sábado, 1 de abril de 2017

LA ROTONDA

LAS COSAS SON COMO SON


Para conducir bien no solo basta con cumplir las normas del Reglamento de circulación. ¿Sabes usted como coger el volante? Seguro que se ve identificado en alguna de las formas que les voy a describir a continuación.

El código de circulación lo deja claro: el automovilista debe mantener una posición adecuada en marcha. Y conducir con una mano se traduce en sanción.

En esta ROTONDA nos gusta observar el comportamiento de los conductores en el día a día. Cuando estén parado en un semáforo sean discreto y observen como los demás conductores tiene cogido el volante.

Depende de cómo lo tomen  o como “manejen” como se expresan en algunos países sudamericanos, pueden denotar la personalidad del conductor:

Ahí, tenemos en potencia a los responsables con la normativa vigente; por otro lado, se encuentran el despreocupado; los irresponsables, los “enteraos” y los que no tienen ni idea.  Hay como en botica “conductores para todos los justos”.

Si partimos de la base que, La Dirección General de Tráfico (DGT) indica que la única posición reglamentaria es poner las manos a las 10.10, por analogía con las agujas del reloj, y con los brazos flexionados, aunque acepta las 9.15 como correcta. Se trata de la posición adecuada para hacer un giro eficaz de forma instantánea y sin que las manos se estorben al cruzarse.

FORMAS DE COGER EL VOLANTE:
EL CANSADO O RUTINARIO
Con las dos manos en la parte inferior del volante.
EL PAJARITO
 El que apoya las dos manos casi juntas en la parte más alta del volante.
EL DISCOTEQUERO
Conducir girando el volante con la palma de la mano, como si el conductor fuera un pinchadiscos.
EL FERNANDO ALONSO
Es aquel que agarra el volante con fuerza y se inclina en cada curva pensando que hace contrapeso para estabilizar el vehículo.
BOND… JAMES BOND
Con una mano en el volante y la otra en la palanca de cambios.
EL PROFESIONAL
Con una mano fuera de la ventanilla y la otra al volante.
EL COCHECITO
Con las dos manos sujetando el volante por los radios del mismo a modo de manillar.
NO SE DONDE ESTOY
Conducir con una mano en la parte inferior del volante y la otra en la parte superior.
EL RULETA
Consiste en sujetar la parte interior del volante con una mano para hacer impulso al girar, como si hiciera falta mucho esfuerzo para mover las ruedas.
EL CONFIADO
Consiste en soltar el volante por unos segundos (para realizar algún movimiento ajeno a la conducción, por ejemplo) y que el coche siga recto como por arte de magia.
EL DEDOS
Aquel que realiza alguna maniobra con el volante utilizando el menor número de dedos posibles, incluso realizar un giro con un solo dedo.
Seguro que nos hemos dejado alguno, incluso a partir de hoy podemos aumentar la lista, y si no, compruébelo.

CONCLUSIÓN:
El Reglamento General de Circulación regula este aspecto y el artículo 18 dice que el conductor “deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros”. Quien no lo haga, se enfrenta a una sanción de 80 euros que depende, en muchos casos, del agente de tráfico correspondiente.

El conducir de forma irregular menoscabando la seguridad del vehículo durante la conducción, puede definirse como parte de la personalidad del individuo que conduzca el coche.

Hay conductores para todos los gustos como hemos dicho al principio, los mismos que cogen mal el volante, suelen ser aquellos que no señalan un giro con los intermitentes, circulan habitualmente por el carril de la izquierda e incluso algunas señales para ellos no existen.

Difícilmente ponen de su parte para corregir un comportamiento y los únicos que se puede esperar de ellos es que vayan a más.
Por lo tanto, no se fíen de aquellos conductores que no cogen bien el volante, su seguridad y la de los suyos puede estar en peligro.

Aquellos que todavía creen que pueden corregir su error, no lo duden háganlo.

Manéjense bien durante el fin de semana familia, comenzamos nuevo mes, las fiestas ya están aquí y tenemos que poner más atención en los próximos desplazamientos.

Disfruten con moderación, sobre todo en la carretera.
Pepe Bejarano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario