sábado, 1 de julio de 2017

LA ROTONDA

NO JUEGUES CON FUEGO

Los vemos cada día. Ahí, mientras estamos detenidos en un semáforo, o vamos, poco a poco con la paciencia justa camino de casa, o del trabajo en una caravana interminable.

Nos encantaría llamarle la atención, pero, como están los ánimos de caldeados cualquiera sabe con quién te vas a encontrar, “por sus actos los conoceréis”. Es educación, es caradura, o es sencillamente “me da igual lo que piense los demás” “si no pienso pagar la multa”.

Pues sí, ahí están los desahogados de turnos, con su brazo apoyado en la ventanilla del vehículo, y su cigarrillo entre los dedos, mientras con un suavecito golpe con el dedo dejan caer la ceniza sobre el asfalto -cual cenicero de su salón -.

Ahora y aprovechando este escaparate me voy a desahogar yo, por si acaso tienen a bien, acercarse -aunque sea por casualidad- a juntar algunas letras por leer algo, o a lo peor tienen algún amigo/a, leído o aficionado a estas cosas de la Seguridad Vial.

Son unos “irresponsables, unos sinvergüenzas, caraduras, héroes de las malas formas y maneras, que no dejan lección alguna ni a sus propios hijos-sí los tuviera- inconsciente del volante, y son tan así, que a lo mejor lo de menos es lo impoluto que tiene el cenicero de su vehículo…es que como decimos por aquí en mi tierra “no son de más carnes”. Vamos que lo mismo te tiran basura, o colillas por la ventanilla, pudiendo provocar un incendio, cosas que les da exactamente igual, que estacionan donde les da la gana, o se pasan cualquier norma o ley por el forro de sus caprichos. A la hora, de responsabilizarse, llega el “no me he dado cuenta”, “yo no quería hacerlo”, como piensa usted señor juez, que yo puede quemar a tantas personas, conscientemente”

Seguro que a usted también, se les ocurre más insultos y calificativos ofensivos, pero por respeto a sus ojos, no los voy a dejar plasmados aquí, solo, los voy a pensar.

Estos individuos son “el pan nuestro de cada día en nuestra sociedad”, pues sí señor, si la hacen que la paguen. Ya es bastante tarde para algunos la educación, pero, las autoridades podrían obligarles a que vean en las personas las tropelías que cometen, y como arruinan las vidas de familias enteras con sus actos.

CONCLUSIÓN:

El verano, los rastrojos a la orilla de la carretera, y un descerebrado conduciendo y fumando, que tira su cigarrillo por la ventana, está expuesto a, “solo por tirar la colilla” se sobre entiende, cualquier responsabilidad penal es independiente.

Buenos pues estas criaturitas se exponen, si deciden tirar colillas, arriesgándose a perder 4 puntos y pagar 200 euros de multa.  Eso si los cogen, si no, se van de rositas y el daño ya está hecho.
Las penas para aquellos que provoquen un incendio que ponga en peligro vidas humanas, serán de 10 a 20 años de prisión, pena que podrá variar en función de que sea mayor o menor el peligro causado.

Por otro lado, el artículo 352 dispone que aquellos que incendien bosques o masas forestales se enfrentarán a penas de uno a cinco años y multa de doce a dieciocho meses, siempre que no haya existido peligro para la integridad física de las personas. Las multas, aseguran fuentes de la Fiscalía de Medio Ambiente, suelen ser de 400 euros al día, en el caso de las personas físicas. En el caso de las personas jurídicas estas indemnizaciones pueden llegar a triplicarse.

Quédense con estos datos:

     Solo 8 de los 325 condenados por provocar incendios han ido a prisión
     -En los últimos 10 años ha habido más de 160.000 incendios. De ellos, 88% han sido provocados por la acción humana, y el 55% han sido intencionados.

     La pena más alta en España impuesta a un pirómano ha sido de 9 años en prisión. Es probable que no cumpla la pena íntegra

Hoy no hemos hablado de especuladores, que les da exactamente igual quemar un campo o una Reserva mundial de la biosfera, hoy les he hablado de esos “inocentes”, que pueden solo con gesto de mala educación, provocar un incendio y poner en peligro vidas humanas.

Así que piénselo dos veces  antes de tirar un cigarrillo encendido por la ventanilla de su coche.

Familia, buen fin de semana.

Pepe Bejarano.