martes, 4 de abril de 2017

EL NUEVO SEAT IBIZA, GALARDONADO CON EL PREMIO RED DOT AWARD: PRODUCT DESIGN 2017

Con total seguridad, el nuevo Ibiza tiene el mejor diseño que SEAT ha realizado en el segmento A0. Se ha superado con creces el desafío de hacer justicia a sus más de tres décadas de historia y a su importancia como principal pilar de la marca española, porque no solo tiene todos los rasgos característicos de SEAT, sino que los lleva al siguiente nivel, impulsando una gran avance de la expresión de diseño de la marca. La prueba indiscutible de todo ello es el Red Dot Award: Product Design 2017 que el nuevo SEAT Ibiza acaba de conseguir.



Desde 1954, Red Dot Award es uno de los concursos de diseño más prestigiosos del mundo y suponen un reconocimiento internacional a la calidad y la innovación. La categoría Product Design es, además, la más importante de todas. El jurado de Red Dot Award: Product Design está formado por unos 40 expertos de todo el mundo que se comprometen a respetar un "Código de Honor". Éste establece que los jurados no pueden trabajar para una empresa de fabricación industrial ni participar en la votación de aquellos productos en los que estuvieron involucrados. De esa manera se evitan conflictos de intereses y se garantiza el más alto grado posible de imparcialidad y neutralidad.


Desde su lanzamiento en 1984, el Ibiza se ha convertido en el icono de SEAT. Este hecho ha convertido al modelo español en el superventas de la historia de SEAT con 5.4 millones de unidades desde su nacimiento. La quinta generación del Ibiza ha sido diseñada en Barcelona y brilla especialmente por su comportamiento dinámico y calidad de conducción, por su impresionante sensación de estabilidad y fiabilidad en carretera, por su mejorada calidad interior, su tecnología aplicada increíblemente segura y fácil de usar, por su mayor habitabilidad… Todo ello queda reflejado y resaltado a simple vista por su diseño emocional.

“El Ibiza supone la culminación y la madurez del nuevo lenguaje de diseño de SEAT. Un nuevo lenguaje que empezamos en el año 2012”, afirma Alejandro Mesonero-Romanos, director de Diseño de SEAT. Y es que el nuevo Ibiza es fácilmente reconocible como un genuino SEAT gracias a los faros Full LED triangulares y los icónicos gráficos de las luces de día, así como por la presencia del logotipo en la parrilla, visualmente realzado por las dos líneas de carácter del capó y un ligero hueco en el marco cromado. Un diseño en forma de X que aporta un gran dinamismo y una formidable estabilidad visual.

Los cortos voladizos, las ruedas en las cuatro esquinas, la gran distancia entre ejes, los gráficos de las ventanillas… no solo aportan carácter deportivo, estable y dinámico, sino que además acentúan el tamaño y la amplitud del coche. “Hemos dotado al Ibiza de las proporciones más perfectas y hemos puesto especial énfasis en los volúmenes y las superficies para crear un gran efecto tridimensional, de manera que resulte impactante incluso a las miradas más críticas y exigentes”, añade Alejandro Mesonero-Romanos. La silueta del nuevo SEAT Ibiza es por una parte un ejemplo de perfectas proporciones, fuerte carácter y aspecto ágil; por otra, combina una imagen al mismo tiempo fresca y joven pero también madura y equilibrada.

Para Alejandro Mesonero-Romanos, “sus formas esculturales y su marcada personalidad se pueden apreciar en cada detalle de su diseño exterior e interior ". La carrocería está bellamente esculpida gracias a la hábil combinación de líneas afiladas con superficies suaves. El doble blíster lateral, típico del diseño de SEAT, realza la imagen tridimensional, mientras que en la parte posterior los pilotos envuelven el coche, interactuando con los blisters traseros, proporcionando un diseño único y un gran rendimiento aerodinámico. Las líneas fuertes y claras del portón y el paragolpes aumentan la percepción de anchura y crean una mirada monolítica al coche, con los reflectores traseros acercando el coche al suelo. Por su parte, los distintos niveles de acabado cuentan con signos diferenciadores. Así, el acabado FR acentúa su carácter deportivo con las colas de escape a cada lado del parachoques trasero, mientras que en el XCellence los detalles cromados acentúan la sofisticación y el refinamiento.

El interior cuenta con unas proporciones perfectas y una mayor sensación de espacio y confort. La esmerada selección de materiales consigue mayor elegancia y percepción de calidad, mientras que se incorpora mucha más tensión gracias a unas líneas más técnicas y precisas que también aportan impresión de ligereza. Dominan las proporciones horizontales y también una acertada organización de las distintas áreas funcionales, destacando la disposición elevada de la consola para mejorar la ergonomía y la seguridad. De hecho, todos los mandos e instrumentos están orientados al conductor y situados lo más elevado posible para no apartar la vista de la carretera.


Por ejemplo, la palanca de cambios está ubicada lo más elevada posible para que su manejo resulte lo más sencillo y deportivo posible. La calidad de cada detalle se ha cuidado hasta el extremo, de manera que da la impresión de estar a bordo de un modelo del segmento superior. También contribuyen las innumerables posibilidades de personalización, la posibilidad de elegir la luz ambiental interior mediante LED y la avanzada tecnología disponible, donde destacan la pantalla táctil de hasta 8 pulgadas y los sistemas de conectividad Full Link. Y el habitáculo está  protegido con un filtro Air Care que aísla a los ocupantes de cualquier tipo de alérgenos, creando un espacio completamente libre de contaminantes.