jueves, 23 de marzo de 2017

INICIO DE PRODUCCIÓN DEL NUEVO OPEL INSIGNIA

Más de 500 millones de euros de inversión en la preparación de la producción.

Un Insignia Grand Sport blanco, con motor diesel de 2.0 litros y 170 CV fue el protagonista.
El CEO de Opel, Dr. Neumann, enfatiza la importancia del nuevo modelo.



 Una nueva era ha comenzado en la fábrica de Opel en Rüsselsheim (Alemania) con la salida de la línea montaje del primer Insignia Grand Sport producido oficialmente en serie. "Llevábamos tiempo deseando que llegara este momento y, por fin, ha llegado. Ha sido un día muy importante para Opel y para la planta de Rüsselsheim", dijo ayer el presidente consejero delegado del Grupo Opel, Dr. Karl-Thomas Neumann, durante la ceremonia de inicio de la producción en serie de la segunda generación del Opel Insignia. "Hemos invertido más de 500 millones de euros en la preparación de la producción de la segunda generación de nuestro modelo de representación".

Un Insignia Grand Sport, de color blanco y con motor 2.0 litros diesel de 170 CV, fue el protagonista de la jornada al final de la línea de producción de Rüsselsheim.

Por su parte, el vicepresidente del Comité de Empresa, Uwe Baum, añadió: "El equipo de Rüsselsheim ha demostrado una vez más su capacidad para realizar lanzamientos que permiten fabricar productos de máxima calidad desde el inicio. El Comité de Empresa está especialmente agradecido a todos ellos en el día de hoy, ya que el nuevo Insignia es una parte muy importante del futuro de Opel".

Los tres primeros coches de producción están destinados a Polonia, Dinamarca y Alemania. El nuevo buque insignia de Opel acaba de hacer su estreno mundial oficial en el Salón del Automóvil de Ginebra y llegará a las exposiciones de los concesionarios a partir de este verano.

El Dr. Neumann confía en que la nueva edición del Opel Insignia continuará el éxito de su predecesor. Hasta la fecha, se han vendido 940.000 unidades de la primera generación del Insignia - Coche del Año en Europa 2009 - convirtiéndolo en el cuarto modelo de Opel más vendido.

Basado en una arquitectura de vehículo totalmente nueva, el nuevo Insignia es hasta 200 kilos más ligero que su predecesor, cuenta con una posición de conducción más baja y un interior más espacioso. Destaca su diseño atlético al mismo tiempo que elegante junto con varios elementos que reflejan la alta tecnología que equipa, como es el sistema inteligente de tracción total con reparto vectorial de par - distribución individual del par a las ruedas individualmente en milisegundos.


El nuevo Insignia también ofrece una amplia serie de sistemas de asistencia al conductor que contribuyen a la seguridad y hacen que la conducción sea más cómoda y relajante, como los faros matriciales IntelliLux LED® de segunda generación, el control de velocidad adaptativo (ACC) y la asistencia activa de Mantenimiento de Carril con corrección automática de la dirección.