sábado, 13 de mayo de 2017

STANDARD & POOR’S MEJORA LA CALIFICACIÓN CREDITICIA DE VOLVO

Volvo Cars, fabricante de vehículos premium, ha mejorado en la calificación crediticia de la agencia internacional Standard & Poor’s, de BB con perspectivas positivas a BB+ con perspectivas estables, lo que subraya la confianza de S&P’s en la transformación financiera y operativa que está llevando a cabo la empresa.

Esta nueva calificación sitúa a Volvo Cars a un paso de obtener la calificación de grado de inversión.


Por otra parte, Moody's Investors Service, otra agencia internacional de calificación crediticia, también otorgó a Volvo Cars la calificación Ba2 con perspectivas estables.

Desde que Zhejiang Geely Holdings, un holding industrial chino, adquiriese la empresa en 2010, Volvo Cars ha implementado un exhaustivo plan de transformación. Esta transformación le ha permitido recuperar una rentabilidad sostenible y lograr cifras récord en las ventas anuales.

La decisión de S&P’s de mejorar la calificación de la empresa destaca su fe en la credibilidad de la transformación que está llevando a cabo Volvo. La empresa espera alcanzar otro récord de ventas en 2017.

Volvo Cars publicó unos beneficios de explotación de 3500 millones de coronas suecas en el primer trimestre del año, un 11% más en comparación con los 3100 millones que obtuvo durante el mismo periodo del año pasado. Este aumento se ha debido principalmente a la fuerte demanda de los vehículos XC60 y serie 90 de la empresa.

Presentaron un margen de beneficios de explotación del 7,3 % en el primer trimestre, un poco más bajo que el 7,5% del año pasado. La rentabilidad se redujo en parte debido a los costes asociados con el lanzamiento de los nuevos vehículos XC60 y de la serie90, además de por las continuas inversiones en nuevas tecnologías y por el aumento de la plantilla. Desde el primer trimestre de 2016, Volvo Cars ha contratado aproximadamente a 5000 empleados nuevos, aumentando la plantilla total de la empresa a 33.000 personas.


Las ventas minoristas globales aumentaron un 7,1% hasta los 129.148 vehículos en el periodo de enero a marzo, con el resultado de unos ingresos trimestrales de 47.600 millones de coronas suecas, lo que supone un aumento del 13% respecto a los 42.000millones del año pasado.