sábado, 11 de marzo de 2017

GOODYEAR PRESENTA INTELLIGRIP URBAN: UN PROTOTIPO DE NEUMÁTICO INTELIGENTE PARA LAS FLOTAS URBANAS DEL FUTURO

El prototipo de neumático Goodyear IntelliGrip Urban tiene como objetivo proporcionar mayor seguridad y eficiencia energética, ofreciendo soluciones para la futura generación de flotas urbanas de coches eléctricos y autónomos

 En el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2017, Goodyear presentó el aspecto del que podría ser el neumático del futuro a corto plazo. El prototipo de neumático IntelliGrip Urban está diseñado para la futura generación de vehículos compartidos, eléctricos y autónomos, en zonas urbanas.


El transporte bajo demanda (o el coche compartido) como alternativa a los taxis tradicionales, los coches de alquiler o la conducción de vehículos particulares ya no es la única opción que barajan los millennials. El valor en la comodidad de la inmediatez, ubicación y forma de pago atrae a todos los sectores demográficos, convirtiendo los servicios de coche compartido en la corriente del momento. La tendencia hacia la vida urbana crea un entorno ideal para la adopción de estos nuevos modelos de transporte.



"Centrados en vehículos para las zonas urbanas del futuro, las características técnicas del prototipo de neumático IntelliGrip Urban aspiran a aumentar el tiempo de actividad y mejorar la eficiencia energética.Esto es crucial para que los proveedores de 'Movilidad como Servicio' ofrezcan un mejor servicio de transporte a sus clientes", dijo Jean-Claude Kihn, Presidente de Goodyear para Europa, Oriente Medio y África.

El Goodyear IntelliGrip Urban, con su avanzada tecnología Sensor-in-Tire, es un neumático inteligente diseñado para complementar los sistemas de control de los vehículos autónomos, mejorando la seguridad de los pasajeros. El prototipo de neumático es sensible a la carretera y a las condiciones meteorológicas. Reuniendo estos datos y enviándolos directamente al sistema informático del vehículo, permite al coche optimizar velocidad, frenado, manejabilidad y estabilidad.

La futura generación de flotas autónomas operará en un entorno complejo, con otros vehículos, conductores, peatones y datos de todos los elementos que integran el Internet de las Cosas. Neumáticos como el Goodyear IntelliGrip Urban podrían desempeñar un papel crucial en este ecosistema en constante evolución.

Además, los operadores de flotas se beneficiarán de la forma alta y estrecha del neumático, que reduce la resistencia a la rodadura, aumentando así la eficiencia energética y la autonomía de las flotas de vehículos eléctricos en el entorno urbano. La tecnología de sensores del IntelliGrip Urban también permitirá a los operadores identificar y resolver con precisión los problemas relacionados con los neumáticos antes de que éstos sucedan.

CARACTERÍSTICAS Y PRINCIPALES BENEFICIOS

El IntelliGrip Urban permitirá a las flotas monitorizar sus vehículos y neumáticos en tiempo real, ofreciéndoles una ventaja competitiva, al mismo tiempo que les ayuda a incrementar su rentabilidad, gracias a las siguientes características clave:

Tecnología Sensor-in-Tire, que ayuda a los coches autónomos a realizar una mejor lectura de las condiciones de la carretera, reforzando y mejorando la seguridad y tranquilidad de los pasajeros. Toda la flota puede beneficiarse del crucial intercambio de información Tire-to-Vehicle a través de la nube.
Mantenimiento proactivo, que permite a los operadores de flotas identificar y resolver con precisión posibles problemas de seguridad relacionados con los neumáticos antes de que ocurran. Una única solución muy fácil de usar para maximizar el rendimiento del neumático y planificar el mantenimiento proactivo, que ayuda a reducir el coste total de las operaciones y mejora la vida útil, eficiencia y sostenibilidad de la flota.
La forma alta y estrecha del neumático reduce la resistencia a la rodadura, incrementando así la eficiencia energética y la autonomía de la flota de coches eléctricos en un entorno urbano. La forma del prototipo de neumático también contribuye a mejorar la resistencia al aquaplaning, lo que permitió a los diseñadores de Goodyear disminuir el número de surcos en el neumático, aumentando el kilometraje y reduciendo los niveles de ruido que éste emite.

El especial diseño de la huella proporciona agarre tanto en condiciones de invierno como de verano en entornos urbanos, maximizando el tiempo de actividad y optimizando la eficiencia para las flotas.