domingo, 9 de abril de 2017

LA FALTA DE MANTENIMIENTO AUMENTA EL RIESGO DE SUFRIR UNA AVERÍA O UN ACCIDENTE EN CARRETERA

En Semana Santa 2016 las averías subieron un 7,3% respecto a Semana Santa 2015.

Revisar el estado de batería, neumáticos y niveles de líquidos reduce el riesgo de sufrir una avería en carretera. Más en http://bit.ly/video-consejos-semana-santa-race



Según el Barómetro de Averías del RACE, en 2016 se realizaron una media de 2.000 asistencias diarias, sobre todo batería, neumáticos y accidentes de tráfico.
El RACE activa su protocolo de grandes desplazamientos, con 4.000 vehículos de asistencia preparados y 400 operadores en Madrid y Córdoba, las 24 horas.
El RACE pide reducir el IVA también para los elementos de seguridad, como sillas infantiles, cascos y neumáticos, así como para los mantenimientos de los vehículos.
Madrid, 7 de abril de 2017. Desde hoy y hasta el 17 de abril se producirán más de 14,8 millones de desplazamientos de largo recorrido, que se unirán a los trayectos cortos en destino, según los datos de la DGT. Se trata de uno de los momentos de mayor riesgo del año, ya que millones de vehículos de concentrarán en momentos concretos, sobre todo a la vuelta. Por este motivo, el RACE pide extremar la precaución a los conductores durante esta Semana Santa, recordando la importancia de aumentar la seguridad. En este sentido, el Club de Automovilistas, a través del Barómetro de Averías, alerta del aumento de los fallos mecánicos, que en Semana Santa 2016 subieron un 7,3% respecto a 2015. Para ayudar a los conductores, el RACE inicia hoy su operativo especial de asistencia en grandes desplazamientos, con más de 4.000 vehículos preparados en todo el territorio nacional, y la mayor flota de talleres móviles de reparación in situ para atender a los 8 millones de clientes que atiende el Club.

La DGT arranca hoy la primera fase de la Operación Salida de la Semana Santa 2017. En este sentido, Tráfico estima que, durante estos días, se realizarán casi 14,8 millones de trayectos, destacando los desplazamientos de mañana viernes, los del miércoles 12 y la vuelta el domingo 16. Entre las características de este periodo se encuentra el hecho de unir los trayectos de largo recorrido con los desplazamientos cortos en destino, muchos de ellos por carreteras secundarias. Antes de comenzar el viaje de ida o de retorno a casa, se recomienda consultar el estado del tráfico y los puntos conflictivos, evitando las horas de mayor congestión, preparando rutas alternativas en caso de grandes retenciones.

Junto al riesgo de atascos, también existe una mayor probabilidad de avería. Vamos a circular con el coche más cargado, con un mayor esfuerzo del motor, y con el riesgo de paradas frecuentes por el volumen de coches. Por eso, es el momento de hacer una revisión del coche para verificar el estado de batería, neumáticos, líquidos, luces o estado de dirección y frenos. Según el Barómetro de Averías del RACE, cada día se atendió a una media de 2.000 vehículos durante los 10 días que duró la operación de Semana Santa 2016. El día con mayor número de problemas fue el viernes 18 (previo a la Semana Santa), seguido del miércoles 23 de marzo y del Sábado Santo.

Para mantener la rapidez en la gestión de la ayuda en carretera a los más de ocho millones de clientes, el RACE pone en marcha su operativo especial de asistencia para grandes desplazamientos, con 4.000 vehículos y más de 400 operadores listos las 24 horas. En este sentido, el Club cuenta con una flota de vehículos RACE 10, capaces de solucionar las averías más frecuentes en carretera, como cambios de batería o neumáticos o errores en el repostaje de combustible. Ahora, problemas que antes requerían el traslado del vehículo a un taller se resuelven en el mismo lugar del incidente, mejorando la calidad del servicio y la satisfacción del socio o cliente.

Un buen mantenimiento evita problemas mecánicos, y mejora la seguridad

Del estudio de las casi 20.000 asistencias realizadas por el RACE durante la pasada Semana se observa un aumento del 7,3% en el número de averías en carretera respecto a 2015. Lo más preocupante es que buena parte de estos problemas se podrían evitar con un rápido mantenimiento (batería, neumáticos, líquidos), sobre todo antes de un gran desplazamiento. Si tenemos en cuenta el número de accidentes de tráfico que necesitaron la ayuda de un vehículo de rescate y asistencia, el número aumenta de 863 a 1.105, lo que supone un 28% más respecto a 2015. Además, los casos en los que se produjo el reventón del neumático se multiplicó por cinco: mala presión de la rueda, mal estado, sin dibujo...

Seguir una serie de recomendaciones, como las que lanzamos en esta información, mejora la seguridad del coche, y evita empezar un viaje con problemas. Y es que se debe revisar el estado y presión de los neumáticos, chequear que no haya fugas de líquidos, salir con los niveles comprobados y ver el estado de la batería. Un mantenimiento que es esencial pero que se sigue gravando con un IVA de lujo.

Los elementos de seguridad y mantenimiento no son un lujo

En este sentido, el Ministerio de Hacienda ha presentado sus Presupuestos Generales del Estado para el año 2017, en los que, entre otras medidas, se ha procedido a reducir el IVA de algunos capítulos. En este sentido, el RACE lamenta que en esta revisión fiscal no se hayan tenido en cuenta cuestiones directamente relacionadas con la promoción de los elementos de seguridad vial, una medida que sin duda mejoraría el acceso a muchos usuarios que, por culpa de la crisis, han dejado de mantener o sustituir algunos elementos vitales para evitar accidentes, como son las revisiones periódicas, los intervalos de mantenimientos, la sustituciones de elementos de desgaste o el uso de sistemas de protección. Por la crisis económica, los usuarios reconocen que ahora demoran más de la cuenta el cambio de neumáticos o las revisiones periódicas de mantenimiento, lo que tiene como consecuencia el número de problemas mecánicos detectados en el Barómetro de Averías, unos fallos que no paran de aumentar año tras año.
Desde el RACE consideramos que, a la hora de revisar los gravámenes, toda medida que incentive la seguridad de los usuarios debería ser prioritaria. Reducir el IVA en elementos como el casco de protección de ciclistas y motoristas, los sistemas de retención infantiles, la sustitución de neumáticos, o incluso incentivar con reducción fiscal el uso de autopistas de peaje, más seguras que las carreteras convencionales, mejorarían la seguridad y reducirían el riesgo. Desde el RACE solicitamos que se tengan en cuenta estos tipos reducidos, y se tome el ejemplo de otros países, como Portugal, que sí apuestan por facilitar el acceso a los sistemas de seguridad infantil a un tipo reducido.

Aumenta tu seguridad al volante con nuestras 10 recomendaciones

Antes de salir, mira estos consejos http://bit.ly/video-consejos-semana-santa-race

1. Comprueba los niveles del vehículo (aceite y anticongelante del radiador), batería, neumáticos (presión y banda de rodadura), y sistemas de limpiado (escobillas y líquido limpiaparabrisas). Chequea los elementos obligatorios como triángulo de emergencia y chaleco reflectante, así como gato, herramientas, fusibles de repuesto, bombillas...

2. Programa el viaje y evita las horas de posibles congestiones. Puedes descargarte para tu móvil la App Rutas del RACE, o consultar las incidencias de tráfico en www.race.es

3. Descansa antes de salir. Si te pones de viaje después de una jornada laboral, vas a conducir muy fatigado, aumentando el riesgo de accidente. Y reparte la carga de forma homogénea, asegurándote que no dejas objetos sueltos que pueden salir despedidos en caso de frenazo o impacto. Tampoco los animales deben viajar sueltos.

En camino

4. No realices una conducción continuada durante mucho tiempo. Descansa cada dos horas o 200 kilómetros como mucho.

5. Nunca bebas alcohol si vas a conducir, respeta las normas y dispón de sistemas de retención para todos los ocupantes SIEMPRE.

6. Mantén siempre la distancia de seguridad, circula siempre por tu derecha, excepto para adelantar, volviendo lo antes posible a este carril. Anticípate a las posibles situaciones de peligro con tiempo suficiente, e indícalo al resto de los conductores.

7. Recuerda que al final de los trayectos aumenta el riesgo: fatiga acumulada del viaje, ganas de llegar al destino, posibles retenciones en las entradas, noche...

8. No descuides nunca tu seguridad, ni siquiera en los recorridos cortos, por mucho que conozcas la carretera: muchos accidentes se producen en el destino, en pequeños recorridos donde nos confiamos, y donde el peligro siempre está presente.

9. Si vas a conducir de noche, debes ser consciente de la fatiga provocada por la carga de atención que supone una menor visibilidad. Revisa los faros, adapta su altura a la carga del vehículo, y aumenta la distancia de seguridad. Ante el primer síntoma de cansancio, para y descansa el tiempo necesario.


10. En caso de observar o sufrir un accidente, recuerda la conducta PAS: protegerte de nuevos riesgos, avisar a las emergencias y socorrer a los heridos en los casos de extrema gravedad.