domingo, 15 de enero de 2017

LA OPINIÓN de José Luis Vilaplana



¿CUÁNTA NORMA PODEMOS AGUANTAR?

Lo primero, es desearos un feliz 2017, y 2018, y 2019, … vamos en definitiva que seáis felices, que más da el año.
Dicho esto, me gustaría comentaros una noticia que está dando mucho que hablar, y yo espero dar mi opinión fuera de cualquier connotación política. Si, eso es posible, normalmente más por el que escribe que por el que lee, así que intentad no ver un sesgo político, sólo una opinión y luego tened la propia.

La noticia es esencialmente:


1.     en Madrid se va a limitar la velocidad,
2.     se restringe, o controla por número de matrícula (par o impar) el acceso a determinadas zonas
3.     los taxis solo captan viajeros en paradas, y no puedan circular vacíos.


La idea esencial de la medida es acabar con el exceso de contaminación y yo no voy a entrar en eso, pues entiendo que cualquier medida que ayude en tal sentido debe ser bien recibida por todos, y yo el primero.

Solo voy a lanzar como siempre hago un par de preguntas al aire, y no quiero que se presupongan las respuestas, simplemente que nos dé que pensar, y yo como siempre me dicen y dicen de los abogados, pues debo “pensar mal” pero eso solo es achacable a mí.

Podría hablar de cada una de las medidas pero hoy me centraré en el acceso de los coches con matrículas par o impar.

Por definición y haciendo uso de una regla nemotécnica que a todos nos enseñaron de pequeño:


Dicho esto que todos conocemos, lanzo mis preguntas.

1)    Si yo tengo un coche con matrícula impar podré entrar los días que sean impar, y por extensión, si tengo el coche con matrícula par, los pares, ¿fácil no?. Pues bien, acabamos de redactar una norma injusta por definición, mi coche con matrícula impar entrara un día más que los de los pares, pues accederá todos los meses que tengan 31 días. (mes impar), ¿Ilegal, irregular, injusto?. No sé, sigue leyendo.

2)    Si pertenezco a la cada vez menor clase social, que dispone en casa de dos coches, me tocará la lotería, si mis matrículas son par e impar, pero eso es una lotería, que no evita la esencia de la norma, que es luchar contra la contaminación.

3)    Pero y aquí empieza a salir mi lado malo, maloso, mi diablillo sobre mi hombro, si soy de la clase que se lo puede permitir, y no sólo puedo permitirme dos coches, si no que puedo permitirme adquirir un coche nuevo y “buscar” que se me matricule a par o impar, ya no es una cuestión de lotería o no, hemos entrada a saltar la banca, da igual a lo que apueste, a estos siempre les saldrá la bolita correcta. ¿Quiénes son los que en realidad evitan entonces la contaminación? Y ¿de verdad estamos promoviendo una norma justa?.

4)    Y lo último lo mejor, si nos pillan, les sancionarán, lo que han venido haciendo ya, y sin “aviso ni moratoria”, con 90€, 45€ por pronto pago, pues bien, sin moderar, proporcionar o reglamentar si a quienes se sanciona es a un señor o señora que va de compras y sólo le va a salir un poco más cara la compra del día (+45€), o a quien se le sanciona es al taxista, conductor de furgoneta, o trabajador sin más que puede que  ese día no alcance a ser su salario diario, esos 45€, y encima deba pagar los 90€, porque no podrá usar del “beneficio del pronto pago”.

Para acabar con dos apuntes, quizá un poco más técnicos, y por supuesto ni se me ocurre plantear que esto pueda ser así, de ninguna de las maneras, ni se me ocurriría, sobre todo porque creo que aún no se controla en Madrid de esta manera el uso de las matriculas pares o impares, si no que se hace por personal de la Policía Municipal.

A qué me estoy refiriendo, pues al control de estos accesos, que más tarde o más temprano llegarán, pues ocurre en muchas ciudades, y es que este acceso a determinados lugares se haga mediante el control por cámaras que “leen la matrícula” y te permite el acceso, según si tu matricula cumple unos determinados criterios, en el tema que nos ocupa, par o impar, pero pueden ser otros; residentes, comerciantes, u otro requisito.

Y esto que tiene de malo, cómo puede mi diablillo, encontrar algo “raro en esto”.

Pensemos… un momento, (siempre insisto en mis artículos en la educación, frente a la sanción, pero nunca me cansaré de recomendar también que paremos un momento y….pensemos) a esa cámara se le darán unas instrucciones, un código informático, lo que se llama el código fuente, existe alguien que lo programa, pero existe también alguien que indica cuáles son las instrucciones de esa programación, en teoría debe trasladar tal cual lo que se recoge en la norma o reglamento, como dijimos antes, (residentes, comerciantes, par o impar), pero…..y si al código le “decimos”; y lo dejo en abierto: “….después de introducir todo lo que recoge el reglamento ponga usted señor programador esta matrícula o matriculas, de mi cuñado, de mi amigo, de quien le debo este o cual favor, y del que le hago yo tal o cual favor” y lo dejo ahí. Que mi diablillo se ha ido a descansar, que hoy lleva mucho trabajo encima.

Insisto, Feliz año. Sed felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario