sábado, 1 de julio de 2017

EL NISSAN BLADEGLIDER ELECTRIFICA EL HILLCLIMB DE GOODWOOD DURANTE SU DEBUT PÚBLICO EN EUROPA

El Nissan BladeGlider electrifica el Hillclimb en el Festival de la Velocidad de Goodwood durante su debut público en Europa

Cuando no esté subiendo la pendiente, el prototipo estará expuesto al público en el paddock
El prototipo de vehículo eléctrico de alto rendimiento circuló por última vez por las calles de Mónaco y alcanza los 100 km/h en menos de cinco segundos







  El prototipo eléctrico Nissan BladeGlider electrifica el emblemático Hillclimb de Goodwood durante el popular Festival de la Velocidad, y mañana domingo ofrecerá a varios medios de comunicación una experiencia emocionante durante sus primeras pruebas de conducción en Europa alrededor del circuito de Goodwood.

El BladeGlider circuló por última vez por el circuito urbano de Mónaco y entrará en acción durante la prueba Hillclimb, en la categoría de Supercoches, que tendrá lugar los tres primeros días del evento, aunque demostrará sus verdaderas capacidades el último domingo en el circuito. Cuando no esté subiendo por la pendiente, el BladeGlider estará expuesto en el paddock, por lo que los visitantes tendrán la oportunidad de ver de cerca este prototipo de última generación.

Los vehículos, que son una versión avanzada del prototipo BladeGlider que se presentó por primera vez en el Salón del Automóvil de Tokio en 2013, simbolizan las futuras tecnologías que combinarán la Movilidad Inteligente, un impacto ambiental reducido y capacidades de conducción dignas de un supercoche.

El prototipo BladeGlider forma parte del compromiso continuado de Nissan con el desarrollo de vehículos de emisiones cero y de nuevas tecnologías automovilísticas, que incluyen sistemas de conducción autónoma y conectividad. Nissan ya comercializa el coche de emisiones cero más vendido del mundo, el LEAF, y es la empresa pionera en cuanto a sistemas de Movilidad Inteligente que se implantarán en varios vehículos durante los próximos años.

Con el BladeGlider, la idea de Nissan era crear un VE ágil y eficiente que ofreciera nuevas dimensiones de placer y emoción de la conducción, un coche que «se deslizase»  gracias al funcionamiento casi silencioso de su tren motriz eléctrico y a su forma aerodinámica.

Tras dos años dedicados al diseño, la ingeniería y el desarrollo, el Nissan BladeGlider ha seguido evolucionando hasta convertirse en un emocionante estudio real sobre el potencial de rendimiento de los VE avanzados. El BladeGlider encarna la Movilidad Inteligente, una filosofía que inspira coches más emocionantes porque replantea la forma en que se conducen, se impulsan y se integran en la sociedad.

Los modelos de demostración disponen de una configuración avanzada del chasis con una vía delantera estrecha y una vía trasera más ancha para lograr una eficiencia aerodinámica y una estabilidad de conducción óptimas.

Sus puertas de mariposa altas con apertura hacia atrás hacen que la entrada y la salida del vehículo sean espectaculares. El techo abierto del BladeGlider está reforzado con una estructura integrada de protección antivuelco, por lo que combina la emoción de un coche de carreras descapotable con la seguridad de un cupé.

Los mandos integrados en el volante de los sistemas del BladeGlider controlan una pantalla avanzada donde se muestra la velocidad, el estado de carga de la batería, el modo de regeneración y el mapa del par. A cada lado de la pantalla central encontramos dos pantallas más, donde se reproducen las imágenes de las cámaras traseras instaladas detrás de las ruedas delanteras. Este diseño de doble pantalla –una alternativa a los retrovisores de las puertas– mejora la eficiencia aerodinámica del BladeGlider. El conductor va sentado en posición de punta de flecha, ligeramente por delante de dos pasajeros, que disponen de un amplio espacio para las piernas. La amplitud de la luna con la que cuenta la cabina ofrece una vista panorámica a todos los ocupantes.

El motor es 100 % eléctrico, con un rendimiento excepcional del tren motriz desarrollado por el socio técnico de Nissan para el proyecto BladeGlider, la empresa británica Williams Advanced Engineering. La velocidad máxima alcanzada por los modelos de demostración supera los 190 km/h*, con una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos*. Suministran la tracción trasera dos motores eléctricos de 130 kW, uno para cada rueda.

El coche incluye el sistema sensible al par, que controla el par enviado a las ruedas motrices y mejora aún más la conducción del vehículo. Con dicho sistema sensible al par, si el coche empieza a subvirar, envía automáticamente más par a la rueda exterior para recuperar el equilibrio de la dirección.

Diseñado para contribuir a la experiencia de conducción en lugar de controlarla, el sistema sensible al par presenta tres modos de configuración: desactivado, ágil y drift.

Obtiene su potencia de una batería de iones de litio de 220 kW formada por cinco módulos de alto rendimiento y se han diseñado especialmente unos sistemas de refrigeración tanto para la batería como para los motores.

El interior del BladeGlider refleja el espíritu deportivo del vehículo, con un cinturón de seguridad de cuatro puntos para todos los ocupantes. Los asientos ofrecen un apoyo excepcional a los costados y a las piernas tanto del conductor como de los pasajeros. Están confeccionados con una mezcla de tejidos sumamente agradable al tacto y un recubrimiento de resina epoxi, material que destaca por su resistencia y agarre, con lo cual los pasajeros permanecen en su posición de forma cómoda y segura.


Puede elegirse entre dos colores de tapicería: Cyber Green y Stealth Orange. Estos colores se emplean en las zonas superiores del respaldo de los asientos y están enmarcados con un material plateado reflectante que les confiere un toque atractivo y deportivo. La base de los asientos está tapizada con un material estampado de color negro, con una franja de color verde y naranja que enmarca el asiento.