martes, 21 de febrero de 2017

EL ADN DE COMPETICIÓN DE SEAT, IMBATIBLE EN CIRCUITO

El SEAT León CUPRA y el monoplaza eléctrico CAT09e se enfrentan en el Circuito de Castellolí.

> El CAT09e ha sido desarrollado por estudiantes de ingeniería para competir en la Formula Student.

> El SEAT León CUPRA logró en 2014 el récord de coche de tracción delantera más rápido en el Circuito de Nürburgring.

Dos vehículos tan diferentes como el SEAT León CUPRA y el monoplaza 100% eléctrico de la Fórmula Student se han visto las caras en la pista. Jordi Gené, piloto oficial de SEAT, los ha llevado al límite en una jornada inolvidable.


SEAT tiene una decidida apuesta por el mundo de la competición, donde no solo participa en multitud de campeonatos, sino que también fomenta la formación y el desarrollo del talento. Fruto de esta filosofía, SEAT es patrocinador de la Formula Student en nuestro país y, además, apoya a los equipos de la UPC Barcelona (ETSEIB) y de la UPC Terrassa (ESEIAAT), que se encuentran entre los diez mejores del mundo en esta competición.

En la Formula Student se dan cita universidades de todo el mundo, cuyos alumnos son los encargados de diseñar, construir y desarrollar un monoplaza que se enfrentará a distintas pruebas en circuitos de distintos lugares del planeta, como Hockenheim (Alemania), Silverstone (Gran Bretaña) o Barcelona (España), donde volverán a correr en el mes de agosto.

En una jornada inolvidable, SEAT ha juntado en el mismo circuito (Castellolí) ambos mundos: competición y formación. Por un lado saltaba a la pista un León CUPRA, desarrollado con la experiencia acumulada por la marca en las carreras: por otro, el monoplaza CAT09e, creado por estudiantes de ingeniería de la Universidad Politécnica de Cataluña en Barcelona para disputar la Formula Student.

Aunque ambos son “animales” de circuito, sus características técnicas son muy distintas. El SEAT León CUPRA presume de su motor 2.0 TFSI de 290 CV de potencia, que le permite alcanzar 250 km/h. El CAT09e es un monoplaza desarrollado por estudiantes de ingeniería en su último ciclo de formación. Con los 108 CV que entrega su motor eléctrico, puede alcanzar 22 kilómetros de autonomía y una velocidad máxima de 110 km/h.

Uno es un pequeño y ligero fórmula con chasis de fibra de carbono y propulsión trasera. El otro, un coche de competición derivado de un turismo de serie, con tracción delantera y diferencial autoblocante. Una vez al volante presentan comportamientos casi opuestos, pero los dos comparten su alma de competición y transmiten ese tipo de sensaciones que solo dan los verdaderos coches de carreras.

No en vano, el SEAT León CUPRA  logró en 2014 un tiempo de 7 minutos, 58 segundos y 44 décimas, récord absoluto de un tracción delantera en Nürburgring.

 Two champions and one circuit
Jordi Gené, el piloto que consiguió ese récord, se ha vuelto a poner a los mandos del SEAT León CUPRA en el Circuito de Castellolí, donde intercambió su volante con Miguel Hualde, ingeniero en formación y piloto de la Formula Student. La jornada fue enriquecedora para ambas partes, que vieron el mismo circuito desde prismas diferentes. Ambos lo pasaron en grande y, como siempre que se juntan pilotos, ingenieros y coches de carreras; también pusieron al límite ambos coches y sacaron conclusiones interesantes de su conducción y eficacia en pista.