lunes, 10 de abril de 2017

LOS CONDUCTORES ESPAÑOLES SON LOS QUE MÁS PITAN Y MÁS HABLAN MIENTRAS CONDUCEN

Según el barómetro anual de la Fundación Vinci Autoroutes, un 57% de las personas consultadas citan la falta de atención causada por un smartphone o un GPS como motivo de accidentes mortales.

El 56% de los encuestados -frente al 62% de 2016- mencionó el consumo de alcohol y de drogas como causa de muertes al volante, mientras que un 42% citó la velocidad excesiva.



Los conductores europeos consideran el uso de objetos conectados al volante como la principal causa de accidentes mortales en las carreteras, por delante del alcohol, las drogas y la velocidad, pero no cambian su actitud al respecto, según indica un sondeo publicado este viernes.

Según el barómetro anual de la Fundación Vinci Autoroutes, un 57% de las personas consultadas citan la falta de atención causada por un smartphone o un GPS como motivo de accidentes mortales, frente al 52% del año pasado. El 56% de los encuestados -frente al 62% de 2016- mencionó el consumo de alcohol y de drogas como causa de muertes al volante, mientras que un 42% citó la velocidad excesiva.

Los que más tocamos el pito, adelantamos por la derecha...


España se desmarca por ser el único país en el que la percepción de este riesgo está en retroceso (-4 puntos desde 2016). Los conductores españoles siguen creyendo que conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas es la principal causa de accidente mortal en las carreteras (61%).


A pesar de esa toma de conciencia, los comportamientos de riesgo siguen siendo muy frecuentes.

Así, el 47% de los españoles habla por teléfono utilizando el bluetooth, frente al 43% en Europa. Asimismo, el estudio muestra que el 38% conduce con los auriculares puestos (31% en Europa), el 29% configura su GPS en la carretera (39% en Europa), el 19% habla por teléfono sin dispositivo de manos libres (32% en Europa), y el 18% escribe y/o lee sus mensajes de texto o correos electrónicos (24% en Europa).

Además, los conductores españoles son los europeos que más tocan el claxon de manera inoportuna a quienes les molestan, los segundos que más adelantan por la derecha en la autopista y los terceros que más miedo tienen del comportamiento agresivo de otros usuarios en la carretera.

Los suecos, alemanes y holandeses, los mejores conductores

Un 44% de los suecos, considerados una vez más como los mejores conductores del continente, confiesan utilizar su teléfono sin manos libres, un nivel comparable al de los conductores en Italia (40%), Polonia (48%) y Grecia (54%), tres países en donde, según los europeos, los conductores son los menos responsables al volante.

El uso del GPS sube en todos los países. En Alemania, segundo país en el "ranking" de los conductores más responsables, la mitad de los encuestados afirma utilizarlo mientras conduce, al igual que el 47% de los polacos, el 45% de los belgas y el 42% de los holandes, el tercer país más citado en términos de conducción responsable.

Aunque el envío o la lectura de mensajes de texto se reduce en el conjunto del continente, esa práctica aumentó en Francia y en Bélgica, respectivamente en tres puntos (29%) y un punto (30%) en un año, acercándose así al nivel de Italia (32%).

El 54% de los europeos insulta al volante

El 54% de los europeos aseguran que recurren al insulto cuando conducen, con los griegos (73%), los franceses (68%), los alemanes (66%) y los italianos (65%) en cabeza.

Un 60% de los españoles y un 58% de los griegos afirman que tocan la bocina cuando un conductor los pone nerviosos. Y más de uno de cada cuatro polacos (26%) reconoce que baja del coche cuando tiene algún conflicto en la carretera, al igual que el 25% de los italianos y el 21% de los griegos.

Por otra parte, el 80% de los europeos reconoce haber sentido miedo por el comportamiento agresivo de otro conductor, una cifra que se confirma también en España, donde el 85% de los automovilistas reconoce haber vivido este tipo de situaciones: un temor muy presente en Francia y Eslovaquia (86%) y un poco menos en los Países Bajos (65%).

Insultos al volante

Asimismo, la encuesta refleja que el 83% de los europeos (frente al 74% de los españoles) emplea por lo menos un adjetivo negativo para calificar la conducción de los demás: "irresponsables" es lo que opina el 45% de los europeos (frente al 40% de los españoles), "estresados" para el 36% de entre ellos (35% en España), "agresivos" para el 33% (31% en España), e incluso "peligrosos" para el 26% de los europeos (21% en España). Ahora bien, el 21% de los conductores españoles considera que sus homólogos son "tranquilos" y el 20% "atentos" (mientras que solo un 11 y un 15% de los europeos comparte la misma opinión).

Mientras, a la hora de evaluar su propia conducción (el 97% de los europeos y españoles se atribuye por lo menos un adjetivo positivo). Los europeos se consideran ante todo atentos (74% y 70% en España), tranquilos (54% y 65% en España) o bien corteses (27% frente al 16% de los españoles). Un 14%, y 11% de los españoles, usa un adjetivo negativo para describir su propia actitud y un 10% se considera sin embargo estresado al volante (7% en España), e incluso agresivo (3% en España), apunta el estudio.

Difícil solución

A nivel continental, reina el fatalismo: más de la mitad de los europeos (51%) cree que será difícil lograr una reducción significativa del número de muertos en las carreteras, ya que éstas son siempre "peligrosas".


El sondeo, elaborado por la empresa francesa Ipsos, interrogó por internet a 12.429 personas de 15 años o más en 11 países: Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, España, Suecia, Bélgica, Grecia, Polonia y Eslovaquia. Al menos 1.000 personas fueron consultadas en cada uno de esos países.