viernes, 16 de junio de 2017

AUDI R8 SPYDER V10 PLUS: NUAUDI R8 SPYDER V10 PLUS: NUEVO NIVEL DE LIBERTADEVO NIVEL DE LIBERTAD

.-Descapotable de altas prestaciones, con 449 kW (610 CV); 0 a 100 km/h en 3,3 segundos
.-Modo Performance, asientos bucket R8, frenos cerámicos y componentes de carbono como equipamiento de serie
.-Nuevo Paquete Diseño Exclusive con color exterior especial


El Audi R8 Spyder V10 plus (consumo combinado, 12,5 l/100 km; emisiones combinadas de CO2, 292 g/km) procedente de las instalaciones Audi Sport GmbH, es el descapotable de producción más rápido de la marca de los cuatro aros. Su motor V10 central de 449 kW (610 CV) ofrece alto rendimiento, y transmite su potencia al asfalto a través de la transmisión integral permanente quattro. El modo Performance de serie, los asientos anatómicos tipo bucket y muchos componentes confeccionados en fibra de carbono distinguen a este descapotable de altas prestaciones. Además, la exclusiva pintura exterior verde “Micrommata” le otorga un aspecto aún más vanguardista.

“El R8 Spyder V10 plus completa la gama Audi R8,” declara Stephan Winkelmann, Director de Audi Sport GmbH. “El Spyder está ahora disponible también como una versión superior con 610 CV, igual que el Coupé. Se beneficia de nuestros muchos años de experiencia en competición y combina una impresionante dinámica con la emoción de poder conducir a cielo abierto.”

El motor de producción más potente de Audi: V10 central con 449 kW (610 CV)
Con una increíble facilidad para girar en la zona alta del cuentavueltas y alcanzar hasta las 8.700 rpm, una rapidísima respuesta y un imponente sonido, el motor central V10 resulta fascinante. Con 449 kW (610 CV) y un par máximo de 560 Nm a 6.500 revoluciones por minuto, es el motor de producción más potente de la marca de los cuatro aros. Comparado con el Audi R8 Spyder V10 (consumo combinado de 11,7 l/100 km y emisiones combinadas de CO2 de 277 g/km), el motor 5.2 FSI atmosférico, con una alta relación de compresión de 12,7:1 en la versión plus, dispone de una potencia adicional de 52 kW (70 CV).

Como resultado, esta versión acelera hasta 100 km/h en 3,3 segundos –0,3 segundos más rápido– y consigue una velocidad máxima de 328 km/h, un aumento de 10 km/h. Cada CV de potencia tiene que mover sólo 2,78 kilogramos.

Estabilidad y dinámica: la transmisión quattro
Detrás del motor V10 hay un cambio S tronic de siete marchas con accionamiento ultra-rápido. El deportivo cambio de doble embrague, con sus cortos desarrollos, envía la fuerza hacia el eje delantero a través de un árbol de transmisión. Su componente principal es un embrague multidisco activado electrohidráulicamente, que además está refrigerado por agua, para un máximo rendimiento.

Dependiendo de la situación concreta de conducción, la distribución del par motor realizada por la transmisión quattro entre los dos ejes es completamente variable, y en casos extremos podría enviar hasta un 100 por cien del par a un solo eje. Un diferencial autoblocante mecánico trasero proporciona la tracción necesaria y un dinamismo asombroso. La gestión del embrague va integrada en el sistema Audi drive select, que ofrece al conductor elegir entre los modos confort, auto, dynamic e individual. El modo performance de serie en esta versión incluye los programas dry, wet y snow, adaptando las características de la transmisión y de la suspensión a la adherencia existente en el pavimento.

La suspensión, con el coche de competición como modelo
Las cuatro ruedas del Audi R8 Spyder V10 plus van guiadas por suspensiones de dobles triángulos de aluminio, solución que muestra la cercanía de este modelo a la competición. El reglaje es firme y la dirección de asistencia electromecánica ofrece la combinación específica de precisión, agilidad y comportamiento seguro a alta velocidad que resulta ideal para un coche deportivo. La dirección dinámica con desmultiplicación variable está disponible opcionalmente. Esto acentúa la respuesta del coche a cualquier velocidad, suministrando características de alta velocidad de paso por curva y rapidez en los cambios de dirección. Incluso puede actuar sobre la dirección realizando leves intervenciones al límite de adherencia en curva, para mejorar aún más la estabilidad.

Audi monta llantas forjadas de 19 pulgadas de serie, con neumáticos en medida 245/35 delante y 295/35 para el eje posterior. Los grandes discos de freno, de 380 milímetros delante y 356 milímetros detrás, están confeccionados en material carbocerámico resultando extremadamente ligeros y resistentes a la temperatura.

Diseño: luces láser, componentes de carbono y capota textil
El elemento más distintivo en el frontal del R8 Spyder V10 plus es la amplia parrilla Singleframe, con su rejilla de panal, marco cromado y el nuevo emblema Audi Sport. Por debajo, se extiende un spoiler en fibra de carbono, que dirige el aire hacia las anchas ruedas. Los faros opcionales Audi LED con tecnología Láser proporcionan visión nocturna a muy larga distancia. La opción incluye también divisores terminados en color azul anodizado, así como intermitentes dinámicos.

Los sideblades, molduras de umbrales de las puertas, tapa del compartimento de la capota y los spoilers fijos traseros están confeccionados con polímero reforzado por fibra de carbono (CFRP). Junto con la clásica capota textil, son los detalles distintivos de la versión superior del descapotable deportivo.

Dos elementos longitudinales traseros refuerzan la capota extendida. El accionamiento electrohidráulico tarda 20 segundos en plegar o desplegar la capota, que pesa 44 kilogramos, incluso en marcha hasta los 50 km/h. Los micrófonos situados en los cinturones de seguridad aumentan la calidad de la comunicación. Con dos altavoces situados en los reposacabezas en cada asiento, el sistema Bang & Olufsen Sound System provee una excelente experiencia, incluso con la capota abierta.

En la zaga, las amplias salidas de escape acabadas en negro brillante, con forma trapezoidal, enmarcan el gran difusor, otro componente de fibra de carbono. Su efecto de succión mantiene literalmente pegado a la carretera al Audi R8 Spyder V10 plus, con unos 100 kilogramos de fuerza vertical generada a altas velocidades sobre las ruedas traseras.

Carrocería ligera: el Audi Space Frame
El Audi Space Frame multimaterial forma la espina dorsal del R8 Spyder V10 plus. Combina componentes de aluminio con otros confeccionados en fibra de carbono CFRP. Esto resulta decisivo para la ligereza del deportivo descapotable de altas prestaciones. En vacío y sin conductor pesa sólo 1.695 kg, y el peso en seco es de 1.587 kg; unos 25 kg menos que el Audi R8 Spyder V10. El menor peso se consigue, por ejemplo, con los asientos R8 tipo bucket, así como el sistema de frenos carbocerámico o las llantas forjadas.

Aspecto agresivo: pack exclusivo Audi de diseño verde micrommata
El pack opcional de diseño verde “Micrommata” proporciona al deportivo descapotable de altas prestaciones su rasgo visual más distintivo, pintado en un verde exclusivo. La parrilla Singleframe gris antracita y los marcos negros de las salidas de escape crean un notable contraste. Audi exclusive conforma el interior completamente en negro, con cuero napa fina, perforado en la zona de los elementos de control. Las costuras en verde caracterizan a los asientos, apoyabrazos central, paneles de puerta y moqueta, combinando con el luminoso color exterior. Además, el programa Audi exclusive ofrece una serie de opciones adicionales para personalizar el coche. La gama de detalles incluye colores de libre elección y pintura de efecto mate, numerosas inserciones y opciones de tapicería. Tanto los sideblades como las molduras de los umbrales de puertas pueden personalizarse. También se dispone de componentes de carbono o en color Negro titanio, para diversas zonas exteriores o interiores.

Cockpit y mandos orientados al conductor
Los asientos tipo bucket son de serie en el R8 Spyder V10 plus. Resultan ligeros, muy envolventes, van situados muy bajos y llevan el emblema R8. Están tapizados en napa fina, con un componente especial que evita su calentamiento al sol. Otras inserciones decorativas son de carbono. Pedales y reposapiés están realizados en acero inoxidable pulido. El elemento definitorio es el “monoposto”, un gran arco que rodea al cockpit. El salpicadero parece flotar en el habitáculo; su zona inferior contiene botones y mandos de climatización con forma de turbinas.

Como en un coche de competición, el conductor puede operar todas las funciones importantes sin quitar las manos del volante. El volante de piel R8 Performance de serie dispone de botones integrados multifunción, así como dos grandes mandos satélites, que el usuario emplea para arrancar y parar el motor, o para regular el sistema de conducción dinámica Audi drive select. Otros dos botones adicionales, incluyendo uno rotatorio, se utilizan para controlar el modo Performance y el sonido del escape.


La instrumentación digital Audi virtual cockpit, de 12,3 pulgadas, presenta toda la información usando gráficos 3D de gran definición; si se desea, se selecciona un modo especial Performance para el R8 que resalta un gran cuentavueltas. También sirve de indicador de cambio de marcha; cuando el cambio S tronic de siete velocidades se utiliza manualmente, su escala lleva un color de fondo a altos regímenes del motor. También hay indicadores marcando la potencia, par motor, fuerzas G, tiempos de vuelta y las temperaturas de los neumáticos, motor y aceite de transmisión.