lunes, 19 de diciembre de 2016

LA PLANTA DE OPEL EN FIGUERUELAS (ZARAGOZA) FABRICARÁ LOS NUEVOS CORSA Y ADAM

La planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza), que cierra 2016 con una producción de 360.000 coches, fabricará los nuevos Corsa y Adam. A cambio, no obstante, el sucesor del Opel Mokka X -que se fabrica en Zaragoza- se desarrollará en la planta alemana de Eisenach. Así lo ha anunciado la propia firma, que se encuentra inmersa en la organización de su estructura productiva en Europa de forma "más efectiva".



"La redistribución de asignaciones hará que la producción sea mucho más eficiente", ha asegurado el vicepresidente de Manufacturas de Opel, Philip R. Kienle. "La nueva distribución de cada modelo en las instalaciones de fabricación permite grandes ventajas en sinergias de producción. Estamos dando un importante paso para el futuro", ha señalado.

Por su parte, el presidente del comité de empresa, Wolfgang Schäfer-Klug, ha destacado que esta decisión asegura los puestos de trabajo de los empleados en ambas plantas, al tiempo que abre nuevas perspectivas.

"En base al convenio colectivo de IG Metal, hemos logrado conseguir un gran futuro para las plantas de Eisenach y Zaragoza al mismo tiempo, con interesantes productos", ha afirmado.

Por su parte, Jörg Köhlinger, jefe de Distrito del sindicato IG Metal, ha añadido que la implementación de un convenio colectivo de futuro muestra lo beneficioso del acuerdo para las dos plantas. "Todas las personas involucradas han contribuido para asegurar el futuro de ambas factorías y los empleos, al tiempo que se asegura el futuro de ambas plantas para Opel", ha señalado.

En España, hasta final de noviembre se han vendido 15.718 Opel Mokka y Mokka X, 25.030 Corsa y 2.618 ADAM.

El Mokka X, vital para Figueruelas

Por su parte, el director general de General Motors España, Antonio Cobo, dijo ayer en su discurso de final de año ha dicho que se cierra el año "con el mejor nivel de productividad de GM a nivel global y con más de 360.000 coches fabricados en nuestra planta".

Asimismo, ha calificado el presente año de "apasionante", aunque ha precisado que "no ha sido fácil". "Ha sido especialmente intenso, ha sido el año en el que hemos superado muchos desafíos y hemos cimentado más fuerte nuestro futuro, en el que hemos recibido muchos reconocimientos internos y externos", ha agregado, al tiempo que ha felicitado a todo el equipo de GM España.
Del "esfuerzo" de estos últimos doce meses ha destacado el "excelente lanzamiento" del nuevo Mokka X. "Probablemente, desde mi experiencia el mejor lanzamiento que he vivido personalmente en términos de calidad, de volumen y de aceleración en la curva de arranque".

Ha incidido en que ha sido "un gran lanzamiento el de Mokka X, como ha reconocido el equipo directivo de Opel en su totalidad y con la presencia en planta de nuestro presidente -del Grupo Opel-, Karl Thomas Neumann, y también habiendo sido reconocido GM España con el premio al mejor lanzamiento de General Motors Europa en este 2016".

"Este éxito tiene un valor muy especial, ya que mientras preparábamos y hacíamos el lanzamiento del Mokka X también estábamos trabajando intensamente en preparar nuestros equipos y en adecuar la planta para los próximos: el nuevo Opel Crossland X y también el crossover hermano del Grupo PSA [comparte fábrica con el Peugeot 2008 y Citroën C3]", ha continuado diciendo Cobo en su mensaje de fin de año. Estos dos modelos, de los siete que la marca Opel lanzará el próximo año, saldrán de Figueruelas.

Además se ha referido a los jóvenes que se van a incorporar a los nuevos proyectos de GM España. "Este empleo nuevo lo estamos creando para dar respuesta a las nuevas cifras de producción que ya vamos a empezar a ver en este 2017 y también para apoyar la puesta en producción de los nuevos modelos".

A los logros en la factoría de Figueruelas, Antonio Cobo ha sumado que Opel ha liderado el mercado de turismos en España. "Esto demuestra que como marca va por el buen camino, que tenemos el apoyo de nuestros clientes".

En 2016 se han hecho "importantes inversiones" y se han alcanzado "más logros" que, "sin ninguna duda" son "una buena base" para el futuro de la planta y para la comunidad, ha apuntado el director general de GM España.

Punto de inflexión para la planta

"Hemos incorporado a la planta importantes innovaciones en la digitalización de nuestros procesos, en el camino para ser una smart factory, estas plantas inteligentes de las que todos hablamos, hemos continuado implantando más innovaciones y tecnología reflejada en importantes cambios, mejoras en las instalaciones y en la preparación a conciencia no sólo de nuestro equipo humano sino en la parte técnica para para ayudarnos a comenzar la producción de los nuevos modelos en este 2017".

En su opinión, el año que viene va a suponer un "punto de inflexión" en la historia de Opel pero también en la historia de la planta de Figueruelas. "La marca Opel va a lanzar siete nuevos modelos y la planta de Zaragoza fabricará dos de ellos, lo cual nos pone el listón mucho más alto de lo que lo habíamos tenido hasta ahora por el reto de trabajar con un nuevo partner -PSA Peugeot Citröen-, un nuevo socio en la alianza distinto a los tradicionales de General Motors".

"Sin duda tenemos motivo de orgullo y motivación para que GM España siga siendo un referente mundial y una piedra angular del prometedor futuro de Opel y General Motors", ha destacado.

Antonio Cobo ha afirmado que el nuevo ejercicio estará cargado de ilusiones, de nuevos modelos y de buenas perspectivas, pero "no exento de incertidumbres" y de "dificultades".


Para el director general "situaciones como el Brexit, la situación política en el mercado turco y la ralentización del mercado en Europa nos lo van a poner no tan fácil". Ha finalizado diciendo que "no queda otra que seguir perseverando en el empeño y luchando con las ganas que caracterizan al equipo de GM España para superar estas dificultades".