domingo, 26 de marzo de 2017

VETTEL GANA EN AUSTRALIA

El de Ferrari metió suficiente presión a Hamilton, que acabó errando en la estrategia y dejando el triunfo en bandeja del alemán. Carlos Sainz fue octavo mientras que Alonso tuvo que abandonar.



Fernando Alonso ni ésta ni se le espera. Más de lo mismo.


Y hubo sorpresa.

 El piloto francés soñará con Fernando Alonso, con el que estuvo luchando prácticamente toda la carrera y con el que a pesar de tener disponible el DRS, no conseguía adelantar. Si lo consiguió a falta de unas vueltas para el final, cuando Fernando Alonso, que se había mantenido en la zona de puntos, reportó problemas en la dirección. En ese momento Ocon se pegó a Alonso y Hulkenberg a Ocon, dejando una de las maniobras más bonitas de la carrera en la que ambos pilotos consiguieron adelantar a Fernando, que acto seguido y tras confirmarse un problema en la suspensión, decidió retirarse de carrera. Ocon tuvo que defenderse de Hulkenberg para lograr finalmente su primer punto.

Aunque Lewis consiguió mantener la posición en la salida, el piloto británico no transmitió buenas sensaciones al equipo por radio, quejándose de falta de agarre, un mensaje posiblemente impulsado por el empuje de Vettel que se mantenía tras él mientras tanto Bottas como Raikkonen cedían terreno. Dichos mensajes de radio acabaron transmitieron nerviosismo al equipo, que decidió hacer el cambio de gomas en la vuelta 17, anticipándose a un posible ‘undercut’ por parte de Ferrari.


 Aunque la anticipación fue positiva y Vettel se vio forzado a quedarse en pista, no contó Mercedes con que Lewis sería incapaz de adelantar a Max Verstappen. A pesar de rodar con gomas muy usadas, el neerlandés de Red Bull mantenía el tipo. Vettel decidió mantenerse en pista hasta obtener diferencia suficiente, momento en el que entró a boxes, regresando a pista por delante de Hamilton y también de Verstappen, si bien éste casi le adelanta en la primera curva. Sin el tapón de Max, Vettel, le endosó dos segundos en apenas una vuelta a Hamilton, y aunque Verstappen entró a continuación a hacer su parada, Vettel evidenció que no era casualidad su posición, y que el Ferrari tenía ritmo, pues lejos de reducirse las distancias, iban aumentando vuelta a vuelta.

Hamilton incluso acabó pagando el forzar las gomas tratando de adelantar a Verstappen, tanto, que en la segunda parte de carrera, tras la parada, Bottas, que había estado gris durante el comienzo de carrera, comenzó a recortarle terreno de forma notable hasta incluso llegar a rozar la zona de DRS a final de carrera. La bandera a cuadros ondeó confirmando la victoria de Vettel con 10’’ de ventaja sobre Hamilton que a su vez aventajó en apenas un segundo a su nuevo compañero, Valtteri Bottas.



Kimi Raikkonen firmó la cuarta posición, con un ritmo de carrera muy lejano al de su compañero de equipo, entrando por meta a 22’’ de él y siendo su mayor hito lograr contener a Max Verstappen, que logró pegarse al Ferrari en las vueltas finales de carrera si bien el de Red Bull acabó desistiendo y conformándose con la quinta posición, por delante de Felipe Massa. El de Williams pasó desapercibido durante toda la carrera, más lento que los pilotos anteriormente nombrados, y con una estrategia similar a la de Verstappen, acabó a casi un minuto de este, eso sí, siendo el último piloto en acabar sin ser doblado.

Ya sí con vuelta perdida, Sergio Pérez. El de Force India mantuvo un intenso duelo con Carlos Sainz al que acabó derrotando gracias a una mejor estrategia, si bien en los últimos compases el mexicano aparentó tener problemas, lo que provocó que Sainz lograra pegarse de nuevo al vehículo rosa, pero sin poder superarle, por lo que el de Toro Rosso se tuvo que conformar con el octavo puesto, justo por delante de su compañero de equipo, Daniil Kvyat. El ruso tuvo una mejor estrategia que Sainz gracia a partir con neumáticos nuevos, lo que motivó que Toro Rosso le pidiese a Sainz que facilitara el adelantamiento para que Daniil atacara a Pérez. Sin embargo, cuando el ruso estaba tras el mexicano se vio obligado a entrar de nuevo a boxes para rellenar el depósito de aire comprimido, tras detectar el equipo que no iba a llegar a final de carrera. Pese a todo, Kvyat mantuvo los puntos. La zona de puntos fue completada por Esteban Ocon, que consigue de esta forma su primer punto en Fórmula 1.

 Fuera de los puntos el nombrado piloto de Renault, así como el Sauber de Antonio Giovinazzi, que hizo una carrera de menos a más, y el McLaren de Stoffel Vandoorne, que tuvo complicaciones durante la carrera, acabando ambos pilotos con dos vueltas perdidas y cerrando la lista de pilotos que lograron finalizar la prueba, ya que esta contó con nada menos que siete abandonos.

Romain Grosjean fue el primero en abandonar con algún tipo de problema en el motor en la vuelta 15. Poco después le seguiría el Renault de Palmer, quien tuvo un inicio errático. Unas vueltas más tardes abandonaría Marcus Ericsson, tras quedarse parado en la pista. El de Sauber había tenido un toque en la primera vuelta cuando Magnussen se fue largo e impacto en su vehículo. Aunque pudo continuar, el trompo en la grava no debió sentarle bien al Sauber, como tampoco al Haas, que aunque unas 20 vueltas más tarde, también acabó abandonando curiosamente en el mismo sitio que lo había hecho Ericsson.



Tampoco pudo ver la bandera de cuadros Daniel Ricciardo. El piloto local dio la sorpresa antes de iniciarse la carrera, cuando su Red Bull, que daba sus primeros kilómetros tras el accidente de clasificación, se quedaba parado en pista. Los comisarios le remolcaron hasta boxes, pero cuando Ricciardo inició la carrera, ésta ya llevaba en marcha dos vueltas, y todo ello a pesar de una salida abortada provocada por Nico Hulkenberg, que se confundió de cajón de salida al ver el hueco del australiano. Ricciardo estaba en pista tratando de acumular kilómetros e información, pero su vehículo se volvió a quedar parado.

Lance Stroll no logró terminar su primera carrera en Fórmula 1. El de Williams tuvo una estrategia nada óptima, pues tras salir con neumáticos superblandos, hizo un plano en sus gomas y decidió entrar tras unas vueltas para meter neumáticos ultrablandos. Aunque estos neumáticos le permitían rodar rápido, tuvo que hacer una parada extra. A falta de menos de 20 vueltas para el final, el canadiense se fue largo en una apurada de frenada teniendo finalmente una pequeña excursión por la grava. Acto seguido entró en boxes decidiendo el equipo abandonar. El ya comentado abandono de Alonso completó la nutrida lista.



La carrera llegó a su fin cumpliéndose los peores presagios de pretemporada, aquellos que afirmaban que sería más complicado adelantar, como han podido comprobar tanto Hamilton con Verstappen como Ocon con Alonso, así como aquellos que afirmaban con las Pirelli eran demasiado duras y que sería complicado ver más de una parada, y es que la impresión es que de haber querido, se podría haber completado la carrera sin parar, siendo especialmente llamativas las 35 vueltas de Kvyat con ultrablandos, el supuesto neumático de clasificación, más de la mitad de carrera incluyendo el periodo con más carga de combustible.

La actividad de la Fórmula 1 volverá el próximo 7 de Abril para la disputa del GP de China, en Shanghai.