jueves, 23 de marzo de 2017

EL NUEVO CITROËN C3 INCORPORA LA EFICIENCIA Y LA ECONOMÍA DEL GLP, CON LA ETIQUETA “ECO” DE LA DGT

El gas licuado de petróleo (GLP) llega a la gama del Citroën C3, con una adaptación del motor gasolina PureTech 82, que le permite funcionar con ambos combustibles.

Esta versión GLP tiene como puntos fuertes el menor precio de este carburante, también conocido por el nombre comercial "Autogás", y su menor consumo. Un ahorro que se consigue sin perder prestaciones.
Los vehículos que se mueven con este combustible tienen la consideración "ECO" de la DGT.



Nuevo Citroën C3 PureTech 82 GLP, desde 15.000 euros.
Citroën lanza en el emergente mercado de los vehículos propulsados con GLP una versión del Nuevo Citroën C3 Feel, basada en la motorización PureTech 82. Esta adaptación permite circular, indistintamente, con gasolina o gas licuado de petróleo. Está disponible bajo pedido, desde 15.000 euros, en toda la Red Comercial Citroën.

Para optimizar las prestaciones del motor PureTech 82 al funcionar con GLP, se ha incorporado una culata específica, en la que se han reforzado tanto las válvulas como sus asientos. Este vehículo dispone de un depósito toroidal de Autogás de 33,6 litros, situado en el compartimento del maletero destinado a la rueda de repuesto, con lo que no se pierde espacio de carga. El repostaje se realiza a través de una válvula de seguridad situada junto al tapón de la gasolina.

Con un precio entre un 40% y un 50% menor que el de la gasolina y un menor nivel de consumo y emisiones de CO2, el GLP o Autogás tiene cada vez más adept@s. En Italia, dos millones de vehículos circulan con este combustible, sobre todo modelos del segmento B. En Polonia, se ha llegado a la cifra de 3 millones de automóviles. Mención especial merece Turquía, con un 40% del parque móvil preparado para funcionar con este carburante.


Hasta hace algunos años reservado a taxis y vehículos de transporte público, este combustible avanza, poco a poco, en España, donde ya están operativas 555 estaciones de servicio de Autogás y circulan 55.000 vehículos con GLP. Además de suponer una importante reducción en los gastos de carburante, los vehículos que se mueven con este combustible tienen la consideración de automóviles "ECO" por la DGT, con lo que las personas que los utilizan en su día a día pueden disfrutar de importantes bonificaciones. En algunos casos, la etiqueta "ECO" les permite, incluso, aparcar sin coste en las zonas de estacionamiento regulado de las grandes ciudades.