sábado, 6 de mayo de 2017

BUEN COMIENZO DE AÑO: BOSCH MEJORA SUS VENTAS EN TODAS LAS ÁREAS EMPRESARIALES Y REGIONES

Nuevos conceptos de movilidad, nuevas percepciones de la tecnología

     Las ventas del primer trimestre de 2017 aumentan un 12 por ciento
     El objetivo de crecimiento para 2017 se cifra entre el 3 y el 5 por ciento
     Facturación en 2016: 73.100 millones de euros
     El EBIT operativo en 2016 se situó en 4.300 millones de euros
     Inversiones en I+D: 7.000 millones de euros
     Bosch CEO Denner: "Bosch está dando forma al mundo de mañana”



 El Grupo Bosch ha comenzado bien el nuevo ejercicio económico. Las ventas del proveedor de tecnología y servicios crecieron un 12 por ciento en el primer trimestre, un 11 por ciento después de ajustar los tipos de cambio. Todas las áreas empresariales y todas las regiones mejoraron en los primeros tres meses de 2017, algunas, incluso, de manera significativa. Para el año en curso, teniendo en cuenta las moderadas perspectivas económicas y la incertidumbre geopolítica, Bosch pretende alcanzar un crecimiento de su cifra de ventas de entre un tres y un cinco por ciento. A pesar de las fuertes inversiones iniciales dirigidas a salvaguardar el futuro de la compañía, se prevé un aumento del resultado. "El éxito empresarial de hoy nos permite un margen de maniobra suficiente para dar forma al mundo de mañana", dijo Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Bosch, en la conferencia de prensa anual celebrada en el campus de investigación de Bosch en Renningen (Alemania). "Desarrollar nuestros negocios actuales, abrir nuevas áreas de negocio y ocupar una posición de liderazgo tecnológico - esta es nuestra estrategia para el proceso de transformación". Los focos de atención de esta transformación conllevan cambios en la esfera de la movilidad y de la conectividad IoT. "Como líder en innovación, estamos dando forma e impulsando la transformación", agregó Denner.

Ejercicio 2016: inversiones iniciales récord para asegurar el futuro
En 2016, las ventas del Grupo Bosch aumentaron hasta alcanzar los 73.100 millones de euros. Esto equivale a un crecimiento del 3,6 por ciento nominal, o de un 5,5 por ciento después de ajustar los efectos derivados del tipo de cambio. Los efectos negativos derivados de los ajustes cambiarios supusieron el pasado año unos 1.300 millones de euros. El beneficio operativo antes de impuestos e intereses (EBIT operativo) alcanzó los 4.300 millones de euros, y el margen EBIT de las operaciones el 5,8 por ciento. La evolución de los resultados económicos de 2016 recoge el impacto de las fuertes inversiones iniciales realizadas para asegurar el futuro de la compañía. El año pasado, Bosch incrementó sus gastos en investigación y desarrollo hasta situarlos ligeramente por debajo del 10 por ciento, equivalentes a 7.000 millones de euros. Como explicó Stefan Asenkerschbaumer, CFO y vicepresidente del Consejo de Administración: "Bosch tiene que acometer considerables inversiones iniciales en el proceso de transformación y, al mismo tiempo, salvaguardar una alta rentabilidad a largo plazo". El EBIT sufrió, en 2016,  efectos extraordinarios negativos, llegando a los 3.300 millones de euros.

Nuevos conceptos de movilidad: cero emisiones, cero estrés, cero accidentes
El campo de la movilidad está a punto de experimentar una profunda transformación. "Bosch hará posible un nuevo tipo de movilidad, una movilidad sin emisiones, sin estrés y sin accidentes. Ya no se trata sólo de fabricar mejores coches. Tenemos que reinventar el concepto de movilidad", dijo Denner, quien agregó que la mejora de la calidad del aire en las ciudades, donde se estima que, en 2050, vivirá el 70% de la población mundial, es una tarea que deberán abordar conjuntamente la industria, la política y la sociedad. Refiriéndose al debate actual sobre la prohibición de circulación a los vehículos diésel, el CEO de Bosch enfatizó que, tanto los objetivos, como las políticas para mejorar la calidad del aire deben  ser tecnológicamente neutrales. "La creatividad de nuestros ingenieros no debe verse restringida a una determinada tecnología por razones meramente políticas", dijo Denner. El CEO de Bosch cree que las mejoras que están aún por llegar al motor de combustión ofrecen un gran potencial. El nuevo reglamento europeo de medición de emisiones RDE (Real Driving Emissions), que entrará en vigor en otoño de 2017, ayudará a reducir aún más las emisiones de óxidos de nitrógeno de los vehículos. Bosch está trabajando actualmente en unos 300 proyectos de desarrollo del RDE. Para los vehículos de gasolina, la empresa ha defendido el uso generalizado de filtros de partículas. Además, la aplicación de la conectividad al transporte también puede ayudar a mejorar la calidad del aire. Para el área metropolitana de Stuttgart, Bosch ha desarrollado un asistente para optimizar el transporte multimodal. Además, a partir de 2018, el servicio de aparcamiento comunitario desarrollado por Bosch, estará presente en los nuevos vehículos que se fabriquen.

Electrificación de la movilidad: combinación de electricidad y combustible
Bosch está dedicando también importantes esfuerzos al desarrollo de la conducción eléctrica. Una nueva unidad operativa dedicada a la electromovilidad englobará todas las actividades de la compañía en esta área. Además de los miles de millones invertidos en la mejora de los motores de combustión, la empresa destina unos 400 millones de euros al año en la búsqueda de nuevos avances en el campo de la electromovilidad. La mayor parte de estas inversiones van dirigidas a la investigación y desarrollo de la batería. Bosch está investigando en tecnologías actuales y futuras sobre celdas de baterías. La compañía ha logrado ya más de 30 pedidos relacionados con la electromovilidad. En 2016, ganó otros 11 solamente en China, el mercado de electromovilidad más grande del mundo. A partir de 2018, la nueva división Bosch Powertrain Solutions y sus 88.000 empleados ofrecerán todas las tecnologías relacionadas con la propulsión desde una sola fuente. "En el futuro, Bosch impulsará también la propulsión, ya sea de combustión o eléctrica. Para nuestros clientes, somos y queremos seguir siendo el socio número uno en ingeniería y tecnología", aseguró Denner.  

La automatización de la movilidad: el éxito empresarial
Cuando se trata de conducción automatizada, Bosch aúna el progreso tecnológico con el éxito empresarial. En 2016, los sistemas de asistencia al conductor generaron a la compañía, por primera vez, unas ventas por valor de más de mil millones de euros, además de conseguir pedidos por 3.500 millones de euros. En definitiva, con los sistemas de asistencia al conductor, Bosch tiene la intención, en 2017, de crecer por encima del mercado, el cual aumentará previsiblemente un 30 por ciento. Unos 3.000 ingenieros de Bosch están dedicados a la conducción automatizada, 500 más que en el año anterior. Junto con Daimler, Bosch está trabajando en el lanzamiento de vehículos totalmente automatizados y sin conductor para circular por las calles de las ciudades. El objetivo es que, a principios de la próxima década, los coches puedan conducir por las ciudades de manera totalmente autónoma. Uno de los componentes clave para ello es el ordenador de a bordo Bosch dotado con inteligencia artificial (AI), que lo convierte en el cerebro del coche automatizado. Antes de que termine la década, la compañía habrá creado un mapa digital muy preciso sobre la base de señales de radar. Este mapa es un requisito clave para la conducción automatizada. Además, mediante acuerdos con Vodafone, Telekom, Huawei y Nokia, Bosch está trabajando en la infraestructura para el tráfico automatizado y conectado. Por ejemplo, está realizando pruebas para encontrar una comunicación inalámbrica fiable de vehículo a vehículo.



Movilidad conectada: el mayordomo móvil
Este año verá el lanzamiento de la Bosch Automotive Cloud Suite, una nueva plataforma para servicios de movilidad, tales como la alerta de circulación por el carril erróneo, la diagnosis predictiva, el aparcamiento conectado y los asistentes personales. "La Bosch Automotive Cloud Suite es el elemento tecnológico clave para los servicios relacionados con el vehículo conectado. La utilizaremos para conectar conductores, coches, fabricantes de automóviles y proveedores de otros servicios de movilidad", aseguró Denner. La Bosch Automotive Cloud Suite combina la experiencia de la compañía en automoción y TI. La consultora PwC espera que el mercado mundial de la movilidad conectada crezca casi un 25 por ciento anual hasta 2022, mientras que la consultora Gartner estima que, en 2020, habrá 250 millones de vehículos conectados circulando por las carreteras de todo el mundo.

Nuevas percepciones de la tecnología: inteligente y emotiva
Bosch estima que, hasta el 2020, el volumen global del mercado del IoT crecerá a un ritmo del 35 por ciento anual, hasta alcanzar los 250.000 millones de dólares. En 2016, la compañía vendió 27 millones de productos habilitados para su conexión a internet. Para 2020, todos sus nuevos productos electrónicos contarán con conectividad. Y en el futuro, también se ofrecerán servicios asociados para acompañar a cada producto. La clave para todo ello es la inteligencia artificial (AI). Dentro de diez años, casi todos los productos Bosch serán desarrollados, fabricados o equipados con inteligencia artificial. Durante los próximos cinco años, Bosch invertirá 300 millones de euros en su propio centro de AI. Además, en el estado alemán de Baden-Württemberg, Bosch está ayudando a establecer "Cyber Valley", una alianza de políticos, empresarios y científicos, que tiene como objetivo dar un impulso a la investigación de la AI. En colaboración con la Universidad de Amsterdam, Bosch opera el “Delta Lab”, un laboratorio de investigación para el aprendizaje profundo. Citando a Volkmar Denner: "La inteligencia artificial hará que la conectividad sea personal, algo que se pueda experimentar a un nivel emotivo. Los asistentes digitales serán cada vez más inteligentes y liberarán a los usuarios de las tareas diarias". Tractica, la empresa de inteligencia artificial especializada en la interacción del hombre con la tecnología, prevé que el número de personas que usarán asistentes digitales se triplicará hasta superar los 1.500 millones al comienzo de la próxima década.

El ejercicio económico 2016 por regiones
En Europa, el Grupo Bosch generó unas ventas de 38.600 millones de euros en 2016. A lo largo del año, los ingresos aumentaron un 3,4 por ciento nominal, o un 4,8 por ciento después de ajustar los efectos derivados del tipo de cambio. En 2016, estos efectos fueron inusualmente altos, debido, en buena parte, a la depreciación de la libra esterlina. Tras un año anterior muy fuerte, las ventas del Grupo Bosch en América del Norte disminuyeron el pasado año un 2,2 por ciento hasta situarse en 12.300 millones de euros, o un 1,8 por ciento una vez ajustados los efectos derivados de los tipos de cambio. Tras años de caída en las ventas del Grupo Bosch en Sudamérica, las cifras ajustadas al tipo de cambio revelaron un alza del 2,4%. En términos nominales, las ventas cayeron un 5,0 por ciento hasta los 1.400 millones de euros. En Asia-Pacífico, Bosch registró un fuerte aumento del 8,3 por ciento en las ventas, alcanzando los 20.800 millones de euros (12 por ciento ajustado al tipo de cambio). Bosch genera ahora cerca del 30 por ciento de sus ventas en esta región.

El ejercicio económico 2016 por áreas empresariales
De las cuatro áreas empresariales de la compañía, Mobility Solutions fue la que registró el mayor crecimiento en 2016. Las ventas subieron un 5,5 por ciento (6,9 por ciento después de ajustar los efectos del tipo de cambio) hasta los 43.900 millones de euros, con un margen de explotación del 6%. El área empresarial Industrial Technology y, especialmente, la división Drive and Control Technology, continuó en 2016 enfrentándose a un difícil entorno de mercado. Las ventas cayeron un 5,2 por ciento (4,2 por ciento después de ajustar los efectos del tipo de cambio) hasta los 6.300 millones de euros. Tras ajustar los efectos de consolidación resultantes de la venta de su unidad de grandes cajas de cambios, la caída de las ventas fue de sólo un 1,5 por ciento. Como nota favorable, esta área empresarial volvió a la rentabilidad. Los efectos negativos de los tipos de cambio fueron especialmente evidentes en las ventas realizadas por el área empresarial Consumer Goods. Después de realizar los ajustar cambiarios, las ventas crecieron el 5,7 por ciento. El crecimiento nominal de las ventas fue del 2,6 por ciento, hasta los 17.600 millones de euros. El margen del área empresarial subió un punto porcentual, hasta el 8,2 por ciento. El área Energy and Building Technology alcanzó en 2016 unas ventas de 5.200 millones de euros. Aquí también, los tipos de cambio afectaron negativamente a las ventas. Ajustadas a estos efectos, las ventas crecieron el 4,5 por ciento. La cifra nominal fue del 1,7 por ciento. El margen del área empresarial llegó al 4,3 por ciento en 2016.

Plantilla: necesidad de personal relacionado con IT y software

Al 31 de diciembre de 2016, el Grupo Bosch empleaba a unas 390.000 personas en todo el mundo, 14.500 más que en el año anterior. A nivel regional, la estructura de la fuerza laboral permaneció prácticamente sin cambios. El número de empleados en Alemania aumentó en 2.000 personas hasta los 134.000. La mayor parte del incremento restante se produjo en Asia y América del Norte. La empresa necesita todavía un considerable número de especialistas y ejecutivos, especialmente con experiencia en software e IT. Actualmente, Bosch emplea a más de 20.000 ingenieros de software, de los cuales cerca de 4.000 se dedican exclusivamente al internet of things.