jueves, 6 de abril de 2017

PREPARADO EL DISPOSITIVO ESPECIAL DE TRÁFICO PARA LA SEMANA SANTA

Ante el incremento de desplazamientos

     Se prevén 14,8  millones de desplazamientos

     El objetivo del dispositivo es regular, vigilar y velar por la seguridad de todos los usuarios de las vías

     La operación se desarrollará en dos fases coincidiendo con los días de mayor intensidad circulatoria

     Carreteras convencionales, tolerancia cero al alcohol y las drogas en la conducción, el cumplimento de los límites de velocidad y el uso del cinturón de seguridad serán los objetivos a controlar


 La Dirección General de Tráfico tiene ya preparado el dispositivo especial de vigilancia y regulación de los desplazamientos  por carretera ante el incremento de movimientos que se producirán durante las vacaciones de Semana Santa.

La Dirección General prevé que se produzcan 14,8 millones de desplazamientos de largo recorrido por las carreteras entre las 15:00 horas del viernes 7 de abril y las 24 horas del lunes 17 del mismo mes.

A diferencia de lo que suele suceder en otros periodos vacacionales, en los que los desplazamientos son más escalonados, en Semana Santa confluyen en un periodo muy corto de tiempo un número muy importante de movimientos, con orígenes y destinos similares (zonas turísticas de la costa, segunda residencia, poblaciones con actos religiosos o zonas de montañas) que realizados en los mismos días y horas, puede generar retenciones en determinadas carreteras.
Los  puntos conflictivos previstos se pueden consultar en la revista Tráfico y Seguridad Vial


Aunque el dispositivo se desarrolla durante diez días y medio, Tráfico ha dividido el operativo especial en dos fases, que coinciden con los días de mayor número de desplazamientos.

•      La primera fase comenzará a las 15:00 horas del viernes 7 de abril y finalizará a las 24.00 horas del domingo 9 de abril. Para esta primera fase, Tráfico prevé 3,6 millones de desplazamientos.

•      La segunda fase, más importantes que la anterior por volumen de desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria, comenzará a partir del miércoles 12 de abril, excepto en la comunidad de Catalunya que comenzará al día siguiente.

Esta segunda fase finalizará a las 24:00 horas del lunes 17 de abril con la operación retorno, operación que se desarrollará desde el sábado por la tarde, se prolongará durante todo el domingo y el lunes de Pascua, ya que en Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja dicho lunes es festivo.

En el resto de comunidades pese a no ser festivo, es día no lectivo para escolares y universitarios, por lo que se prevé que también se produzca una importante cantidad de movimientos de retorno hacia los grandes núcleos urbanas que se sumarán a los de un día laborable cualquiera.

MEDIDAS CONCRETAS

Para facilitar la movilidad con seguridad de los vehículos, la Dirección General de Tráfico establecerá las siguientes medidas:

1.     Instalación de  carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y tramos en determinadas carreteras.

2.     Se paralizarán las obras que afecten a las calzadas en todas las carreteras para minimizar la afección al tráfico durante los días de la operación salida-retorno de Semana Santa.

3.     Se limitará la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de las vías.

4.     Se restringirá la circulación de camiones que transporten mercancías peligrosas y vehículos que precisen autorización especial para circular en determinadas horas de los días con más desplazamientos.

5.     Diseño de  itinerarios alternativos en función del origen y destino del viaje a realizar, para no pasar por la zona centro que es la que más tráfico genera. Además, a dichos itinerarios se les ha incorporado los tiempos de recorrido estimados en función de la hora de salida del viaje, según los datos registrados en la Semana Santa del año pasado. Todos los itinerarios se pueden consultar en la web de la DGT

6.     Se informará puntualmente sobre cualquier incidencia en carretera a través de los medios de los que dispone el Organismo; teléfono 011, Internet, twitter @informacionDGT,  App DGT o  en los boletines informativos de las emisoras de radio y televisión.

Para llevar a cabo todo este dispositivo, la Dirección General de Tráfico cuenta con los servicios de más de 800 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico; todos los agentes disponibles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes de  los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.

EN EL PUNTO DE MIRA

Durante esta Semana Santa, la DGT va a prestar atención especial a:

•      Las carreteras secundarias: Se intensificará la vigilancia en estas vías no desdobladas y de un carril en cada sentido,  que es donde se producen el 78% de las víctimas mortales y las más peligrosas. Hay que recordar que este tipo de vías representan el 90% de las vías interurbanas (casi 140.000 kilómetros) pese a  soportar el menor número de desplazamientos que las vías desdobladas (autovías y autopistas).

Esta intensificación de la vigilancia en las convencionales se realizará por tierra, con los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y por aire con los 12 helicópteros de los que dispone la DGT, 8 de ellos equipados con el radar Pegasus.

•      Tolerancia cero a alcohol y drogas: Se intensificarán los controles preventivos tanto de alcohol como de drogas para poner fuera de las carreteras a los conductores que  se ponen al volante después de haber  ingerido drogas o alcohol.

•      Control del cumplimiento de las velocidades límite establecidas en las carreteras. La velocidad sigue siendo el componente fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad  y el grado de lesión de las víctimas.

•      Vigilancia del uso del cinturón de seguridad. Todos los ocupantes de los vehículos lo deben llevar adecuadamente abrochado, en especial, los menores, quienes tienen que ir con sus correspondientes sistemas de retención infantil perfectamente anclados y sujetos y si miden menos de 135 cm. deben ir ubicados en los asientos traseros.

UN TRABAJO DE TODOS
Esta Semana Santa, según las previsiones son más los vehículos que vamos a encontrar en carretera, por eso la exposición y riesgo también es mayor, de ahí que el compromiso de todos los usuarios de la vía sea esencial para poder disfrutar de unos días de ocio y poder llegar al objetivo de O fallecidos.

Para ello, bastará con:

•      Reflexionar si es verdaderamente necesario utilizar el vehículo privado u optar por el transporte público.

•      En caso de utilizar el coche, comprobar que está en las condiciones idóneas para realizar el viaje. Atención especial a su mantenimiento y a los neumáticos.  España tiene un parque de vehículos envejecido. La antigüedad  media de los coches en los que hubo algún fallecido en 2016 fue de 13,6 años.

•      Planificar el viaje de modo que utilicemos las vías más seguras. Recordar que 8 de cada 10 personas fallecen en un accidente ocurrido en vías convencionales

•      Una vez en el lugar de destino, atención a los desplazamientos cortos y a las vías convencionales.

•      Observar y cumplir las normas de circulación: velocidad, uso del cinturón de seguridad y de los SRI, evitar las distracciones….

•      No conducir si se ha ingerido alcohol o drogas. Un mensaje que por repetitivo no deja de ser preocupante, cuando el 12% de la población se pone al volante tras haber consumido alcohol o drogas.

•      Las motos, son especialmente vulnerables, sobre todo en curvas y en carreteras secundarias. Prudencia a los motoristas y al resto de vehículos.

•      Atención y respeto a los ciclistas que podamos encontrar en carretera. Está prohibido adelantar a un ciclista si dicha maniobra puede poner en peligro o entorpecer la marcha de los mismos y en todo caso, se debe guardar una separación lateral mínima de metro y medio  con el ciclista si se va a adelantar