lunes, 31 de julio de 2017

EL PILOTO DE AUDI LUCAS DI GRASSI CAMPEÓN DE LA FÓRMULA E



  • Lucas di Grassi se adjudica el título en la primera competición de monoplazas eléctricos

Victoria en la carrera del sábado y séptima posición en la segunda carrera en Montreal para el piloto brasileño

El ABT Schaeffler Audi Sport, subcampeón en la clasificación de equipos


– El piloto de Audi Lucas di Grassi es el nuevo campeón del mundo de la Fórmula E. Tras situarse líder de la clasificación con una victoria en la que lideró la primera de las dos carreras en Montreal (Canadá) desde el inicio hasta la bandera a cuadros, el piloto brasileño del ABT Schaeffler Audi Sport se aseguró el título con la séptima plaza conseguida en la carrera del domingo.

Di Grassi llegó a Canadá para disputar la última ronda de la Fórmula E con un déficit de 10 puntos sobre el piloto de Renault Sébastian Buemi. Mientras que el suizo tuvo un día poco afortunado el sábado, en el que incluso sufrió un accidente en los entrenamientos libres, di Grassi no cometió errores. El piloto de 32 años consiguió sus primeros tres puntos del fin de semana con la pole position, y dominó la carrera de principio a fin incluso tras perder gran parte de la ventaja conseguida en los dos primeros tercios de la prueba con la aparición de un coche de seguridad. Con los 25 puntos de su segunda victoria de la temporada –más los 3 puntos correspondientes a la pole– y tras finalizar Buemi en cuarta posición, di Grassi afrontaba la última carrera que se iba a disputar el domingo como líder provisional del campeonato por primera vez, con una ventaja de 6 puntos sobre Sébastian Buemi, que se convirtieron en 18 tras la posterior descalificación del piloto suizo al no alcanzar su monoplaza el peso mínimo en las verificaciones tras la carrera.

El domingo, con 29 puntos todavía en juego, di Grassi y su compañero de equipo Daniel Abt –que el sábado protagonizó una espectacular remontada desde la posición undécima a la quinta plaza– partieron desde la tercera fila en la parrilla de salida, mientras que el principal rival de di Grassi por el título, Sébastian Buemi, lo hacía en la posición 14. Tras una fase inicial de carrera muy turbulenta, di Grassi y Abt cayeron a las posiciones novena y décima, pero gracias a una inteligente gestión de la energía de sus monoplazas remontaron hasta las posiciones séptima y sexta respectivamente, lo que permitió a di Grassi asegurar el título y también el subcampeonato para el ABT Schaeffler Audi Sport en la clasificación por equipos.

“Hoy ha sido el mejor día de mi carrera”, comentaba entusiasmado el nuevo Campeón de la Fórmula E al finalizar la prueba. “He creído en la Fórmula E desde el primer momento porque el mundo, incluyendo la competición automovilística, está cambiando. Hace tres años ganamos la primera carrera de la Fórmula E en Pekín y ahora hemos conseguido el título. ABT Sportsline, Schaeffler y Audi Sport han realizado un trabajo perfecto. Si en Nueva York no fuimos tan fuertes, aquí en Montreal, el mejor circuito de la Fórmula E, hemos sido muy rápidos desde el principio”.

Tras el tercer puesto en la temporada inaugural de la Fórmula E y el subcampeonato el pasado año, Lucas di Grassi es el tercer campeón en la primera serie de carreras de monoplazas eléctricos del mundo, y suma un total de seis victorias y 20 podios en 33 carreras. En la temporada 2016/2017, el piloto de Audi ha conseguido dos victorias, tres pole position y siete podios en las doce carreras disputadas. Tan sólo en París di Grassi no anotó puntos, siendo su regularidad decisiva en la consecución del título, aunque su remontada en la prueba inaugural de la temporada en Hong Kong y la victoria lograda en México tampoco pasarán al olvido.

“Para mi, Lucas di Grassi es actualmente el piloto más completo en la Fórmula E”, declara Dieter Gass, Director de Audi Motorsport. “Lo que demostró en Montreal el sábado fue simplemente algo fantástico. Probablemente no había mucha gente que tras la carrera de Nueva York, pudiera pensar que podría volver a pelear por el título. Pero Lucas nunca se dio por vencido, motivando continuamente al equipo. Todos, liderados por Hans-Jürgen Abt y Thomas Biermaier, realizaron un trabajo excepcional. Y Daniel Abt, que no había desarrollado todo su potencial este año, también mostró su fortaleza en Montreal. Ha sido una gran final y una buena semana para la Fórmula E. Que tras el anuncio de BMW, Mercedes-Benz y Porsche vayan a seguirnos en esta competición subraya la creciente importancia que están tomando las carreras de vehículos completamente eléctricos. Estoy deseando que se inicie una nueva temporada de la Fórmula E en Hong Kong en diciembre, que abrirá un nuevo capítulo en la historia del Audi con nuestra entrada de forma oficial como fabricante en la competición. Con ABT y Schaeffler como socios, estamos en una posición muy buena ante una competencia cada vez más dura”.

Lucas di Grassi nació en São Paulo el 11 de agosto de 1984 y vive en Mónaco junto con su esposa Bianca. El piloto brasileño ganó el Gran Premio de Mónaco en Fórmula 3 en 2005 y estuvo activo en la Fórmula 1 como piloto de pruebas antes de unirse a Audi para competir en el Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) en 2012, en el que subió al podio en las 24 Horas de Le Mans tres veces. Debutando en la Fórmula E ese mismo año como piloto de pruebas, contribuyó a hacer realidad una competición en la que ahora, es el nuevo Campeón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario