miércoles, 3 de mayo de 2017

SSANGYONG CONSIDERA QUE PODRÁ SACAR VENTAJA DEL 'BREXIT'

Reino Unido es el primer país europeo en ventas para la marca coreana

Reino Unido es el primer país europeo en ventas paraSsangYong. En 2016 sobrepasó a España con la redonda cifra de 4.444 vehículos vendidos, que le permitieron crecer casi un 33% con respecto al año anterior en un mercado que creció en su conjunto un 2,2% hasta los 2,69 millones de unidades. Sin embargo, Daniel Rim, el director de Exportación de la marca coreana, no parece en absoluto preocupado por los efectos que pueda tener el Brexit sobre las ventas: «No esperamos un impacto significativo en nuestro negocio».



«Cuando el Reino Unido abandone la Unión Europea tendrá que renegociar todos los acuerdos con el resto de países, lo que incluirá a Corea del Sur. Otra de las consecuencias es que el coste de producción de los vehículos se incremente, algo que provocará que los coches de producción se encarezcan. Este panorama nos daría una oportunidad de crecimiento», argumenta Rim, refiriéndose a la competencia de fabricantes de todocaminos como Land Rover o Nissan. 
Estas dos enseñas verían cómo la cuarta generación del Rexton que SsangYong acaba de presentar en el Salón de Seúl, o su nueva gran estrella, el Tivoli, un pequeño todocamino del segmento B, incrementarían la rivalidad frente a los Land Rover Discovery, Range Rover Evoque o Nissan Qashqai.

Y es que el remozado Rexton aporta no sólo una estética mucho más atractiva y moderna. También gana en mecánica al contar con un nuevo motor a gasolina de dos litros de capacidad: el e-XGDi200T, con una potencia de 225 caballos y un par de 350 Nm, asociado a una transmisión automática Aisin de seis marchas.
En diésel montará el ya conocido diésel Euro 6 e-XDi220 con 2,2 litros de capacidad, 181 caballos de potencia y 400 Nm de par, asociado a una transmisión manual de seis velocidades o a la fiable automática de siete velocidades de Mercedes-Benz.

Entre las novedades también se cuenta con una nueva plataforma quad frame, que mantiene el bastidor tradicional de largueros y travesaños, aligerado gracias al uso de acero de alta resistencia. Y la tracción trasera con opción de conectar la total en modos 4H hasta 70 km/h y 4L para los terrenos más problemáticos.

A todo eso suma un gran despliegue en cuanto a equipamiento en conectividad y ayudas electrónicas a la conducción, que han incrementado su contenido de una forma exponencial, al igual que ha sucedido con la calidad de materiales y acabados. Todo esto ha llevado a SsangYong a refortalecer su oferta de producto, como demuestra el hecho de mejorar sus ventas un 15% en 2016.

Pero la mejora del producto no lo es todo y SsangYong tiene ahora mismo en Corea una capacidad de producción algo por encima de los 150.000 vehículos, habiendo vendido 155.844 unidades en todo el mundo ya en 2016. Las perspectivas para 2017 son las de realizar 169.000 matriculaciones.

Este objetivo plantea un nuevo frente de expansión en la firma coreana, que piensa construir una nueva fábrica en China junto con su socio Shaanxi Automobile Group para aumentar en otras 150.000 unidades su capacidad de producción a partir del año 2020. Esta alianza está en estudio por parte de los coreanos, que esperan finalizar dicho análisis en los próximos meses.

Otro de los puntos marcados en rojo en el tablero de ventas está en el mercado estadounidense, con potencialidad para 70 millones de vehículos. SsangYong ya tiene fecha de llegada para aterrizar en este territorio: «Comenzaremos nuestras actividades allí en la segunda mitad de 2020, en concreto a finales del tercer trimestre o comienzos del cuarto».

«Pero EEUU es un mercado muy grande, por lo que nos centraremos en la parte norte del país, en la frontera con Canadá, el cinturón de la nieve que llaman, debido a nuestra especialización en vehículos 4x4 y todocamino», añade Rim, quien aclara que a pesar de que la red de ventas se focalice allí, el objetivo es dar servicio a todo el país.
«La inversión será de muchos millones de dólares», avanza el director de Exportación de SsangYong, que ve «más difícil la implantación de una fábrica allí». «Si nuestras ventas fueran exitosas, lo valoraríamos, pero con la incertidumbre del nuevo gobierno...», indica sobre Donald Trump, quien sí le preocupa, a diferencia del Brexit.

SsangYong estudia estrategias para otras áreas geográficas como por ejemplo Suramérica, «en donde estamos creciendo muy rápidamente». Pero según Rim, también quieren invertir en márketing «lo que redunda en beneficios para los distribuidores, la red, el fabricante y los clientes».


Hasta ahora el márketing lo están haciendo los propios distribuidores. SsangYong pretende establecer por encima «un mensaje unificado, pero no global, sino por regiones: Europa, Asia, África y Oriente Medio».