martes, 21 de febrero de 2017

UNOS 304 PUNTOS PIERDEN LOS SEVILLANOS AL VOLANTE



Las sanciones descendieron el año pasado un 25%. Desde la entrada en vigor del permiso por puntos, se han retirado 11.788 carnets

Desde el 1 de julio de 2006 todos los españoles que tenían el carnet de conducir y aquellos que se lo sacaron a partir de entonces tienen en sus manos un documento que funciona por un sistema de puntos. Es bien sencillo, si usted es un buen conductor acumulará puntos hasta llegar a un máximo de 15, pero si comete infracciones, además de la correspondiente sanción, se le detraerá una cantidad en función de la gravedad de los hechos. Si pierde todos tendrá que volver a examinarse.


Los sevillanos se dejan cada día 304 puntos en las carreteras por las sanciones al volante. Esa es la cantidad que se perdieron cada día del año pasado, en el que se retiraron un total de 111.103 puntos como consecuencia de las 34.284 sanciones impuestas a 32.350 conductores, según los datos ofrecidos por la Jefatura Provincial de Tráfico en Sevilla. Esto supuso que 804 sevillanos perdieran la vigencia de su carné por pérdida total de puntos. Los principales motivos siguen siendo, por este orden, la velocidad, el uso del teléfono móvil y el alcohol; y los hombres siguen encabezando estas estadísticas, muy por encima de las conductoras, a las que solo les fue retirado el carnet en 74 ocasiones.

De esta forma, desde que comenzara este sistema del carné por puntos, el 1 de julio de 2006, son ya 11.788 los conductores que han perdido la vigencia del mismo por la pérdida total de estos. En este tiempo, se han detraído ya 1.794.300 puntos con un total de 399.399 sanciones que cometieron 587.935 infracciones. Como dato curioso, de todas estas retiradas ni siquiera un millar, 987, son mujeres. El resto, 10.801 son hombres, es decir, casi un 92 por ciento. En el cómputo anual han sido solo 74 mujeres, frente a los 730 hombres. En total, 804 carnés retirados por pérdida total de puntos, lo que supone que cada día dos sevillanos se quedaron sin su permiso.

Sin embargo, por muy abultados que puedan parecer estos datos, lo cierto es que este último año se ha producido una bajada del número de sanciones muy importante, con un descenso del 25 por ciento. También, en 2016 los conductores han perdido menos puntos. Una tendencia que confirma la de años anteriores, aunque este último año ha sido aún mayor. Así, si en 2013 fueron 54.158 las sanciones cometidas, la cifra bajó hasta las 46.611 al año siguiente, y a las 45.884 de 2015. Este año la cifra de sanciones bajó hasta las 34.284, es decir, 11.600 menos. En cuanto al número de puntos, si en 2013 los conductores sevillanos perdieron 160.000 puntos, en 2014 fueron 155.135; mientras que en 2015 fueron 147.77o y 111.103 durante el pasado año. Esto significa 36.667 puntos menos que el curso anterior, es decir, casi un 25 por ciento.

El número de carnet retirados también ha bajado después de que el año pasado aumentara. Así, si en 2015 se pedieron un total de 886 licencias, y en 2014 fueron 858; este año han sido 804. Esto refleja que los sevillanos son cada vez más prudentes al volante, ante la bajada constante de sanciones y de puntos perdidos, aunque también favorecen ciertos factores como las campañas de concienciación y los controles de alcoholemia. No obstante, el fiscal de Seguridad Vial, Luis Carlos Rodríguez León, recuerda que hay ciertas conductas al volante que se consideran delitos y que «el porcentaje de condenas por reincidencia es muy alto». Incluso, «son muchos los conductores que han sido condenados varias veces por conducir sin carnet». En esos casos, «acaban en prisión por reincidencia. Actualmente, puede haber un centenar» en las cárceles de Sevilla.

Los motivos por los que se pierden siguen estando encabezados por el exceso de velocidad, hecho por el que fueron sancionados 12.090 conductores en Sevilla durante 2016, frente a los 15.031 del año pasado. Las sanciones que fija la ley van desde los 100 euros y ningún punto, hasta los 600 euros y seis puntos. En segundo lugar, está el uso del móvil al volante, con 6.614 conductores, mientras que en 2015 fueron 7.109 conductores. Una sanción por la que se pierden tres puntos.

El consumo de alcohol se mantiene en tercer lugar, gracias a las campañas que se han llevado a cabo por la Dirección General de Tráfico (DGT) y al hecho de que dependiendo de la tasa puede llegar a considerarse delito. De esta forma, 4.385 sevillanos fueron multados por el consumo de alcohol (que supone la pérdida de 4 a 6 puntos), cuando el año pasado fueron 5.967 sevillanos. Las multas por consumo de droga son las que se han disparado este año, ya que se han contabilizado 953 frente a las tres de 2015, en gran parte, porque ya se realizan controles específicos para detectar estas sustancias al volante.