viernes, 24 de marzo de 2017

PANDA NATURAL POWER ESTRELLA DE UN EXPERIMENTO: DURANTE 80.000 KM FUNCIONARÁ CON BIOMETANO DE CICLO HIDROLÓGICO

En Turín, en el Motor Village de Fiat Chrysler Automobiles, se ha entregado un Fiat Panda Natural Power que recorrerá 80.000 km funcionando con el biometano producido por el Grupo CAP, gestor del Servicio Hidrológico Integrado de la ciudad de Milán
Un experimento que durará algunos meses y que tiene como objetivo valorar, por parte de los técnicos del Centro de Investigaciones de FCA, el biometano producido a partir de lodos de depuración y de aguas residuales



Se trata de un biocombustible capaz de ofrecer una movilidad realmente sostenible, con emisiones de CO2 reducidas un 97 % en comparación con un modelo de gasolina
Mientras dure el experimento, el Panda (desde 2007 el coche de gas natural más vendido en Europa), que recientemente ha superado las 300.000 unidades producidas, repostará en la depuradora del Grupo CAP de Bresso-Niguarda (Milán), donde está a punto de nacer el primer distribuidor italiano de biometano a km cero, con un combustible producido a partir de las aguas residuales de la ciudad
Alcalá de Henares, 14 de marzo de 2017.- ¿Quién podría haber predicho hace tan solo unos pocos años, que un Panda habría circulado con un combustible producido a partir de aguas residuales? Ni siquiera los guionistas de "Regreso al futuro" pensaron en algo así... Pero es una realidad más efectiva que la electricidad o el hidrógeno. Y para demostrar la eficacia de esta alimentación se llevará a cabo esta larga prueba (de varios meses y 80.000 km), que inicia hoy en Turín, en el Mirafiori Motor Village de Fiat Chrysler Automobiles, con la entrega de un Fiat Panda Natural Power al Grupo CAP, una empresa que gestiona los sistemas de agua, alcantarillado y depuración de la ciudad de Milán. Mientras dure la prueba, el centro de investigación de FCA (el CRF) someterá al vehículo a algunas comprobaciones minuciosas para valorar si el biometano producido por el Grupo CAP tiene o no particulares efectos en el motor. Con este experimento será posible diversificar las fuentes de origen del biometano.
Ha entregado las llaves del Panda Elisa Boscherini (responsable de relaciones institucionales de FCA para la región EMEA), que ha confiado el vehículo a Alessandro Russo (presidente del Grupo CAP).

El Panda Natural Power se equipa con el motor de dos cilindros TwinAir de 0,9 cm3 capaz de desarrollar 80 CV cuando se alimenta con gas natural. Comercializado a finales de 2006, al año siguiente ya fue el vehículo de gas natural más vendido en Europa y hace unas semanas ha superado el importante hito de 300.000 unidades producidas.
El vehículo entregado hoy funcionará, como ya se ha mencionado, con el biometano producido a partir de las aguas residuales tratadas en la planta de Niguarda-Bresso, donde el Grupo CAP está transformando sus depuradoras en biorrefinerías capaces de rentabilizar las aguas residuales. Sobre la base de estudios del Grupo CAP, que apuesta a corto plazo por inaugurar en Milán el primer distribuidor de biometano de km cero, se estima que tan solo la depuradora de Bresso podría llegar a producir unos 342.000 kilogramos de biometano, suficientes para que 416 vehículos recorrieran 20.000 km al año: más de 8.300.000 km, lo que equivale a más de doscientas veces la circunferencia de la Tierra.
El largo recorrido de prueba del Panda estará acompañado por el hashtag #BioMetaNow, que guiará todo el experimento en las redes sociales, para narrar las etapas del proyecto y su evolución.

El biometano, gas de las mismas características que el metano pero producido a partir de fuentes renovables o de impacto cero, representa una válida solución para la movilidad del futuro, con la ventaja de estar listo ahora y de permitir la reducción del consumo de combustible en hasta un 56 % en comparación con la gasolina y en hasta un 30 % en comparación con el Diésel. Pero lo que realmente cuenta es el aspecto ecológico, además del económico. El metano es ya el carburante más limpio disponible en la actualidad, una auténtica alternativa a la gasolina y el Diésel, con emisiones nocivas mínimas: menos partículas, reducidas prácticamente a cero, y menos óxidos de nitrógeno e hidrocarburos más reactivos que causan la formación de otros contaminantes.
Cualidades todas que mejorarán aún más con el biometano, sobre todo en el cálculo del rendimiento "Well to Wheel", es decir, "de la fuente a la rueda". Por ejemplo, un Fiat Panda alimentado con metano tiene unas emisiones un 31 % más bajas que las de un modelo similar de gasolina, un dato que se eleva al 57 % mezclando al gas natural el 40 % de biometano. En la práctica, una reducción de contaminantes igual a la obtenida por un vehículo eléctrico recargado con el actual mix energético europeo. Y si además, como sucederá en el experimento con el Grupo CAP, el Fiat Panda se alimentara al 100 % con biometano extraído de aguas residuales, la reducción de emisiones de CO2 puede alcanzar el 97 %: en particular como un coche eléctrico alimentado por "corriente" procedente en su totalidad de fuentes renovables, como la eólica.

Qué es el biometano
Es un biocombustible que se obtiene tanto de aguas residuales, como en este caso, como de restos de biomasa de origen agrícola (que se renuevan en el tiempo y que, en su ciclo de vida, han incorporado el carbono presente en la atmósfera) o como de la parte orgánica de los residuos sólidos urbanos procedentes de la recogida selectiva. FCA y el Grupo CAP apoyan el biometano principalmente por su potencial estratégico en la reducción de emisiones. El proyecto BioMetaNow también tiene como objetivo la promoción del biometano y la demostración de su eficacia, sostenibilidad y uso reales.
Una contribución adicional para complementar de forma definitiva el marco legal que mantiene la prohibición, al menos en Italia, de introducir el biometano en la red. Además, puede ser un poderoso aliado en la lucha contra el cambio climático y la contaminación del aire, y en el gran reto de la gestión de residuos. Cuenta con importantes posibilidades de uso, tanto en el nuevo sistema energético italiano, como en el ámbito de la economía circular europea.

Las ventajas del biometano de origen biológico son numerosas y reales: en primer lugar es un combustible renovable y, por lo tanto, prácticamente inagotable, asegurando niveles de emisiones contaminantes y de gases de efecto invernadero en el escape especialmente reducidos. Además, su impacto ambiental de la "fuente a la rueda" es igual al de los coches eléctricos, no requiere modificar los vehículos ya alimentados con metano, la red de distribución nacional existente está lista y en fase de expansión, reduce la dependencia del petróleo, crea puestos de trabajo a nivel nacional, contribuye a la sostenibilidad económica de explotaciones agrícolas y ganaderas, permite la reutilización eficiente de los residuos y, por último, si se produce a partir de aguas residuales, permite una reducción de la tasa local de basuras.