miércoles, 29 de marzo de 2017

PEUGEOT REPASA SUS CINCO MODELOS GANADORES DEL PREMIO COCHE DEL AÑO EN EUROPA QUE HAN CIMENTADO SU LAUREADA HISTORIA

El Peugeot 3008 es el primer SUV de la historia que ha ganado el galardón al Coche del Año en Europa tras alzarse con el premio este año. De esta manera, Peugeot se consolida como una de las marcas que más galardones europeos tiene con cinco modelos premiados: el 504, el 405, el 307, el 308 y el 3008.


Tras alzarse en 9 países de Europa de los 20 que participan (Austria, Dinamarca, Eslovenia, España, Francia, Grecia, Polonia, Portugal y, conjuntamente con otros modelos, en Rusia) el Peugeot 3008 ha sido galardonado con el premio Coche del Año en Europa 2017, consagrándose como el primer SUV que recibe este distintivo.

Pero durante sus más de dos siglos de existencia, Peugeot ha visto pasar diferentes modelos de gran éxito que han posicionado a la marca del león como una de las más galardonadas a nivel europeo. En total, cinco han sido los Peugeot designados como Coche del Año de Europa, si bien hay otros modelos míticos como el Peugeot 205, con su icónica versión GTi al frente, o el Peugeot 402, el primer convertible de la historia, que se han quedado en la retina de los amantes del motor por siempre.

El primer modelo que se alzó con el galardón al Coche del Año en Europa 2017 fue el Peugeot 504, en 1969. Destacó por su diseño dinámico, firmado por Pininfarina, que expresaba robustez, refinamiento y clasicismo. Al volante, destacó por su excelente agrado de conducción y su comportamiento en carretera. Llegó a los mercados con un equipamiento de lujo para la época, con cinturones de seguridad, radiocasete, frenos de disco en las 4 ruedas, dirección hidráulica, aire acondicionado y elevalunas eléctricos

Su fiabilidad y polivalencia le convirtieron en un modelo longevo, con varias versiones de carrocería, como berlina, coupé, familiar e, incluso, pick-up.

Precisamente, estas dos últimas versiones convirtieron a este modelo en el “Rey de la Carretera” en África. Se siguió fabricando en Kenia y Nigeria muchos años después de que cesara su producción en Europa.

El siguiente modelo de Peugeot premiado por Europa fue el Peugeot 405, en 1988.Definió la imagen de Peugeot a finales de los 80 y durante gran parte de los 90, retomando rasgos iniciados por el Peugeot 205. Destacó por ofrecer un gran placer de conducción, con suspensiones de alto nivel incluso en los acabados básicos. Equipó el primer turbodiésel del Grupo PSA, de 90 CV.

Sus prestaciones fueron clave para cimentar el éxito de los motores diésel en la marca. Fue el último Peugeot comercializado en Estados Unidos y, actualmente, sigue fabricándose en Irán y en Egipto. Tiene aún el récord de votos en el certamen: 54 de los 57 miembros del jurado le dieron la máxima puntuación. El Peugeot 405 T16 ganó el Rally Dakar en 1989 y 1990.

No fue hasta 24 años más tarde cuando Peugeot volvería a reinar en Europa con un modelo: el Peugeot 307, en el año 2002. Fue un modelo que supo encontrar un equilibrio óptimo entre una estética atractiva, inspirada en el Peugeot 206, y un interior funcional, espacioso y polivalente, con asientos traseros deslizantes. El confort estaba asegurado por un reglaje de suspensiones único, baja rumorosidad y un gran parabrisas, que aseguraba visibilidad y luminosidad. Sus frenos potentes lo hicieron muy sencillo de conducir. Por primera vez en el segmento, introdujo el filtro de partículas FAP, asociado con el motor 2.0 L HDi.

12 años más tarde, en 2014, un novedoso modelo de Peugeot volvería a hacerse con el premio Coche del Año en Europa: el Peugeot 308. Por su variedad de versiones, carrocerías y motores, que van de los 82 CV a los 270 CV, el Peugeot 308 encarnaba las diversas facetas de la nueva era de la Marca: es el Peugeot por excelencia actualmente.

Bajo su carrocería, de diseño elegante y equilibrado, se ocultaba la plataforma EMP2, un prodigio de flexibilidad, tecnología y eficiencia desarrollado por el Grupo PSA para las gamas media y alta de sus tres marcas.

Pero es en el interior donde se apreciaba el gran adelanto de la marca del león: el innovador puesto de conducción Peugeot i-Cockpit® brillaba con luz propia, si bien no fue el 308 el primer modelo en equiparlo, si fue el que lo usó de forma más marcada, con un volante compacto y pequeño, un sistema Head-Up Display que permitía consultar la información sin apartar la vista de la carretera, una consola central elevada y una pantalla táctil que ofrecía una conducción más intuitiva.


Y, por último, el gran SUV de Peugeot, el único en su segmento que se ha hecho con este galardón hasta ahora: el Peugeot 3008. Tanto por su revolucionario Peugeot i-Cockpit® de última generación, sus posibilidades casi ilimitadas de personalización gracias a la opción Amplify, como por su diseño modernista, sus múltiples sistemas de ayuda a la conducción, su arquitectura optimizada o sus equipamientos high-tech de mínimo consumo y gran sostenibilidad medioambiental, el nuevo SUV Peugeot 3008 ha conseguido, en muy poco tiempo, ser uno de los modelos más elegidos por el gran público en su segmento y acaparar premios nacionales e internacionales.