVO "VISIÓN ZERO"

Los datos de accidentes de tráfico obtenidos en muchos países del mundo demuestra el grado de desafío de mejorar la seguridad en carretera a largo plazo. 

Mientras que en la UE una vez más se reduce el número de víctimas en carretera en 2016, el número de muertes, por ejemplo en EE.UU crece notablemente. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, unos 1,25 millones de personas en todo el mundo aún pierden la vida en carretera





Estos y otros muchos datos son los que aparecen en el informe DEKRA Road Safety Report 2017, presentado oficialmente el pasado 1 de junio en Berlín y que se presentará por segundo año en España el próximo 10 de octubre en el Ateneo de Madrid. Este año el informe se centra en “las mejores prácticas” que se llevan a cabo en todo el mundo para lograr conseguir el ambicioso pero no imposible objetivo de cero muertes en carretera.

Considerando el factor humano, la tecnología del vehículo y la infraestructura, el informe DEKRA aporta una amplia gama de ejemplos de diferentes países de todo el mundo. Esto demuestra el gran potencial de medidas que se pueden implementar para alcanzar la “Visión Zero", es decir, carreteras seguras en las que nadie muera o salga gravemente herido en accidentes.

De un primer vistazo, los datos obtenidos en la UE causan optimismo: cerca de 25.500 muertes de tráfico en los estados miembro en el 2016 significa una reducción de un 2,3% si se comparan los resultados obtenidos con el año anterior; en los últimos 6 años, el número de víctimas en la UE ha caído en un 19%. Sin embargo, los resultados varían considerablemente si se tienen en cuenta las cifras obtenidas de forma individual en los estados miembro. En España se ha registrado un incremento del 2,5% en el 2016, de 1.130 a 1160 víctimas de tráfico.

La importancia de los sistemas automatizados para mejorar la seguridad en carretera
En la actualidad, los políticos y la industria y proveedores de automoción, ven como el incremento en los equipamientos de los vehículos con sistemas que permiten la conducción parcial y altamente automatizada pueden ser la solución al desafío asociado a la consecución de carreteras más seguras en las regiones más motorizadas del mundo. No hay duda que todos estos sistemas instalados en todo tipo de vehículos jugarán un papel fundamental para conseguir carreteras más seguras.

Sin embargo, hay que recordar que el factor humano sigue siendo el elemento decisivo. Un comportamiento responsable junto con una evaluación adecuada de las capacidades y la alta aceptación de las normas de tráfico son, y seguirán siendo, el criterio más importante para reducir las víctimas de tráfico en nuestras carreteras.

El compromiso DEKRA para conseguir mayor seguridad en carretera
Como en anteriores informes desde 2008, el informe de seguridad DEKRA 2017 es mucho más que un compendio de hechos de la situación actual. Proporciona ideas y recomendaciones específicas de actuación para políticos, expertos de tráfico, fabricantes, instituciones científicas y asociaciones.

Además DEKRA apoya firmemente el programa de acción de la UE para reducir a la mitad el número de fallecidos en accidentes de tráfico para 2020.

Las demandas de DEKRA para mejorar la seguridad en carretera

Mejorar la disponibilidad y veracidad de datos y estadísticas internacionales que puedan ser comparados en la mayor medida posible.
Realizar un mayor análisis de la efectividad de medidas nacionales, regionales y locales encaminadas a mejorar la seguridad vial.
Realizar un análisis detallado de medidas exitosas de seguridad vial que han sido tratadas y probadas en otras regiones del mundo para evaluar cuáles pueden ser transferidas a otras regiones.
Asegurar aún más la penetración en el mercado de los sistemas de asistencia a la conducción orientados a la seguridad.
Asegurar que el mayor elemento que salva vidas- el cinturón de seguridad- es usado siempre por todos los pasajeros del vehículo.
Hacer que las áreas peligrosas sean más seguras a través de la construcción de carreteras y medidas de gestión del tráfico sensatas.
Empezar con la educación en seguridad vial desde edades muy tempranas hasta la vejez, dirigiéndose a todos los grupos de usuarios de una manera adecuada.
Garantizar que todos los usuarios de la carretera se comportan de forma responsable y cumplen con las normas de tráfico.

Implementar controles más rigurosos y garantizar que particularmente las infracciones más peligrosas- conducir ebrio, la distracción del conductor por el uso del Smartphone, la velocidad excesiva- están sujetas a multas más severas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario