domingo, 18 de diciembre de 2016

LA OPINIÓN de José Luis Vilapalana





FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO
Acabamos el año y estamos en una de las que dicen mejores fiestas para celebrar, hagamos que los que no pueden celebrarlas igual que nosotros al menos no lo pasen peor, seamos solidarios, generosos y pensemos más que nunca en “el  otro”, que quizá sea una excusa para el corazón ser “mejores SÓLO en estas fechas”, no nos haga, no serlo.

Aprovechando esta oportunidad de la web de expresar mis pensamientos y opiniones, lo uso esta vez, para recordar uno de los artículos que más vistas han tenido y encajan, creo con mi pensamiento.

UNA OPINIÓN, Y VARIOS PENSAMIENTOS, PONTE EN MI LUGAR, O EN EL TUYO, DECÍDELO.

Lo conseguí, tenemos carril bici, pero sé que no estoy sólo en la acera, los peatones estaban antes que yo, y además hay niños, ancianos, que no tienen por qué tener la misma agilidad que yo, se juegan la vida y una lesión, ponte en mi lugar, ya conseguiste lo más importante.

Soy ligero, me afecta el aire, más el de los grandes camiones, es mi pasión, no te quiero molestar, pero sólo es un metro y medio, respétamelo, me juego la vida, ponte en mi lugar.

Conductor, llevas prisa, siempre será así, y nada lo va a cambiar, realmente si crees que lo cambiara que pites y pites hasta que haya pasado ese anciano, te equivocas, qué más quisiera el que ir a tu paso, ponte en su lugar.

Moto soy y si aparco en la acera me multan, si aparco entre los coches me golpeas, me mueves y te molesta que te quite parte de “tu” sitio, quién se pone en mi lugar.

Vas rápido, no tan ligero como la bici, pero más rápido seguro, apareces y desapareces de mis retrovisores, a veces te veo, otras no, seguro que merece la pena, piénsalo, soy grande no quiero abusar, pero fui como tú y eso te salva muchas veces, pero no todos tienen mi pasado, cuídate, ponte en tu lugar.

Conductor, sabio eres no hay duda, pero reconoce que la salida y canal de desaceleración de la autovía, esta para eso, y las líneas no pasan de ser discontinuas a continuas por “capricho divino”, lo pillas, ponte en nuestro lugar.

Las líneas rectas me dijeron que eran siempre el camino más corto entre dos puntos, pero las rotondas no se hicieron para que tú lo demostraras cada vez, usa la imaginación no la circulación, y seguro que en algún momento pensaste, qué razón habrá para tantos carriles dentro de una rotonda, y no lo creíste cuando te dijeron que el de dentro sirve para circular en ella y el de fuera es precisamente para eso, para salir de la rotonda, no, no, no fue una broma del de la autoescuela, pues ponte en el lugar del de la autoescuela, que piense que todo lo que te enseño te sirvió de algo.

Otra cosa, que tampoco se le olvido decirte, seguro, el respeto en la incorporación ante el atasco, la figura de la cremallera, frente a la figura de la serpiente multicolor que no para. Si todos respetáramos estas pequeñas “figuras” de nuestro día a día, la circulación seria fluida, ponte en su lugar.

Si, lo reconozco, tendré que ir algún día a ¡terapia¡, paro “ante un semáforo en verde”, verde si, previo a un atasco en una intersección, reconozco que me cuesta asumir que ello implique la pitada indiscriminada de los que me preceden, a veces pienso que se me debe haber caído la matrícula, otra cosa no lo entiendo, hasta que los veo adelantarme en ese pequeño hueco que queda y regalarme un “simpático gesto manual, o más bien digital”, hasta volver a parar inmediatamente obstaculizando la intersección. Ponte en el lugar del de la derecha, tu, él y yo, también estaremos ahí otro día, esperando que alguien respete la intersección, fíjate por donde, la circulación es así de caprichosa.

Personas discapacitadas, parking ¿preferente?, necesitas leer más, obvio es decirlo, todos te cederían su plaza si no la necesitaran. De verdad ¿te quieres poner en su lugar?

Todo viene en su norma, su ley y reglamento, pero a veces sólo se requiere el gran libro, el de la educación y el respeto, a las bicicletas, a los ancianos, a los niños, a las madres, a los padres, a los motoristas a los conductores, a ti a mí, y a todos, es sencillo, pero tan difícil.


Nota. Que nadie se me enfade, que nadie se dé por aludido, todos lo podríamos ser, si nos miramos dentro “de verdad”, han sido pensamientos de la circulación diaria asociados a la norma pero más a la propia educación y el respeto a los demás, habrá más y otros más significativos, no pretende ser nada más que eso, una opinión. Mi opinión.



DE PAZ, AMOR Y
Y UN DESEO PARA TODOS

                                                       FELICIDAD