sábado, 27 de mayo de 2017

PEUGEOT 5008: TECNOLOGÍA AL SERVICIO DE LA SEGURIDAD

- El Peugeot 5008 llega al segmento de los SUV como una referencia en materia de seguridad, gracias a su impresionante arsenal de sistemas de ayuda a la conducción.

- El Peugeot 5008 se enfrenta con garantías a cualquier tipo de terreno, con el Advanced Grip Control y su novedoso sistema de control de descensos, Hill Assist Descent Control (HADC).


- En carretera y en ciudad, el Peugeot 5008 cuenta con equipamientos como la frenada automática de emergencia, la alerta de riesgo de colisión, el reconocimiento de las señales de límite de velocidad o el park assist y la cámara de visión 360º Visiopark.

Ponerse al volante del nuevo Peugeot 5008 es disfrutar plenamente de las capacidades dinámicas del SUV, gracias al apoyo de sus múltiples sistemas de ayuda a la conducción, que disminuyen las fuentes de riesgo tanto en calles y carreteras como en terrenos difíciles.

Para los que consideran a los SUV como un compañero de aventuras ideal, este modelo dispone de Advanced Grip Control, unido a un novedoso sistema de control de descensos Hill Assist Descent Control (HADC). Gracias a esta tecnología exclusiva, el Peugeot 5008 tiene cualidades para salir de los caminos marcados.

El Advanced Grip Control asegura la máxima adherencia en firmes deslizantes o en mal estado. Esta tecnología actúa sobre las ruedas motrices delanteras. Se activa a través del mando giratorio situado en la consola central, que permite elegir entre uno de los cinco modos de uso disponibles, que limitan la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestionan el frenado, en función del terreno.

El conductor puede determinar en todo momento si permite que el sistema actúe de forma inteligente, a través del modo Normal, o si selecciona manualmente el modo que quiere emplear.

El modo Normal está pensado para condiciones normales, sin problemas de adherencia, mientras que el modo Nieve adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas motrices a las condiciones existentes. Cuando el coche supera los 50 km/h el sistema pasa automáticamente al modo Normal.

El modo Barro permite circular sin problemas por terrenos deslizantes como tierra o hierba húmeda. Asegura el arranque del vehículo en estas condiciones transfiriendo el máximo par posible a la rueda que más adherencia tenga. Funciona como un diferencial de deslizamiento limitado, se adapta perfectamente a la circulación en pistas y se mantiene activo por debajo de 80 km/h.

El modo Arena mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado en la arena. Este modo funciona hasta 120 km/h y cambia a modo Normal si se supera esa velocidad.

Por último, el modo ESP Off ofrece al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control, hasta 50 km/h, y gestionar la motricidad de manera autónoma.

Para afrontar descensos de vértigo, el Peugeot 5008 cuenta con el Hill Assist Descent Control (HADC), que permite controlar perfectamente y de un modo seguro, el vehículo y su trayectoria en pendientes inclinadas. El sistema es innovador, porque puede mantener el vehículo a velocidades muy bajas (3 Km/h), aportando control y seguridad en situaciones críticas. Esta función se activa por medio de un botón situado en la consola central.

Sobre asfalto, el Peugeot 5008 cuenta con la función Distance Alert (alerta de riesgo de colisión) que avisa al conductor cuando su vehículo corre el riesgo de colisionar con el vehículo que tiene delante o con un peatón en la calzada. El Active Safety Brake (freno automático de urgencia) actúa después de esta alerta, si el conductor no reacciona con la rapidez adecuada y no activa los frenos del vehículo.

La alerta de cambio involuntario de carril es un sistema que detecta, por medio de una cámara que reconoce las líneas continuas o discontinuas, el cruce involuntario de una marca longitudinal pintada en el firme. Entre 65 Km/h y 180 Km/h realiza, además, una corrección de trayectoria del Peugeot 5008: en cuanto el sistema identifica un riesgo de cambio involuntario de carril, la dirección actúa progresivamente para mantener el vehículo en su carril inicial. Si desea mantener la trayectoria de su vehículo, el conductor puede impedir la activación del sistema sujetando firmemente el volante (por ejemplo, si se está esquivando un obstáculo). La corrección automática se interrumpirá en cuanto se accionan los intermitentes.

Pensada para trayectos largos como los que se avecinan este verano, el Peugeot 5008 está equipado con la alerta de tiempo de conducción. Se activa al detectar que el conductor no ha descansado después de dos horas seguidas al volante a una velocidad superior a 65 Km/h. Esta alerta se traduce en la visualización de un mensaje, acompañado de una señal sonora, que anima a hacer un descanso.

Esta función se completa con el sistema de alerta de atención del conductor El vehículo cuenta con una cámara situada en la parte alta del parabrisas, que identifica los desvíos de trayectoria respecto a las marcas del suelo. En ese momento, se ponen en marcha varios niveles de alertas sonoras y visuales. 

El sistema de reconocimiento de señales de limitación de velocidad del Peugeot 5008, que permite detectar y leer los indicadores de velocidad máxima y de fin de limitación de velocidad y mostrarlas en el cuadro de instrumentos. El sistema

también tiene en cuenta las informaciones sobre límite de velocidad que llegan a través de la cartografía del navegador.

Para que estacionar deje de ser una demostración de habilidad y sangre fría, el Peugeot 5008 está equipado con una cámara de vídeo de 180º en el portón del maletero (Visiopark 1) y la calandra (Visiopark 2). Este sistema permite ver, en la pantalla táctil, el entorno del vehículo con la ayuda de las cámaras. Los sensores de ayuda al estacionamiento completan la información desde el techo del vehículo. En tiempo real durante la maniobra, se reconstruye una imagen de la parte superior del vehículo en su entorno más cercano, lo que permite una visión de 360º.

El Peugeot 5008 puede, incluso, “aparcar solo”, gracias a la tecnología Park Assist, que detecta un espacio ideal para estacionar, teniendo en cuenta las dimensiones del vehículo, gracias a los sensores implantados en los paragolpes delantero y trasero. El vehículo maneja la dirección, mientras que el conductor se encarga de la aceleración, el freno, la caja de cambios y el embrague, si su automóvil está equipado con cambio manual. En cualquier momento, el conductor puede recuperar el control de la dirección agarrando el volante.

El innovador SUV de la marca incorpora, de serie en los acabados Allure, GT Line y GT, el innovador Peugeot Connect NAV. Ofrece una nueva generación de navegación 3D conectada, que puede gestionarse tanto por órdenes de voz o a través de la pantalla táctil. Su interfaz muestra el entorno con el máximo realismo. Los edificios y los monumentos se representan teniendo en cuenta detalles como la inclinación del terreno. Con un simple movimiento en un mando del volante, su información puede pasar directamente de la pantalla táctil al cuadro de instrumentos digital, para una mayor legibilidad.

Cuenta con TomTom® Traffic, una herramienta imprescindible para planificar cualquier tipo de trayecto, ya que permite visualizar la situación del tráfico en tiempo real, ofreciendo datos como la causa de la retención y su duración estimada. De este


modo se puede calcular, con total previsión, cuánto se va a tardar en llegar al punto de destino. Asimismo, ofrece datos sobre el tiempo y las condiciones de la carretera. Para obtener esta información, TomTom Trafic® recurre tanto a autoridades como la Dirección General de Tráfico o el Servei Català de Transit, como a las actualizaciones enviadas, en directo y desde el lugar de los hechos, por la comunidad de usuarios de esta aplicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario