sábado, 8 de julio de 2017

EL DIRECTOR DE TRÁFICO, GREGORIO SERRANO, VISITA EL LABORATORIO ENCARGADO DE ANALIZAR LAS PRUEBAS DE DROGAS REALIZADAS A LOS CONDUCTORES EN CARRETERA



     En la fase analítica se determinan y cuantifican las distintas sustancias psicoactivas presentes en la saliva

     “Estamos haciendo un esfuerzo muy importante por incrementar el número de  pruebas de drogas entre los conductores. Este año queremos realizar  los 100.000 test de drogas y al año que viene alcanzar los 150.000”


 El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha visitado esta mañana el laboratorio de toxicología encargado de realizar las pruebas evidenciales procedentes de los controles de drogas de abuso realizados  a los conductores por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en las carreteras.

El motivo de la misma ha sido reunirse con los directivos del laboratorio para trasladarle el propósito de la DGT de incrementar hasta 150.000 las pruebas de drogas a realizar en 2018.

Según Gregorio Serrano “Desde la DGT estamos haciendo un esfuerzo muy importante por aumentar el número de  pruebas de drogas entre los conductores. Este año queremos alcanzar  los 100.000 test de drogas  y al año que viene 150.000, con el objetivo de sacar de la carretera a los conductores que circulan con presencia de estas sustancias y que ponen en riesgo no sólo su vida, sino la vida de los demás”. “Consumir alcohol y otras drogas es incompatible con la conducción”
A lo largo de la visita, Gregorio Serrano ha conocido de primera mano las distintas fases de análisis de las muestras enviadas que finalizan con la emisión del correspondiente informe analítico que certificará, en su caso, la presencia de drogas en el organismo en el momento de la prueba en carretera.

Cuando un conductor da positivo en la prueba de drogas realizada por los agentes en carretera (prueba indiciaria), se le requiere una segunda muestra salival que es la que se envía al laboratorio para su análisis y confirmación del positivo con las convenientes garantías de cadena de custodia y cadena de frio.

Una vez que la muestra está en el laboratorio pasa por tres fases: la preanalítica, la analítica y la post analítica. Todas las fases están perfectamente protocolizadas y sometidas a los controles de calidad requeridos internacionalmente. En la fase analítica es donde se determinan y cuantifican las distintas sustancias psicoactivas mediante técnicas homologadas de gran precisión como es la Cromatografía de líquidos y espectrometría de masas en tándem (LC-MS/MS).

Según Serrano “El 98% de las muestras enviadas al laboratorio confirman el positivo de la primera prueba indiciaria que se realiza a los conductores”. También ha añadido “que ningún conductor es sancionado hasta que esta determinación ha resultado confirmatoria de la prueba indiciaria”. 

Synlab, actual empresa adjudicataria por concurso público, del servicio de determinación de drogas, es la cuarta empresa mundial en el sector del laboratorio clínico y primera en Europa. En España cuenta con 69 laboratorios, aunque centraliza en uno de ellos la determinación de la prueba de drogas realizada a los conductores por parte de la ATGC.