miércoles, 12 de abril de 2017

MERCEDES-AMG COMBINA UN SUV DE ALTAS PRESTACIONES CON LA POTENCIA DE UN V8

Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ y GLC 63 4MATIC+ Coupé.

Mercedes-AMG combina un SUV de altas prestaciones con la potencia de un V8.
 
 Ya en 1999 Mercedes-AMG marcó un hito con el ML 55, y no sólo en su propia historia, que suma ya 50 años: la combinación de un motor de alto rendimiento y un SUV inauguraba un segmento de mercado totalmente nuevo. 



La marca de automóviles de altas prestaciones y deportivos vuelve a ocupar una posición excepcional frente a sus competidores con la presentación en el Salón del Automóvil de Nueva York (NYIAS) de su nuevo SUV mediano de altas prestaciones, el Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ SUV y Coupé (consumo mixto de combustible: 10,7-10,3 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 244-234 g/km) y del Mercedes-AMG GLC 63 S 4MATIC+ SUV y Coupé (consumo mixto de combustible: 10,7 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 244 g/km). Por primera vez se ofrece un SUV mediano equipado con un potente propulsor biturbo de ocho cilindros, disponible en dos niveles de potencia. Se trata concretamente del motor AMG V8 de 4,0 litros, que desarrolla 350 kW (476 CV) ó 375 kW (510 CV) en las variantes GLC 63 S y GLC 63 S Coupé. La aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,8 segundos avala asimismo de forma contundente la singular posición de los nuevos SUV en su segmento de mercado. Asimismo, los SUV de altas prestaciones disponen de tren de rodaje de suspensión neumática con amortiguación adaptativa regulable, tracción integral AMG Performance 4MATIC+ con distribución de par totalmente variable, diferencial autoblocante en el eje trasero y sistema de frenos de alto rendimiento. Como símbolo visual de su vínculo con los deportivos Mercedes-AMG, los nuevos modelos lucen la parrilla AMG Panamericana, hasta ahora reservada a la gama AMG GT. Además, ofrecen todas las ventajas inherentes a un SUV Mercedes: abundante espacio para los pasajeros y el equipaje, un nutrido equipamiento de seguridad y una excelente tracción incluso en firmes húmedos o en condiciones invernales.

Los nuevos Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ y Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+ Coupé ocupan posiciones excepcionales dentro de su entorno competitivo, y ello en todos los aspectos. Son los únicos modelos del segmento en equipar un motor biturbo de ocho cilindros. Mercedes-AMG atiende así al deseo de sus clientes de combinar una sonoridad sugestiva e inconfundible con un brioso despliegue de potencia, también en el caso de un SUV mediano de altas prestaciones.

«Para nosotros, el nuevo GLC 63 4MATIC+ es un vehículo muy especial. No es tarea fácil concebir un SUV altamente deportivo y dinámico que al mismo tiempo aporte una extremada estabilidad de marcha. Por esta razón invertimos grandes esfuerzos en su desarrollo, aplicando la experiencia SUV de muchos años. El resultado es un SUV que se mueve con agilidad y precisión y que siempre está dispuesto a correr una vuelta en el circuito de carreras. Nuestro motor biturbo V8 constituye una propuesta única de venta dentro del entorno competitivo de los vehículos de altas prestaciones. Además, con el SUV y el Coupé ofrecemos la mayor variedad del segmento. La cercanía técnica a nuestros deportivos se expresa visualmente con la parrilla Panamericana, hasta ahora reservada en exclusiva a nuestros modelos AMG GT», afirma Tobias Moers, Presidente del Comité Directivo de Mercedes-AMG GmbH