miércoles, 29 de marzo de 2017

OPEL INSIGNIA GRAND SPORT: BUENAS LUCES PARA LA SEGUNDA GENERACIÓN

Una de las grandes novedades de la últimamente de moda Opel para este 2017 es la segunda generación del Insignia, piedra de toque de la firma alemana de General Motors (que en breve veremos dentro del Grupo PSA) en la gama media.

Tras su presentación mundial en el pasado Salón de Ginebra, la segunda generación del Opel Insignia se presenta en sociedad, con la primera de sus dos versiones, la berlina coupé de cinco puertas denominada Insignia Grand Sport.


La primera generación del Open Insignia, que vio la luz en el año 2008, supuso un éxito desde el mismo momento de dicho arranque, no en vano el recién nacido vehículo fue elegido 'Coche del Año en Europa 2009'. Desde el momento de su nacimiento, el Insignia se posicionó como buque insignia de la firma alemana de General Motors en el segmento medio y como alternativa a modelos medios de marcas Premium, pero evidentemente con un precio mucho más competitivo.

Con el nuevo Insignia estamos, de nuevo, ante un compendio de las dos características que más se imponen en los últimos tiempos a la hora de comprar un vehículo: diseño + tecnología. Inspirado en el prototipo Opel Monza, que pudimos ver en el ya lejano año 2013, que nos mostraba unas líneas ágiles, estiradas y, sobre todo, futuristas, la deportividad impera en un diseño ciertamente arriesgado, y acertado, para una berlina, aunque sea de tamaño medio.

El Insignia Grand Sport (nueva denominación para la carrocería de cuatro puertas, que compartirá concesionarios con el Insignia Sports Tourer, de carácter familiar), para no incumplir los cánones de diseño del mercado en los últimos tiempos, tiende al aumento de tamaño en todas sus magnitudes y a una reducción general de peso (que, según versión, puede llegar a ser de hasta 175 kilos), gracias a la utilización de materiales más ligeros en su construcción. Con todo ello, y como es lógico, el interior gana en amplitud y comodidad para sus ocupantes, que cuando sean cuatro viajarán con un alto grado de comodidad, que tampoco descenderá de forma dramática si se añade un ocupante más.

El otro apartado de moda, la tecnología, brilla por su presencia en el nuevo Insignia. Hablamos de, entre otras funcionalidades, un novedoso e impresionante sistema adaptativo de iluminación matricial (llamado IntelliLux), con 32 segmentos LED, que lleva el alcance de las luces largas hasta los 400 metros; capó activo para mejorar la protección de los peatones; sistema de chasis adaptativo; tracción integral inteligente como opción; head-up display; cámara de 360 grados con vista de pájaro; control de crucero adaptativo con frenado automático de emergencia; sistema multimedia IntelliLink; asientos ergonómicos Premium; asientos traseros con calefacción; apertura del portón trasero con un gesto con el pie, etc.

En cuanto a los motores, el Insignia Grand Sport cuenta con propulsores gasolina (1.5 Turbo de 140 CV, completamente nuevo, y 2.0 Turbo de 260 CV) y turbodiésel (del 1.6 de 110 CV al 2.0 de 170 CV), con transmisiones manuales de seis velocidades y automáticos de ocho.


El nuevo Opel Insignia Grand Sport, que llegará, al igual que su hermano ranchero Insignia Sports Tourer, en el mes de junio, contará con una horquilla de precio que tenderá entre los 28.658 y los 37.488 euros.