jueves, 11 de mayo de 2017

EL MANTENIMIENTO PREVENTIVO DE UN COCHE REDUCE EL RIESGO DE SINIESTRALIDAD

El mantenimiento del coche es un factor importante para evitar accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico no solo se deben a errores humanos, sino que la falta de mantenimiento de los coches es una de las causas más habituales por las que estos se producen. La revisión de sus componentes y sistemas, es básico para prevenir siniestros.


Conducir con precaución es la mejor decisión que se puede adoptar a la hora de circular por la carretera. No obstante, la conducción responsable va más allá del simple hecho de cumplir con el código de circulación y llevar a cabo buenas prácticas al volante. Mantener el coche en perfectas condiciones es el primer paso para reducir el riego de siniestralidad. La puesta a punto de un vehículo engloba la revisión de numerosos componentes y sistemas. Aunque el mantenimiento preventivo debe ser periódico, desde Autospeed recomiendan ser aún más precavidos si se va a realizar un viaje largo o bajo condiciones climatológicas adversas.

Los elementos que deben ser revisados de manera preventiva son:

1. Sistema de frenos
Para cerciorarse de que se encuentran en óptimas condiciones, es necesario comprobar que los discos no están oxidados o que no presentan un borde afilado debido al contacto de la superficie con la pastilla. En el interior del coche hay que asegurarse de que el pedal del freno no se va con facilidad al fondo o, por el contrario, que cueste frenar.

2. Iluminación
Para ser visibles al resto de usuarios de la carretera, es muy importante que el sistema de iluminación esté en perfectas condiciones. Para ello, no solo hay que verificar que los faros se encienden, sino que proporcionan la potencia adecuada para disfrutar de una correcta visibilidad.

3. Sistema eléctrico
Desde Autospeed recuerdan que el mantenimiento de alternadores, motor de arranque y batería es fundamental para evitar sufrir averías en medio de la carretera.

4. Limpiaparabrisas
En condiciones climatológicas adversas, los limpiaparabrisas nunca deben fallar. Por este motivo es conveniente limpiarlos y revisar su estado para que, en caso de que fuera necesario, reemplazarlos por otros nuevos.

5. Sistema de suspensión
La mejor manera de verificar el estado de los amortiguadores, es acudir a un taller de confianza como el de Autospeed. Periódicamente es importante asegurarse de que el sistema de suspensión no pierde líquido y que no afecta a la estabilidad del vehículo.

6. Neumáticos

La revisión de los neumáticos no debe limitarse a comprobar la presión de los mismos, sino que también debe comprobarse si presentan un desgaste (la profundidad del dibujo no debe ser inferior a 1.6 mm) o existe algún corte o deformidad.