martes, 28 de febrero de 2017

LUIS MONTORO ALERTA DE TODOS LOS PROBLEMAS DEL COCHE AUTÓNOMO: “LA TECNOLOGÍA NOS ESTÁ CEGANDO”

Para el presidente de FESVIAL, "queda mucho por hacer para llegar al nivel 5 y son tecnologías muy complejas, caras, vulnerables y con tal nivel de mantenimiento, que habrá que plantearse si su implantación es viable y rentable".

'Technology Review' ha recogido 150 problemas graves que están por solucionar sobre el coche autónomo.
"Vivimos en una época peligrosa, con muchos inventos y pocas reflexiones. No se puede pensar en coche autónomo solo en términos de tecnología, porque afecta al entono, las personas, la economía y la sociedad".



 La II Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial, organizada por Seguridad Vital (RTVE) y FESVIAL, y promovida por Carglass® España, está siendo un rotundo éxito por la calidad de las ponencias y el numeroso público invitado. Gregorio Serrano, director general de la DGT; y Luis Montoro, presidente de FESVIAL, abrieron la jornada con sus discursos.

El 'Horizonte 2020' de la Unión Europea (UE), el papel de la infraestructura en la seguridad vial en España (AEC), el presente y futuro del coche automatizado (Bosch), el desconocimiento de la tecnología por parte de usuarios y profesionales (FESVIAL), la conducción autónoma y el aseguramiento de vehículos (Centro Zaragoza), los 20 años del sistema Onstar (Opel), la aplicación de los sistemas inteligentes de transporte a la seguridad vial (ITS) y el papel del cristal en la conectividad, autonomía y movilidad del vehículo del futuro (Belron); son los temas y ponencias de esta jornada.

Coordinada y presentada por Carlos García-Hirchsfeld, director del programa Seguridad Vital de RTVE, la jornada ha contado con la colaboración de la Dirección General de Tráfico, AEC, Belron® Technical, Bosch, Centro Zaragoza, CDTI, ITS España, Opel y la Unión Europea.



Luis Montoro: "Es imposible programar vehículos que predigan lo que van a hacer otros vehículos y peatones, para eso haría falta la inteligencia artificial"

Luis Montoro, presidente de FESVIAL, habló largo y tendido del coche autónomo, alertándonos de que "vivimos en una época peligrosa, con muchos inventos y pocas reflexiones. Hay mucho a debatir y por eso tienen sentido jornadas como las que hacemos aquí". Y es que, para el catedrático de seguridad vial, "no se puede pensar en coche autónomo solo en términos de tecnología, porque estas tecnologías afectan al entono, las personas, la economía y la sociedad. En esta segunda revolución del automóvil el optimismo tecnológico, que no se dio en el Siglo XIX en la primera, quizá nos está cegando para ver que existen muchas cuestiones más allá de la tecnología".

Montoro enumeró algunas de esas cuestiones: "¿Qué seguro va a tener?, ¿A qué edad se podrá usar?, ¿Quién tendrá la responsabilidad en un accidente?, ¿Quién decidirá el dilema moral en una situación complicada?, ¿Qué formación tendremos? ¿Van a desaparecer millones de conductores profesionales? ¿Habrá policías de tráfico y multas? ¿Quién controlará el mantenimiento de los sistemas laser, radar, cámaras y satélites de los coches autónomos?".

El presidente de FESVIAL tiene muy claro que "antes de llegar al nivel 5 de conducción autónoma, queda mucho por hacer en lo tecnológico, pero sobre todo en lo legal, personal y social. La revista Technology Review ha recogido 150 problemas graves que están por solucionar sobre el coche autónomo. Afirman que actualmente es imposible programar vehículos que predigan lo que van a hacer vehículos y peatones, que para eso haría falta la inteligencia artificial. Según muchos expertos, en el nivel 5 el coche autónomo ha de ser propositivo, creativo y anticipativo, algo imposible de programar hoy en día".

Para Montoro, "hoy en día se registran fallos graves en conducción nocturna, o con lluvia, nieve o niebla. Los sistemas autónomos actuales necesitan un tiempo de análisis y reacción ante algunas de las miles de situaciones que se pueden encontrar; a veces, hasta 7 segundos para pensar y reaccionar. También existen problemas para reconocer señales y marcas viales si no están perfectamente mantenidas. Hay limitaciones graves en reconocimiento de peatones y ciclistas, por ejemplo si un peatón se agacha en un paso de cebra... ". Y siguió enumerando posibles riesgos de esta tecnología: "Hay también riesgo de pirateo e interferencias entre coches. Y otros, como no reconocer el alto de un policía...".

Los propios sistemas del coche también pueden resultar una amenaza para la seguridad. "Otro problema grave es la comunicación en tiempo real con los satélites que guían al coche, si hay una pequeña desconexión, puede haber un accidente. O si se ensucia una cámara, por ejemplo, por el excremento de un pájaro, el coche pude tener graves problemas. Con las marcas viales ya se ha demostrado que solo con un puntero láser y un reflejo de luz se puede engañar a coches autónomos"...

La conclusión final de Luis Montoro es que "queda mucho por hacer para llegar al nivel 5, aunque nadie duda que se llegará. Eso sí, son tecnologías muy complejas, caras, vulnerables y requerirán tal nivel de mantenimiento, que habrá que plantearse si la implantación es viable y rentable, aunque sea técnicamente posible".



La importancia de las jornadas sobre Tecnología y Seguridad Vial

La II Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial, organizada por Seguridad Vital (RTVE) y FESVIAL, y promovida por Carglass® España, se ha celebrado en Madrid, el 28 de Febrero en la sede de la Fundación Rafael del Pino, con el objetivo de profundizar en un debate sobre el futuro que representan las nuevas tecnologías en los vehículos y su vinculación directa con la seguridad vial y la reducción de la siniestralidad.

Gregorio Serrano, director general de Tráfico, valora muy positivamente este evento: "La seguridad vial es un asunto que nos afecta a todos como ciudadanos, bien sea como conductores, peatones o como pasajeros; así que valoro muy positivamente los eventos y actuaciones que supongan dar más visibilidad a un fenómeno como es el de la movilidad segura y sostenible. Además, las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías aplicadas a los vehículos y las infraestructuras son esenciales para reducir los accidentes de tráfico y las víctimas que éstos generan", asegura.

Luis Montoro, Catedrático de Seguridad Vial y presidente de FESVIAL, también cree que es muy importante realizar eventos de este tipo: "De la tecnología de los vehículos depende muchas veces la vida o la muerte de los que circulan por las carreteras. Por ello es muy importante realizar actos en los que se pueda reflexionar, debatir, informar y conocer los avances tecnológicos que se producen, su importancia en la seguridad vial, sus posibles mejoras o problemas, su impacto sobre el comportamiento de los conductores, etc. En ese contexto, es evidente la oportunidad, necesidad y utilidad de hacer estas jornadas", asegura.
Para más información, se puede acceder a la web www.tecnologiayseguridadvial.es.



Carglass se adapta a las nuevas tecnologías de los vehículos

Cada vez son más los vehículos que están equipados con cámaras que detectan las líneas que delimitan los carriles de la carretera alertando del cambio involuntario de carril o la proximidad de un obstáculo activando el frenado automático... En la mayoría de los casos estos sistemas de asistencia a la conducción necesitan ser calibrados una vez que ha sido necesaria la sustitución del parabrisas o una labor de mantenimiento.

En opinión de Amaro López, Director General de Carglass®España, "Es nuestra responsabilidad como profesionales de la cristalería del automóvil, cumplir con los requerimientos que nos dictan los fabricantes, como es en este caso la calibración de cámaras una vez sustituido el parabrisas".

"Hay que tener muy presente que el parabrisas es una pieza fundamental en la resistencia estructural del vehículo y una pieza clave para el correcto funcionamiento del airbag. Ahora el parabrisas, se utiliza para instalar cámaras y sensores de ADAS" asegura Amaro López.


A medida que los sistemas de seguridad más avanzados van creciendo exponencialmente en nuestro parque automovilístico, la necesidad de contar con la adecuada tecnología de calibración de sensores se hace cada vez mayor, ya que un sistema mal calibrado que recibe una señal errónea o imprecisa podría reportar indicaciones o tomar decisiones erróneas que afecten a la conducción y a la seguridad.