sábado, 8 de abril de 2017

ŠKODA PRESENTA EL INTERIOR DEL VISION E

El prototipo eléctrico de ŠKODA cuenta con un interior futurista
Los asientos giratorios individuales hacen que entrar y salir sea especialmente fácil

La amplia distancia entre ejes y los voladizos cortos garantizan unas cómodas dimensiones interiores
Maletero de gran tamaño, típico de ŠKODA
El VISION E se estrenará en el Salón del Automóvil de Shanghái 2017



ŠKODA presentará su prototipo 100% eléctrico en el Salón del Automóvil de Shanghái 2017 (19-28 de abril). Su diseño futurista refleja las características del nuevo lenguaje de diseño de ŠKODA para sus futuros vehículos eléctricos. Entre las características más llamativas de la carrocería se incluyen puertas de apertura inversa y la ausencia de un pilar B. En el luminoso interior, los cuatro asientos giratorios individuales y un ausente túnel central transmiten una gran sensación de amplitud.

"Con el VISION E, tenemos una perspectiva de cómo serán los futuros modelos de propulsión eléctrica de ŠKODA", dijo el Consejero Delegado de ŠKODA, Bernard Maier. "Además de los vehículos híbridos enchufables, antes de 2025 tenemos previsto lanzar cinco modelos 100% eléctricos en diversos segmentos. Con ello, uno de cada cuatro coches ofrecidos por ŠKODA tendrá propulsión eléctrica".

Gracias a sus grandes superficies cristalinas, el interior del VISION E es luminoso y transparente. La continuidad de las líneas horizontales acentúa la nítida estructura y la amplitud del interior. Cuatro asientos individuales con forma de concha y respaldos innovadores resaltan su aspecto moderno. Con una amplia distancia entre ejes y voladizos cortos en las partes frontal y posterior, los diseñadores han creado un interior cómodo y espacioso para el VISION E.

Los asientos están ligeramente elevados, y permiten una buena vista. También pueden girar hasta 20 grados. Cuando se abren las puertas, los asientos giran hacia afuera, haciendo que entrar y salir sea más fácil. Cuando se cierran las puertas de apertura inversa, los asientos vuelven a su posición original. El prototipo introduce esta nueva idea "Simply Clever", que proporciona confort adicional gracias a sus mecánicas y diseño ergonómicamente optimizados. El resultado es una gran sensación de amplitud, ya que el ŠKODA VISION E no requiere un túnel central, ni delante ni detrás.

Además de la pantalla del cuadro de instrumentos, en la que puede visualizarse los datos habituales del vehículo, el ŠKODA VISION E está equipado con pantallas adicionales para los demás ocupantes. El centro del salpicadero contiene la pantalla táctil central, en la que tanto el conductor como el acompañante pueden leer y utilizar todas las importantes funciones y servicios de ŠKODA Connect.

Cada ocupante tiene su propia pantalla, que puede utilizarse para numerosas y cómodas funciones, como información y entretenimiento. La pantalla del acompañante está situada en el panel de control, mientras que las pantallas de los demás pasajeros están integradas en los respaldos de los asientos delanteros. Además, los pasajeros pueden personalizar su programa de entretenimiento a través de las pantallas táctiles. El dispositivo de control del acompañante está situado en el reposabrazos derecho. Los pasajeros de la parte trasera tienen el suyo instalado entre los dos asientos individuales.

Cada una de las puertas tiene un compartimento para el teléfono integrado en el interior, desde la cual pueden recargarse los smartphones por inducción; las preferencias, datos e información personales contenidas en el smartphone son accesibles a través de la pantalla individual de cada ocupante. La iluminación ambiental, programable en hasta diez colores, está integrada en los embellecedores de las puertas y bajo el salpicadero.

Bajo la gran puerta trasera, hay un gran maletero - ya característico de los vehículos ŠKODA.


Los asientos delanteros son reclinables, y el volante puede subirse para optimizar el uso de espacio y ofrecer el máximo confort.