lunes, 13 de febrero de 2017

VOLVO LANZARÁ SU PRIMER COCHE ELÉCTRICO EN 2019: TENDRÁ UNA BATERÍA DE 100 KWH

Volvo sigue avanzando de forma progresiva hacia un futuro prometedor. Tras haber resucitado en manos de la china Geely, logrando pasar del borde de la quiebra a no poder abastecer la demanda, la firma sueca se adentrará en el mercado de coche eléctricos en 2019 por todo lo alto: con una batería de 100 kWh.



Así lo ha confirmado en el 'SAE 2017 Hybrid & Electric Vehicle Technologies Symposium' Mats Anderson, director de vehículos eléctricos en Volvo, quien ha desvelado cómo será el plan de hibridación y electrificación de la firma.

Comenzando por su debut en los eléctricos, aunque no hay confirmación oficial, la marca desarrollará una nueva plataforma -'Modular Electrification Platform' (MEP)-, que permitirá desarrollar coches con potencias de 100 a 450 kW con paquetes de baterías de hasta 100 kWh, tal y como informan desde Green Car Congress. Esto se traduce en una autonomía que rondaría fácilmente los 500 km, si bien, su rango depende de la eficiencia de cada coche.

Todavía no se conoce si esa transformación eléctrica se hará sobre su gama de modelos ya existente o se apostará por incluirlo en los nuevos. En cualquier caso, la opción más lógica es que se añada en los prototipos que presentó en mayo del año pasado, 40.1 Concept y 40.2 Concept, los cuales montarán ya sobre la nueva plataforma modular compacta o CMA (Compact Modular Architecture).

Por otra parte, Volvo quiere acercar las mecánicas híbridas a toda su clientela, lo cual pasa por incorporarla a los modelos más asequibles. En la actualidad, solo los tres coches de la Serie 90 son los que gozan de estos sistemas de propulsión, con lo que el objetivo para 2018 es añadir a las versiones inferiores una nueva plataforma Twin Engine FWD (tracción delantera) menos potente que la T8 Twin Engine de 4 cilindros que montan el V90, XC90 y S90. En este caso, un motor de gasolina de tres cilindros trabajaría junto con un motor eléctrico de 55 kW y una batería de ion-litio de 9,7 kWh para impulsar el coche. Su autonomía 100% eléctrica será de 50 km.

Un año más tarde, en 2019 coincidiendo con el eléctrico, Volvo introducirá también las versiones Mild Hybrid de 48V, para motores gasolina y diésel, con un motor eléctrico de 10 kW inicialmente asociado a una batería iones de litio de 0,25 kWh para alimentar el motor. Además, otra pila independiente de 12V proporcionará energía al sistema auxiliar.


El objetivo de Volvo es tener para 2025 un millón de unidades propulsadas con motor eléctrico en las carreteras de todo el mundo. Asimismo, en 2021 Volvo lanzará al mercado su primer coche totalmente autónomo.