viernes, 30 de junio de 2017

APROBADA LA PROPUESTA DE CREACIÓN DE LA ESCALA, GRUPO B, PARA EXAMINADORES DE LA DGT CON EL VOTO EN CONTRA DEL PP

  • La Proposición No de Ley, presentada por Unidos Podemos, sumó 17 votos favorables con el apoyo del PSOE, 14 en contra del Partido Popular y tres abstenciones de Ciudadanos.
  • La proposición ha incluido un punto más, a petición del PSOE, instando a “cumplir con carácter urgente el compromiso asumido por la DGT con el colectivo examinador, en junio de 2015, en relación con el aumento del complemento específico que supone 3.000 euros al año por examinador”.
  • Desde la Asociación de Examinadores de Tráfico  -ASEXTRA- se muestran satisfechos con este paso, pero mantienen el ánimo de “continuar con la huelga con más ahínco si cabe, ya que aunque tenemos respaldo en muchos ámbitos, sólo falta que los responsables de la DGT lo reconozcan de una vez y cedan. Porque es justo lo que pedimos”


 La Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, reunida en el Congreso de los Diputados la pasada semana, ha aprobado la Proposición No de Ley que contempla la creación de la Escala, Grupo B, para los examinadores de la DGT, incluyendo el aumento del complemento específico y nivel.

La propuesta, presentada a instancias del grupo parlamentario Unidos Podemos, ha contado con 17 votos a favor, con el apoyo del PSOE. El Partido Popular ha votado en contra de esta propuesta mientras que los representantes de Ciudadanos se abstuvieron.

Esta Proposición No de Ley contempla la creación, dentro de los Cuerpos y Escalas de funcionarios del Estado, del Grupo B, de acuerdo con la titulación requerida para el acceso. Así pues, contará con oposiciones y temario propio para todos aquellos que, por formación y vocación, quieran ser funcionarios examinadores.

Según el texto aprobado se dotará de una mayor retribución que contemple la complejidad técnica, el riesgo de agresiones, accidentes, trabajo a la intemperie, penosidad, horario especial y otras especificaciones propias de esta plaza, y que no tienen otros puestos de oficina con los que en los últimos años se ha equiparado el sueldo de examinador. Esta es una de las principales reivindicaciones del colectivo de examinadores de la DGT, motivo por el que están en huelga en estos días.

La propuesta pide al Gobierno la convocatoria de plazas suficientes para cubrir las necesidades, especialmente en las provincias deficitarias, de acuerdo con los servicios territoriales competentes.

La Proposición No de Ley incluye un punto más, a petición del PSOE, instando a “cumplir con carácter urgente el compromiso asumido por la Dirección General de Tráfico con el colectivo de examinadores, en junio de 2015, en relación con el aumento del complemento específico, y que supone 3.000 euros al año por examinador”.

Desde la Asociación de Examinadores de Tráfico, ASEXTRA, se muestran satisfechos con este paso, pero mantienen su intención de “continuar con la huelga con más ahínco si cabe, ya que aunque tenemos respaldo en todos los ámbitos, sólo falta que los responsables de la DGT lo reconozcan de una vez y cedan, porque es justo lo que pedimos”.

En la CNAE valoran que la situación está creada “por la dejadez y no haber realizado los deberes en su momento, y responde a una falta de voluntad política y administrativa además de por no haber sabido transmitir desde la DGT al Ministerio de Hacienda y Función Pública, las necesidades de las que ya se viene avisando desde hace muchos meses”.

Los motivos de la actual huelga de examinadores de la DGT hay que buscarlos en 2015, cuando ya se evitó la anterior convocatoria por parte de Maria Seguí, entonces directora general de Tráfico, que reconoció y se comprometió a resolver las reivindicaciones del complemento y creación de una Escala especifica. “Han pasado dos años desde entonces y seguimos en el mismo punto, pero con menos examinadores” puntualizan la CNAE.

“El conflicto seguirá sin resolverse con las actuales posturas, y nos encontraremos con 70.000 o 100.000 personas, ya se verá, que no habrán podido examinarse y obtener su permiso de conducir” explican desde la CNAE.

“De este modo nos encontramos un problema que, en principio estaba localizado en diez o doce provincias, se ha extendido de forma generalizada a todo el territorio nacional. Porque donde antes no había el problema, ahora se agrava con los retrasos” sentencian en la Confederación Nacional de Autoescuelas.


Desde ASEXTRA subrayan que “son muchas la autoescuelas que están en una situación límite y numerosos los autónomos, además de asalariados, que dependen de este sector y que no merecen la postura intransigente de unos responsables que se niegan a reconocer lo que ya firmaron y consideraron justo en su momento”.