lunes, 13 de marzo de 2017

YAMAHA TMAX 2017

Yamaha vuelve a dar un paso al frente con unos de sus buques insignia, la referencia entre los megascooters deportivos. El TMax 2017, fiel a su filosofía, se reinventa una vez más mejorando todo lo mejorable.

 El Yamaha TMax 2017 presenta una renovación muy profunda que delata su nueva estética, abandonando las líneas angulosas de las últimas ediciones para adoptar formas más suaves y elegantes. Parece haber vuelto al espíritu original del primer modelo (2001-2008) pero interpretado en clave de futuro, adaptado y preparado para seguir siendo líder y pionero en el segmento de los megascooters gracias a su constante evolución.


El rey de los megascooters se arma de tecnología y equipamiento para tratar de conquistar a más motoristas "de toda la vida" que nunca.Iluminación full LED, nueva llave inteligente, pantalla central TFT multifunción, bloqueo del caballete central, acelerador electrónico, control de tracción, nueva suspensión trasera o el chasis renovado, son algunos de los ingredientes que buscan mantenerlo de forma indiscutible a la cabeza. Además, se ha logrado reducir el peso de nada menos que 9 kg, lo que minimiza la pérdida de potencia que se cifra en torno a poco más de 1 CV por la adaptación a la norma Euro 4. La nueva correa de transmisión, el basculante, el chasis, los neumáticos, la llanta trasera y todo lo que ha sido susceptible de perder peso, han contribuido a este notable adelgazamiento.
¿Sabias que...?

Yamaha ha vendido desde su lanzamiento en 2001 250.000 unidades del TMax. Más del 40% de los propietarios de un TMax, repiten. En 2016, el 52% de los compradores optaron por alguna de las series especiales disponibles: TMax Lux Max o TMax Iron Max.

prueba yamaha tmax 2017 p7 Yamaha TMax 2017: Máxima seguridad
En Yamaha parecen ser conscientes de que por desgracia, su producto es un objetivo claro para los ladrones de motos, al menos en España tenemos la certeza de que así es. Por eso esta nueva generación aporta soluciones a este problema en varios frentes.

Por un lado cuenta con un aporte innovador; se trata del bloqueo del caballete central que se efectúa desde un interruptor que tiene en el manillar. Esto permite bloquear a la vez tanto la dirección como el caballete cuando nos marchamos. No es una solución ni mucho menos definitiva pero mover el scooter así resulta mucho más complejo a la hora de subirlo a un furgón y puede funcionar como elemento disuasorio.yamaha tmax 2017 prueba llave inteligente texto

Y por otro la App dedicada "My TMax Connect", cuya función principal, entre otras muchas, otras es tener controlado permanentemente el TMax gracias a la geolocalización por GPS. En caso de que se detecte un movimiento insual, nos mandará rápidamemte al teléfono una señal de alerta. Desde ese mismo momento, ya podemos hacer varias cosas: activar el sistema de alerta, poniendo en funcionamiento la bocina y los intermitentes para disuadir a los ladrones, cortar el encendido haciendo imposible su puesta en marcha, llamar al centro de llamadas de emergencia para poner en funcionamiento el protocolo de búsqueda, y por supuesto, hacer un seguimiento en todo momento de hacia donde va el TMAx en caso de sustracción. Este sistema se ha desarrollado con Vodafone y requiere firmar un contrato aunque el primer año es gratis. Lo que puede ser un problema es que no usemos normalmente esta compañía, habría que consultar la forma de hacerlo en tal caso. Pero esto solo se puede disfrutar en las versiones SX y DX.

Además la nueva llave inteligente también permite bloquear todo cuando vamos a dejar un largo tiempos el scooter aparcado en cualquier lugar.



Para todos los que conocemos el TMax, apreciamos cada evolución porque es mejorar un producto que parece perfecto generación tras generación, y eso es siempre una tarea complicada.

Nos tocó subirnos a la versión más turística, la DX, con el equipamiento más elevado y un precioso respaldo trasero...Pero el susto pasó nada más pulsar el botón de arranque; el motor despierta con esa suavidad tan característica, exenta totalmente de vibraciones y con un sonido estimulante pero discreto. Desde los primeros metros ya demuestra que la agilidad y facilidad de manejo se complementan a la perfección con el tacto preciso del acelerador. Cada golpe de gas se traduce en una aceleración instantánea, casi eléctrica.

Al detenernos en el primer semáforo percibo que el nuevo asiento no permite alcanzar el suelo con tanta facilidad. La culpa es de un diseño más ancho en la punta, algo que notarán los más bajitos, como es mi caso. Las sensaciones a los mandos son tan positivas que olvido rápidamente el detalle para centrarme en lo verdaderamente importante, el motor y el comportamiento de la parte ciclo.



La aceleración es rotunda cuando enroscamos a fondo el puño derecho y aprovechamos para usar en pleno corazón de la ciudad el modo más suave de entrega de potencia, “T Mode”. Esto transforma el carácter haciendo la aceleración mucho más progresiva. De hecho reduce la potencia en torno a unos 8 CV y es ideal para situaciones de baja adherencia, como por ejemplo cuando el asfalto está mojado, pero como durante la presentación está completamente seco rápidamente retomamos el modo full power "S Mode". Es estimulante  disfrutar de su aceleración lineal y poderosa, sin fisuras.

prueba yamaha tmax 2017 p4Algo que verdaderamente comenzamos a disfrutar cuando encontramos las primeras carreteras que rodean la ciudad. La agilidad se conjuga con la estabilidad cuando circulamos a ritmos altos, sin perder nunca su proverbial capacidad para moverse con tremenda facilidad de curva en curva. Lo hace de forma precisa, transmitiendo una sensación de control al alcance de pocos scooters. Las geometrías de su chasis, evolucionadas durante sus 16 años de vida, se notan y mucho.

Además, las suspensiones trabajan de una forma muy efectiva y equilibrada pero siempre con ese talante deportivo que ya anuncia una horquilla invertida. Los ingenieros han trabajado en ellas, especialmente en la trasera, que ahora tiene un sistema de amortiguador horizontal completamente nuevo, cuyo funcionamiento progresivo está inspirado en el que usan las Yamaha R6 y R1. Por eso su comportamiento se adapta a las condiciones del terreno a la perfección incluso circulando a velocidades altas en carreteras con firme bastante irregular, como el de algunos tramos de la costa de Ciudad del Cabo. Y Yamaha además ofrece una regulación extra en esta versión DX como parte de un mejor equipamiento.

Otro apartado en el que sobresale es la frenada. Las pinzas de anclaje radial procedentes de la antigua R1 ofrecen la potencia y el tacto que se esperan de un vehículo de alta gama y corte deportivo; el ingrediente perfecto para cualquier situación por la seguridad que aporta, pero yendo rápido es cuando más apreciamos sus virtudes porque permite frenar donde y como queremos.

prueba yamaha tmax 2017 p6Con todo este cóctel, el nuevo Yamaha TMax es capaz de alegrarnos la vida tanto a diario como también los fines de semana a la hora de salir con los amigos a dar una vuelta por nuestro tramo de curvas favorito. La capacidad de inclinación da mucho margen para exprimir al máximo sus cualidades, tanto de motor como de parte ciclo que muestran una buena compenetración.

Y no podemos terminar este primer repaso sin hablar del hueco bajo el asiento; algo en lo que se ha hecho un esfuerzo para poder ofrecer más utilidad en el día a día. Ahora es más largo  y diría que algo más profundo. El resultado es que podemos guardar dos cascos jet sin problemas así como un integral, incluso modular. En este caso sobrará espacio generoso para otros equipajes.

En definitiva, tras los primeros kilómetros podemos afirmar que el nuevo Yamaha TMax 2017 vuelve a dar en el centro de la diana, planteando un duro panorama a la competencia que, en mi opinión, hoy por hoy solo puede atacar su elevado precio. Algo inevitable cuando un fabricante sabe que ofrece el producto en el que se tienen que mirar los demás, como es el caso.

TRES PRECIOS Y UN SOLO YAMAHA TMAX


Yamaha ofrece ahora versiones para adaptarse mejor a los gustos y necesidades de sus variada clientela. Por primera vez, el nuevo TMax 2017 se desdobla en tres variantes con diferente personalidad y equipamiento:

Yamaha TMax: 12.299 €
Yamaha TMax SX: 13.199 €
Yamaha TMax DX: 14.199 €
TMax "a secas", la esencia del modelo
La versión estándar estará disponible exclusivamente en color negro y se beneficia de todas las mejoras comentadas, mientras las variantes SX y DX ofrecen filosofías más individualistas.

Yamaha TMax SX, el más deportivo
La versión de más orientación deportiva, la SX, destaca por su color especial gris mate en combinación con negro y azul de las llantas. Una elección muy apropiada que se complementa con el negro de la versión básica. Además, aporta dos modos de conducción y la aplicación TMax Connect, con muchas e interesantes funcionalidades, entre ellas la más llamativa es el sistema antirrobo que permite localizar el scooter, bloquearlo completamente, activar el claxon y las luces, mientras se avisa desde su sistema de alerta para iniciar la búsqueda.

Yamaha TMax DX, equipamiento premium

La más turística DX está destinada a los más sibaritas y para ellos también hay un color azul mate distintivo muy elegante, aparte del negro. Además de lo que ofrece la SX, equipa puños calefactables, control de velocidad de crucero y pantalla ajustable electrónicamente. Las funcionalidades son tantas que incluso en las piñas vemos un poco de saturación de botones que se suman a los ya numerosos pulsadores para abrir/bloquear el asiento, la dirección, etc…